Síguenos

«Star Trek: En la oscuridad». El universo se queda pequeño

Críticas

«Star Trek: En la oscuridad». El universo se queda pequeño

Los tripulantes de la nueva Enterprise vuelven a la carga en una secuela que mantiene el tipo en términos de espectáculo y diversión disparatada, con un afán continuista aún más marcado si cabe. Buena opción para escapar del calor.

Kirk (Chris Pine), Spock (Zachary Quinto), Uhura (Zoë Saldana), Bones (Karl Urban), Scotty (Simon Pegg), Sulu (John Cho) y los demás tripulantes del U.S.S. Enterprise siguen recorriendo la galaxia, viviendo mil aventuras. Y ahora el peligro se llama John Harrison (Benedict Cumberbatch). J.J. Abrams, el hombre convertido en foco de atención de buena parte de los frikis ─concepto no despectivo─ del planeta Tierra, regresa a las pantallas más grandes y estruendosas del circuito con “Star Trek: En la oscuridad” (ver tráiler y escenas), secuela de la recarga que colocó a los personajes creados por Gene Roddenberry nuevamente en el panorama industrial más exitoso y taquillero. La secuela mantiene el nivel, desde luego, un buen blockbuster veraniego que no cambiará la vida de nadie pero que sirve para huir del sol.

Zachary Quinto y Chris Pine en "Star Trek: En la oscuridad"

«No sobreviviremos si empezamos atacando». Como invitación a conocer otros mundos, seres, realidades y ficciones, la película funciona estupendamente gracias a un espectro técnico espectacular a todos los niveles; de nuevo, Abrams se demuestra una vez más como un cineasta brioso, deudor de los magos del arte del entretenimiento pero capaz de sostener un ritmo vibrante durante las más de dos horas de proyección. Todo bien. El argumento, firmado por los habituales Alex Kurtzman, Damon Lindelof y Roberto Orci, es un divertido disparate continuo, claro, y aunque sus giros principales no son muy efectivos su incidencia en las relaciones personales, su desencantada indagación en lo que nos hace humanos ─lo seamos o no─ y los paralelismos con nuestra actualidad lo hacen más interesante de lo esperado. Sin alardes, ojo.

Zoë Saldana en "Star Trek: En la oscuridad"

“Star Trek: En la oscuridad” está recorrida de principio a fin por un afán continuista superior incluso al de su predecesora, y de un modo muy consciente los actores principales se vuelcan en reforzar los vínculos entre sus icónicos papeles. Pine y Quinto sostienen el conjunto con soltura, estableciendo una amistad ya inquebrantable que les haría funcionar perfectamente incluso como pareja, viril el primero, (casi) inflexible el segundo, sensibles ambos bajo su cascarón estelar. El resto literalmente acompaña, y Cumberbatch, el villano de turno, se queda un poco desaprovechado más allá de su dicción intachable y el inquietante rostro con el que el inglés viene de serie. Fuegos de artificio, fanfarrias, humor en grandes dosis y una estructura circense entre lo vacuo y lo estimable. Puro mainstream siglo XXI. No le pidáis más.

Calificación: 6/10

Imágenes de “Star Trek: En la oscuridad”, película distribuida en España por Paramount Pictures Spain © 2013 Bad Robot, Kutzman/Orci y Paramount Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir