Síguenos

«The fighter»: Dentro y fuera del ring

Críticas

«The fighter»: Dentro y fuera del ring

Ficha de la película The fighterSinopsis de The fighterCartel de The fighterFotos de The fighterTráiler de The fighterClips de The fighterNoticias de The fighter
Reportaje sobre The fighterPrevia de The fighterCríticas de The fighterComentarios de The fighter

El empeño puesto por David O. Russell en ofrecer un drama sólido y contundente elimina en buena medida la percepción de que estamos ante una historia ya planteada por el cine de manera casi recurrente. El reparto está enorme.

Mickey Ward (Mark Wahlberg) es una de esas eternas promesas del boxeo que ven pasar el tiempo esperando la llegada de los laureles, la fama y la gloria. Entrenado por su hermano, Dicky Eklund (Christian Bale), impulsado por su familia y proximidades, su momento no acaba de llegar. Pero lo intenta. Por fin se estrena “The fighter” (ver tráiler), película que podría haberse precipitado al abismo cinematográfico por los problemas que han acompañado su realización; sin embargo, lo nuevo del interesante, complicado y espectacularmente solicitado David O. Russell ─en principio Darren Aronofsky, aquí en labores de producción, iba a encargarse del proyecto─ encuentra su camino gracias al empeño que el cineasta pone en ofrecer una tragedia sólida y elaborada, aunque no escapa a los parámetros de una historia muchas veces vista dentro y fuera del séptimo arte.

«Eres un escalón. Peleas con otros para ayudarlos a subir». Luchador en el más amplio sentido de la palabra, Ward necesita el boxeo como herramienta de subsistencia material y emocional, lastrado por la leyenda, más negra que blanca, que acompaña a su carnal, púgil retirado, antiguo orgullo obrero del barrio de Lowell, adicto al crack; en un hogar que en ocasiones parece más bien un corral, sitiado por una madre fatigosamente apasionada (Melissa Leo), los combates sobre la lona se convierten en el texto firmado por Scott Silver, Paul Tamasy y Eric Johnson en una excusa para trazar las estrías principales de una vida enconada, la de un muchacho increíblemente fiel a todos aquellos que, de un modo u otro, motivados por las más diversas razones, se mantienen junto a él, el eterno aspirante. La sangre va más allá de la familia.

Wahlberg da de sí todo lo que tiene como actor, siempre circunspecto y esforzado, impulsado por un elenco secundario que nos devuelve al Bale camaleónico ─su compañero sencillamente desaparece cuando él está en pantalla─, nos regala otro gran trabajo de la infinita Melissa Leo y nos congratula desde la contemplación de la belleza, más natural que nunca, de la notable Amy Adams. Apoyada en una edición estupenda, una fotografía que exprime la verdad que destila la barriada trabajadora, que juega con formatos y texturas y subraya las virtudes de una gran dirección artística que revive los 90 con florida precisión, “The fighter” encuentra su verdad tranquila, pausada y coherente, a la caza de un clímax forzadamente previsible ─excepto para los conocedores de las figuras que inspiran la película, por supuesto─ desde la anticipación de la desgracia por parte del espectador. Pero el cine, cuando bebe directamente de la vida, no tiene por qué teñirlo todo de drama superlativo. Afortunadamente.

Calificación: 7/10

En las imágenes: Fotogramas de “The fighter” © 2010 Paramount Pictures, Relativity Media, The Weinstein Company, Mandeville Films y Closest To The Hole. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir