Síguenos

«Sin compromiso»: Las nuevas reglas del juego

Críticas

«Sin compromiso»: Las nuevas reglas del juego

Ficha película Sin compromisoSinopsis Sin compromisoCartel Sin compromisoImágenes Sin compromisoTráiler Sin compromisoEscenas Sin compromisoEntrevistas sobre Sin compromiso
Previa estreno Sin compromisoCríticas Sin compromisoComentarios Sin compromiso

Pese a lo previsible que pueda parecer la propuesta, «Sin compromiso» es una interesante deconstrucción del mundo de la pareja sin tabúes, con dos personajes protagonistas que demuestran cierta profundidad emocional.

En el prólogo de «Sin compromiso» (ver tráiler), asistimos a una recapitulación que nos pone al día, de forma fragmentada y ágil, en tres momentos insólitos, de los antecedentes de la historia de amor de la que vamos a ser testigos. Empieza con una humillación adolescente que ya nos pone sobre la pista: la parte masculina será aquí la maltratada, la emocionalmente a la deriva en una relación alérgica al compromiso. Intersección, pues, entre los nuevos tiempos del relato romántico —una apertura que comparte plenamente el espíritu deconstructivo de «500 días juntos» (Marc Webb, 2009)— y la constatación de que la masculinidad es un valor en crisis en la última comedia americana —las películas del clan Apatow, por supuesto, pero también ejemplos anteriores como «Ejecutivo agresivo» (Peter Segal, 2003)—.

La última película de Ivan Reitman llega a estas conclusiones por vías insospechadas. La conversión del canadiense de gurú de la comedia de los ochenta a especialista de comedias románticas dejó en el camino la poco estimulante «Seis días y siete noches» (1998) y la simpática en su premisa, pero decididamente boba «Mi super ex-novia» (2006), títulos ambos tan medianos como previsibles de antemano. Resulta llamativo, pues, que sea esta, la más predecible de sus historias —amigos inician relación sin ataduras y acaban pillándose, con el consabido final—, con la que el director demuestre más signos de madurez en esa nueva etapa: «Sin compromiso» es una romcom (1) consciente de las evoluciones del género al que pertenece, siempre dispuesta a hacer inventario y desmontar el mundo de una pareja con todos sus tabúes, palabras prohibidas, cariños no confesados, roces estipulados y actitudes tácitas. Y lo que es mejor, hacerlo sin complejos y reflexionando en voz alta sobre penes o follamigos —casi la única postura sensata cuando Apatow y los suyos marcan la tendencia—, y hasta con un chiste sobre la posibilidad de visionar un miembro en 3D.

En esta heredera discreta de aquel encuentro entre Harry y Sally, Natalie Portman y Ashton Kutcher demuestran, entre revolcón y revolcón, cierta profundidad emocional de sus personajes siempre de agradecer —no así los secundarios, comparsas apenas sin dibujar—. A través del bloqueo afectivo de ella y el desamparo del enamorado de él, no es difícil creerse el post-despertar amargo en el que la pareja se ha descubierto abrazada —y con ropa— , o un desconcertante plano final en el que la incertidumbre frente al futuro se sella con dos manos entrelazadas bajo una pregunta: «¿Y ahora qué?».

Calificación: 6/10

(1) Romcom: Comedia romántica

En las imágenes: Fotogramas de “Sin compromiso”, película distribuida por Paramount Pictures Spain © 2011 Paramount Pictures, Cold Spring Pictures, Spyglass Entertainment y Montecito Picture Company. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir