Síguenos

«Sin frenos»: A piñón fijo

Críticas

«Sin frenos»: A piñón fijo

David Koepp propone un divertido thriller de acción que bajo su estructura palomitera y comercial esconde contenidos jugosos casi propios de propuestas más independientes. Noventa minutos de vértigo y efectivo entretenimiento.

Wilee (Joseph Gordon-Levitt) es uno de los 1.500 mensajeros en bicicleta de la ciudad de Nueva York. Y una ex-compañera de la universidad, Nima (Jamie Chung), necesita una entrega urgente muy importante. David Koepp, uno de los más reconocibles profesionales del Hollywood de las últimas décadas, se abandona con su quinto largometraje, “Sin frenos” (ver tráiler), a las delicias del cine palomitero comercial de aire independiente y contenido jugoso en sus lecturas más allá del frenetismo reinante en la propuesta. Dirige y firma, por supuesto, la segunda labor en compañía de John Kamps, con quien ya ha colaborado en ocasiones anteriores. Hay que decir que este thriller de acción ha sido un fracaso considerable en la taquilla USA; suerte por aquí, amigos…

«No puedo parar. Ni quiero». Simpática, divertida, veloz como la mente y las piernas de su protagonista, la película se beneficia de un muy buen diseño de producción ─y una gran edición de Derek Ambrosi y Jill Savitt─ que dinamita su trama central con sobreimpresiones de textos, recorridos vertiginosos de mapas a escala, flashbacks explicativos, anticipaciones premonitorias de rutas a seguir y accidentes a esquivar y un bombardeo de recursos visuales que afortunadamente no agotan por abusivos, más bien todo lo contrario: enmascaran lo que pretende Koepp con un descaro soslayado pero progresivamente evidente, que no es otra cosa que cantar a la independencia de la juventud al filo de la adultez definitiva en este mundo castigado desde arriba por al abuso de poder. Y del enfrentamiento alocado entre el que clama y el que ya se ha sometido ─pagando esquizoides consecuencias─ se encuentran muchas de las virtudes del conjunto.

Esa mala leche esencial que grita que la libertad es posible en la jungla de asfalto, inteligentemente presentada y diseminada a lo largo de los escasos noventa minutos de proyección, salva las excesivas idealizaciones de esta ficción que abraza el disparate superficial con un acierto intachable. Como cabezas de cartel, Joseph Gordon-Levitt y Michael Shannon van sobradísimos en su desbarre paródico, el primero en perpetua epifanía sobre ruedas y el segundo aplicando filosofía corrupta de baratillo en su retorcido modo de imponer la ley; entre medias, más allá de una fresca Dania Ramirez y un hormonado Wolé Parks, hay que hacer una referencia a Christopher Place, que con cada aparición marca un candoroso punto de anclaje que en parte reconcilia al cineasta con los estamentos clásicos de la capital del mundo. “Sin frenos”, tan recomendable como imposible de tomar en serio, tan idealista como volátil.

Calificación: 7/10


Imágenes de “Sin frenos”, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2012 Pariah Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Lo más leído

Subir