Síguenos

«Star Trek»: U.S.S. Enterprise reloaded

Críticas

«Star Trek»: U.S.S. Enterprise reloaded

La joven tripulación de la nave Enterprise llega dispuesta a dar un renovado brío a la saga de la mano de uno de los realizadores mejor situados de cara al público actual. El resultado: diversión un tanto desequilibrada pero efectiva. 

Este 2009 de polémicas sigue adelante, y tras las dispares opiniones despertadas por “Watchmen” parece que una amplia mayoría está de acuerdo en torno a las escasas bondades ─en lo artístico─ de “Dragonball: Evolution”. Ahora llega un tercer campo de batalla fílmico que enfrentará a la legión de apasionados de la obra nacida de la imaginación de Gene Roddenberry, que se renueva, y de qué manera, filtrada por la visión de uno de los más relevantes nombres de la industria actual, un pope televisivo de escaso pero potente ─en términos comerciales, al menos─ currículo cinematográfico tras las cámaras.

star-trek-jose-1.jpg

El joven James T. Kirk (Chris Pine) es un rebelde en toda regla, aficionado a las broncas, sin oficio ni beneficio ni un lugar fijo en el que asentarse. Pero todo cambiará cuando conozca al capitán Pike (Bruce Greenwood), antiguo compañero de su padre que le tentará con unirse a la Flota Estelar. A bordo de la U.S.S. Enterprise conocerá a quienes serán sus camaradas en la lucha contra el resentido Nero (Eric Bana): Spock (Zachary Quinto), Uhura (Zoë Saldana), Scotty (Simon Pegg), Sulu (John Cho), McCoy (Karl Urban)… “Star Trek” vuelve a demostrar, una vez más, que las licencias son necesarias para ampliar público y despertar intereses dormidos por glorias pasadas de la pequeña y la gran pantalla. Y nadie mejor para ello que J.J. Abrams, que arma un aparatoso espectáculo de ciencia ficción espacial diseñado para reventar las taquillas de todos los planetas que se pongan a su alcance, un pelotazo que deberá buena parte de su éxito a la sabia mixtura de géneros, edades y experiencias que confluyen en el reparto principal, repleto de ídolos teen (la mayoría de los tripulantes de la nave), intérpretes consagrados y experimentados (Greenwood, Bana), rostros titubeantes pero populares (Winona Ryder), y un amplio etcétera en el que no faltan ese icono del humor inteligente que es Simon Pegg, la leyenda viva Leonard Nimoy o secundarios tan solventes como Ben Cross o Clifton Collins Jr.

star-trek-jose-2.jpg

Ahora bien, si el cineasta es sobradamente capaz de no sucumbir al delirio espaciotemporal de un texto que pretende ser infiel al original siéndolo lo menos posible, no lo es tanto a la hora de evitar un desequilibrio evidente entre la acción más trepidante y el desarrollo de los personajes, necesario al tratarse del inicio de un nueva franquicia pero que dilata excesivamente determinados tramos de la historia. Palomitera, sí, pero excesiva, también, la película adolece, quizá, de tratar de ser más de lo que debe, aunque logra sobradamente convertirse en un estruendoso divertimento en el que la violencia, al igual que la más mínima carga erótica fuera de tono, brilla prácticamente por su ausencia, nueva muestra de la mecánica precisión con la que los responsables de este tipo de producciones pergeñan lo que ha de ser un pasatiempo perfectamente disfrutable por cualquier espectador, sea este terráqueo, vulcano o romulano ─estos tal vez un poco menos─. Con todo, puerta abierta de par en par a las estrellas, que verán cómo en los próximos años la nueva generación de trekkies crece de manera exponencial gracias a la magia de ese genio del entretenimiento llamado J.J. Abrams.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Star Trek” © 2009 Paramount Pictures, Level 1 Entertainment y Bad Robot. Distribuida en España por Paramount Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir