Síguenos

«Sucker punch»: Distorsionando

Críticas

«Sucker punch»: Distorsionando

Ficha película Sucker punchSinopsis Sucker punchCarteles Sucker punchImágenes Sucker punchTráiler Sucker punchClip de Sucker punchNoticias sobre Sucker punch
Previa estreno Sucker punchCríticas Sucker punchComentarios Sucker punch

Zack Snyder distorsiona la realidad para confirmar su constante empeño en avanzar un paso más allá visualmente con cada propuesta. Pese a su ritmo irregular, esta aventura de lolitas cabareteras divierte y asombra a partes iguales.

Tras pasar una experiencia traumática asociada a la muerte de su madre, una muchacha (Emily Browning) es internada en un hospital psiquiátrico femenino. Allí se convertirá en Baby Doll, y junto a Rocket (Jena Malone), Blondie (Vanessa Hudgens), Amber (Jamie Chung) y Sweet Pea (Abbie Cornish), tratará de huir de la demoníaca institución. Muchos son los directores etiquetados como visionarios; generalmente, tamaña denominación no es sino fruto del fervor comercial de los grandes estudios, tendentes a encumbrar en las vallas publicitarias a quienes les reportan pingües beneficios en taquilla con un toque artístico que les distinga del resto. También generalmente esos cineastas son llamados visionarios una sola vez. No es el caso de Zack Snyder, y “Sucker punch” (ver tráiler) lo reafirma. Porque visualmente su empuje sigue sorprendiendo.

«No podemos negar que los ángeles existen». Sentarse ante la nueva propuesta del realizador es como ver a un amigo jugar con una consola de última generación. Pero tú no puedes jugar, sólo mirar. Y es que la película no solamente asemeja un videojuego en su histérico y prístino estilo visual, sino que el guión, co-escrito por Snyder y Steve Shibuya, sigue la misma línea que cualquiera de ellos, sencilla y con una ristra de objetivos y objetos claros a conseguir, vía eliminación de una serie de villanos un poco más villanos que el resto. Así las cosas, un torbellino kitsch que enloquece progresivamente ─pero de modo totalmente asequible─ a lo largo de varios niveles de realidad plagados de dragones, soldados, trolls y todo tipo de criaturas fantabulosas, a las que hará frente el quinteto de lolitas cabareteras para delirio de un palco adolescente con las hormonas disparadas.

Sin misoginias polémicas pese a sus excesos y libertades ─posiblemente debido a ello─, y con un nivel de macarrismo mainstream difícil de digerir por su riesgo, “Sucker punch” es una rebuscada pirueta que invita a la lucha por la liberación individual desde unos parámetros totalmente enajenantes y psicotrópicos, una luminosa pesadilla abierta además por un prólogo espectacular, superior a todos los niveles al resto del metraje y que demuestra que se puede ofrecer una brutal profundidad y volumen audiovisual sin recurrir a las trampas de la tecnología tridimensional. No tiene un ritmo constante, es cierto, y el cómputo global corre el peligro de quedar en la retina como una sucesión de videoclips un tanto hortera pero celebrablemente endiablada. Pero es pura distorsión artística, un juego al que no nos dejan jugar; y ver jugar a los demás, en ocasiones, también es divertido.

Calificación: 7/10

En las imágenes: Fotogramas de “Sucker punch”, película distribuida por Warner Bros. Pictures International España  © 2011 Warner Bros. Pictures, Legendary Pictures y Cruel & Unusual Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir