Síguenos

“Slumdog millionaire”: ¿Quién quiere ser millonario?

Críticas

“Slumdog millionaire”: ¿Quién quiere ser millonario?

En ocasiones, las barreras culturales se revelan difíciles de franquear y lo que puede apasionar en un contexto socio-cultural, puede resultar indiferente en otro completamente distinto. Con las películas de Bollywood esta afirmación gana fuerza cuando atendemos a su incidencia y efecto en contextos occidentales. Y sin embargo, algo hay en ellas que responde a las exigencias de un espectador que no entiende de esas barreras: su capacidad para aunar todo lo que el respetable espera de un gran filme. En ellas encontraremos drama, aventuras, acción, romance y hasta pasajes musicales. Ni más ni menos aquello que nos ofrece “Slumdog millionaire”, un magnífico entretenimiento occidental que conserva una cierta esencia bollywoodiense para componer una cinta fascinante.

Danny Boyle vuelve a mostrar su inmenso poder y pericia para saltar de género y coordenadas con pasmosa facilidad. Boyle, recordemos, es tan capaz de ejecutar una obra tan apabullante como “Trainspotting” para luego consumar el desastre con “La playa”, tan capaz de revolucionar el subgénero de los zombis en “28 días después” como de tirar por tierra en su tramo final el gran ejemplo de ciencia-ficción que hubiera sido “Sunshine”. El brillante, imprevisible y excesivo Boyle vuelve hoy a dar lo mejor de sí con una propuesta hecha a su medida, un cuento sobre los designios del azar y el destino que llevan a un huérfano analfabeto a presentarse al popular concurso “Quién quiere ser millonario?” en su versión india. Para erigirlo, recurre a una serie de estructuras narrativas que permiten compaginar con soltura y habilidad tres tiempos narrativos distintos: la acción que transcurre en el concurso televisivo, los flashbacks que responden a las preguntas y el interrogatorio a manos de la policía. La ausencia de rigidez en el montaje permite que las tres líneas temporales de la película se desarrollen con total eficacia y sin oportunidad para el espectador de perderse, confluyendo en última instancia en un final intuido pero no por ello menos emocionante y emotivo.

Ampliar imagen

“Slumdog millionaire” derrocha imaginario visual para construir cada uno de los asombrosos capítulos que conforman la vida de Jamal Malik (un más que convincente Dev Patel). Conociendo al que está tras la cámara, no es de extrañar que en determinados momentos el absorbente relato que desempeña corra el riesgo de claudicar ante algún que otro delirio visual. Pero hete aquí que, un Boyle más inspirado que nunca, encuentra en sus destrezas como realizador la mejor receta para convertir un mosaico de historias propenso al tinte neorrealista y el ánimo pesimista en la visualmente revolucionaria representación de los retazos de una vida, nunca tan hipnótica, nunca dotada de semejante brío o fuerza. Que desprenda ciertos aires populistas o que prescinda de algún dictamen de la lógica en su camino hacia el happy end, poco acaba importando cuando en el cómputo general acaba por proporcionar, en ingente cantidad y notable calidad, todo lo que podríamos pedirle a una gran película. Cuando además se da el factor de que el autor se muestra como un perfecto narrador que despeja cualquier traba u obstáculo para expresar aquello que pretende transmitir, entonces el flechazo es inevitable. “Slumdog millionaire” encanta y seduce, apasiona y emociona, y al final vence y nos convence de que ese puñado de momentos retratados acaban siendo el bien más preciado de la existencia de su protagonista. Y una vez ya somos los afortunados dueños o partícipes de todos ellos, ¿quién quiere ser millonario?

Calificación: 8/10

En las imágenes: Fotogramas de “Slumdog millionaire” – Copyright © 2008 Celador Films, Warner Bros. Pictures y Film4. Distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Destacados

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1

Buscador de cine

Subir