Síguenos

“Te quiero, tío”: Necesito un amigo

Críticas

“Te quiero, tío”: Necesito un amigo

Otra exhibición del generoso catálogo de intérpretes de la nueva generación de cómicos americanos, una historia tan agradable como predecible que hará las delicias de sus seguidores e incondicionales. 

A pesar de que en nuestro país no goza de excesiva aceptación a nivel popular, la nueva ─cada vez menos─ generación de cómicos norteamericanos sigue llegando de manera continuada a los cines españoles en propuestas que se convierten en todo un festival para su respetable número de seguidores. Con un humor a caballo entre lo socarrón, lo sutil y lo definitivamente grueso, el catálogo fílmico crece de manera exponencial, expuesto siempre al dictamen de un palco que acepta cada producción de forma distinta de cara a la recaudación. Misterios inexplicables de quien con su sabiduría decide qué ha de triunfar comercialmente y qué no. Sea como fuere, aquí tenemos nuevamente a buena parte de la cuadrilla.

te-quiero-tio-jose-1.jpg

Peter (tremendo, entregadísimo Paul Rudd) ha dado el paso. Ha pedido en matrimonio a su novia, Zooey (Rashida Jones), y ella ha aceptado. Pero a la hora de confeccionar la lista de invitados, hay un pequeño problema: no tiene amigos. Así que se pone manos a la obra, a la caza y captura de alguien que pueda intimar con él lo suficiente como para que acepte ser su padrino antes de que llegue la fecha del enlace. Y entonces conoce a Sydney (Jason Segel). “Te quiero, tío” sigue a pies juntillas todas y cada una de las pautas de cierta vertiente de la comedia yanqui de los últimos años, de suerte que quien se siente en la sala con conocimiento de causa no saldrá decepcionado en ningún modo, tanto para lo bueno como para lo malo. De nuevo estamos ante una historia de amistad, de aceptación, de madurez, de las relaciones entre hombres y mujeres y de los muy marcados contrastes entre unos y otras: esto es, un cliché tras otro. Pero otra vez es aquí donde se demuestran la profesionalidad y el saber hacer de los equipos responsables de cada proyecto, capaces de tratar todos estos temas ─y muchos más, como el encasillamiento social y personal de los treintañeros, los tabúes sexuales, los secretos de pareja, y un amplísimo etcétera─ sirviéndose de un humor que alterna la brocha gorda y el pincel más refinado.

te-quiero-tio-jose-2.jpg

Así pues, el molde de siempre perfila una historia predecible de principio a fin, que encuentra el lastre más importante ─ya habitual e igualmente esperable─ en un metraje excesivo al que no le haría ningún mal desprenderse de diez o quince minutos en beneficio de una más que saludable ligereza narrativa, máxime teniendo en cuenta la evidencia del obvio final feliz de este cuento el que las más diversas formas del síndrome de Peter Pan cruzan la pantalla. Así las cosas, lo mejor es dejarse llevar por el placer de ver sucederse escena tras escena apariciones de grandes nombres como los de Jon Favreau, J.K. Simmons, Andy Samberg, Jaime Pressly, Thomas Lennon… incluso Lou Ferrigno se une a la celebración, en lo que supone el remate y contrapunto descacharrante y definitivo a un elenco que se conoce perfectamente e interactúa con desarmante e hilarante naturalidad. Sorprende encontrar en la producción el nombre de Ivan Reitman y no el de Judd Apatow, todo hay que decirlo, pero no podemos sino dar la bienvenida a un peso pesado que parece abrirse cada vez más a la financiación de trabajos como este. Bienvenido sea.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Te quiero, tío” © 2009 DreamWorks Pictures, De Line Pictures, Bernard Gayle Productions y Montecito Picture Company. Distribuida en España por Paramount Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Destacados

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1

Buscador de cine

Subir