Síguenos

«Space chimps: Misión espacial». Caspa digital

Críticas

«Space chimps: Misión espacial». Caspa digital

En la era del apogeo digital ─no nos referimos simplemente a la perfección de “Wall•e (Batallón de limpieza)”─ no resulta menos legítimo que lleguen a la cartelera producciones menos ostentosas comercialmente, grande es el pastel y tiene que haber para todos. Pero una cosa es presentar una propuesta más modesta en lo artístico y lo técnico y otra sumergir a la platea en serie Z pura y dura, con el pretexto de buscar una audiencia puramente infantil ajena a los deleites para los sentidos que puede llegar a ofrecernos la tecnología CGI.

space-chimps-1.jpg

La NASA pierde una sonda espacial y decide enviar a un grupo de monos en su búsqueda, una tripulación compuesta por el carismático Ham III (voz de Andy Samberg en la versión original), la apuesta Luna (Cheryl Hines) y el tenaz Titán (Patrick Warburton), trío de simios que dará con sus huesos en un planeta dominado por el terrible Zartog (Jeff Daniels). Esta es la línea principal del argumento de “Space chimps: Misión espacial”, infame subproducto animado en el que lo único realmente hilarante ─para el público hispano hablante─ es el apellido de su director, Kirk De Micco (?). Lo cierto es que no deja de resultar curioso que tras la financiación del proyecto se encuentre Barry Sonnenfeld, a quien debieron convencer para que aportase su nombre y lo que llevaba suelto en el bolsillo en un intento de dar esperanzas en taquilla a una cinta que nunca debió ver la luz. Hay que dejar claro que la película es lamentable en todos y cada uno de sus aspectos, resultando inútil el intento de excusarse en el público púber que pretende enganchar el film. Porque no existe un humor definido, ni un ápice de inteligencia en un guión alarmantemente soso, parco y aburrido, inexplicablemente burdo y carente del más mínimo significado e interés para nadie que haya abandonado ya el periodo de lactancia.

space-chimps-2.jpg

Más allá del sopor derivado de una de las narraciones más inanes y vacuas jamás presentadas en el mundo de la animación ─en cualquiera de sus formatos y dimensiones─, destaca sobremanera la torpeza del equipo para no lograr perfilar un solo personaje realmente digno de ser recordado, de suerte que el torpe elenco de secundarios ofrece figuras tan siniestras para un niño como el tremendo Kilowatt, que entre otras lindezas logra sobrevivir a su ingesta por parte de un ridículo monstruo por vía rectal. La «civilización» ─cuatro setas dispersas─ dominada por el absurdo Zartog provoca un permanente sonrojo por lo básico de su presentación y disposición, lo mismo que la supuesta comicidad enarbolada por el insoportable Ham III y por el equipo de científicos que controla las andanzas de los chimpancés por esta plana galaxia de colorines. Como remate, citar que en la versión española el doblaje de la pareja central corre a cargo de Álvaro Benito, cantante de un conocido grupo destinado a adolescentes ─no para párvulos, definitivamente─ y Amaia Salamanca, protagonista del serial “Sin tetas no hay paraíso”, en el que interpreta a una prostituta. Vamos, el ideal de los más pequeños. Lamentable, lamentable y mil veces lamentable.

Calificación: 1/10.

  • Más críticas de José Arce
  • Más información sobre la película
  • Ver fotos (19)
  • Tráiler de «Space chimps: Misión espacial»
  • En las imágenes: Fotogramas de “Space chimps: Misión espacial” ©2008 Starz Animation, Odyssey Entertainment y Vanguard Animation. Distribuida en España por Aurum. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Subir