Síguenos

«The good heart (Un buen corazón)»: Lucas se quiere suicidar

Críticas

«The good heart (Un buen corazón)»: Lucas se quiere suicidar

FichaCartelFotosSinopsisTráilerNoticiasCríticasComentarios

«The good heart (Un buen corazón)» es, ante todo y sobre todo, un emocionante y hermoso cuento en el que los ogros no lo son del todo, las hadas pueden tener aristas y los príncipes caer en la más profunda de las melancolías.

La mirada de Dagur Kári convierte la Nueva York de principios del siglo XXI en algo muy parecido al Londres dickensiano del XIX: una ciudad donde habita un personaje como el de Jacques (Brian Cox), que bien podría pasar por descendiente directo de Mr. Scrooge, y donde un joven de tan buen corazón como Lucas (Paul Dano) tiene por casa una caja de cartón bajo un puente. Dos personajes antitéticos que coinciden en una misma habitación de hospital cuando Jacques sufre su quinto infarto y Lucas fracasa en su intento de quitarse la vida.

«The good heart (Un buen corazón)» es sólo aparentemente realista en su descripción de cómo Jacques decide tomar bajo su protección a Lucas con el fin de que herede su bar, el único reducto donde para él la vida aún tiene sentido. Decimos aparentemente porque, en realidad, poco llegamos a saber del pasado de los personajes, de cómo Jacques se convirtió en el profundo misántropo que es, o de cómo Lucas sobrevivió a pesar de una ingenuidad exacerbada que sólo puede traerle problemas. Y si nos fijamos en cómo el bar no es más que la descripción extrema de ese lugar al que todos los desarraigados quisieran pertenecer (aunque los modos del camarero no sean los mejores, aunque las mujeres tengan vetada la entrada, aunque los desconocidos no sean bien recibidos), en cómo la sanidad norteamericana aparece retratada de una manera casi angelical, o en cómo la irrupción de April (Isild Le Besco) en la vida de Lucas ocurre de esa manera tan repentina y sin explicación habitual en determinado tipo de narraciones, habremos tocado la fibra central de la película: «The good heart (Un buen corazón)» es, ante todo y sobre todo, un emocionante y hermoso cuento en el que los ogros no lo son del todo, las hadas pueden tener aristas y los príncipes caer en la más profunda de las melancolías.

Desde este punto de vista, ¿qué importa que haya tópicos repartidos aquí y allá? ¿Es que hay algún cuento que no los tenga? Lo más importante es que el entramado se sostenga, y lo hace en gran parte por un Brian Cox que vuelve a demostrar por qué es uno de los grandes actores que podemos ver hoy en pantalla, por un Paul Dano que vuelve a explotar su registro de chico levemente alucinado (aunque menos inquietante que el que construyera en “There will be blood (Pozos de ambición)”, todo hay que decirlo), y con el recurso a elementos tan aparentemente anacrónicos como la pianola que ameniza el bar, o tan simbólicos como el pato que espera en su jaula a que llegue la fatídica Nochebuena, el perro fiel que acompaña silencioso los arranques de ira de Jacques o el gatito que transmitirá un efímero consuelo a la soledad de Lucas. Y todo, en una Nueva York que parece sumida en una noche de seis meses, como si el Ártico se hubiese trasladado a las orillas del río Hudson: los sucios ventanales del bar de Jacques parecen dar antes a una inhóspita superficie helada que a las calles de una de las grandes metrópolis del planeta.

Con un guión que deja atados todos los cabos, y con ese final aparentemente feliz pero no exento de cierto cinismo y amargura, la película vuelve a demostrar que, cuando los directores nórdicos abandonan sus territorios habituales para arrojar su mirada sobre escenarios en principio ajenos a ellos, son capaces de convertirlos en algo diferente. Así lo hizo, a su modo, Lone Scherfig en «Wilbur se quiere suicidar» (2002), y es ahora Dagur Kári el que vuelve a conseguirlo en “The good heart (Un buen corazón)”.

Calificación: 8/10

En las imágenes: Escenas de «The good heart (Un buen corazón)» – Copyright © 2009 Zik Zak Filmworks, Nimbus Film , Ex Nihilo, Network Movies y Forensic Films. Distribuida en España por Alta Classics. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir