Síguenos

«Star Trek: En la oscuridad». El enemigo en casa

Críticas

«Star Trek: En la oscuridad». El enemigo en casa

Digna película de evasión en la que sobresale su magnífico tramo final, repleto de acción y vistosos efectos especiales. Se agradece que se ponga cierto cuidado a la hora de describir la relación de amistad que une a los protagonistas de la historia.

Puede que a muchos les pueda resultar curioso que la campaña de publicidad de «Star Trek: En la oscuridad» (ver tráiler y escenas) no se centre en la tripulación de la U.S.S. Enterprise y que casi se obvie el título de tan conocida franquicia. Sin embargo, conviene recordar que «Star Trek» (2009) recaudó en España menos de tres millones de euros, una cifra bastante floja para una costosa producción hollywoodiense. ¿Qué quiere ello decir? Muy sencillo, en nuestro país los trekkies no son tan abundantes como a muchos les gustaría que así fuera, de ahí que se intente vender la película a toda suerte de espectadores. La verdad es que el realizador J.J. Abrams se lo ha puesto fácil a los que apenas saben nada de James T. Kirk o Spock, puesto que de nuevo ha confeccionado una cinta que, respetando a los aficionados de la obra original de Gene Roddenberry, se dirige de forma directa a un público que tan sólo busca pasárselo bien con un filme de aventuras y ciencia-ficción.

Chris Pine

Buena prueba de ello es su prólogo, donde observamos a los miembros de la Enterprise inmersos en una trepidante misión que, de paso, se utiliza como excusa para que los recordemos uno a uno. A continuación, los guionistas Alex Kurtzman, Damon Lindelof y Roberto Orci se centran en Harrison, el villano de la historia. La trama no es complicada de seguir (aquí no hay viajes en el tiempo), siendo de agradecer que se incluyan elementos que nos hagan desconfiar de las verdaderas intenciones de ciertos personajes. Asimismo, la relación de los protagonistas está mejor trabajada, incluyendo emotivos pasajes con los que se pretende reforzar la idea de amistad que existe entre todos ellos. No obstante, cabe señalar una carencia de equilibrio en lo que se refiere a los minutos que aparecen en pantalla varios de los integrantes de la nave liderada por Kirk o a sus cometidos en la narración (es el caso de Chekov, Sulu y, a ratos, Bones).

Benedict Cumberbatch

Como espectáculo, «Star Trek: En la oscuridad» funciona especialmente bien en su tramo final, intenso y repleto de escenas de acción. Además, sus efectos especiales resultan magníficos, no sólo en el espacio, sino sobre todo en la superficie (la recreación de las ciudades de la Tierra se aleja de la oscuridad que hallamos en no pocos largometrajes de ciencia-ficción). En cuanto al reparto, Chris Pine y Zachary Quinto parece como si ya se hubieran librado del peso de tener que interpretar a dos personajes tan míticios como Kirk y Spock. Zoë Saldana es sin duda la protagonista femenina del relato, aunque también se ha añadido a Alice Eve (a decir verdad, de un modo algo forzado). Se agradece la recuperación de Peter Weller en un importante rol, mas no tanto como el de Benedict Cumberbatch, quien da vida a un intrigante y poderoso individuo repleto de carisma.

Calificación: 6/10

Imágenes de “Star Trek: En la oscuridad”, película distribuida en España por Paramount Pictures Spain © 2013 Bad Robot, Kutzman/Orci y Paramount Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir