Síguenos

«The Green Hornet»: Insecto sin gracia

Críticas

«The Green Hornet»: Insecto sin gracia

FichaSinopsisCartelFotosPhotocallTráilerClipsNoticias
PreviaCríticasComentarios

Tan sólo su tramo final resulta vistoso, espectacular y entretenido, construyéndose el resto del relato a partir de una serie de supuestas humoradas. Aunque la realización es sólida, no se puede decir lo mismo de su guión.

No soy un entusiasta del cine de Michel Gondry. Así, en su día me parecieron excesivos los elogios que recibió gracias a su labor en «¡Olvídate de mí!», por no hablar de que títulos como «La ciencia del sueño» y «Rebobine, por favor» me dejaron bastante indiferente. Ahora bien, en el caso de «The Green Hornet», su última película, creo que resultaría injusto hacerle reproche alguno al realizador, puesto que los verdaderos culpables de que la cinta no funcione durante la mayor parte de su metraje son los autores de su guión: Seth Rogen y Evan Goldberg (quienes también escribieron el libreto de «Supersalidos», comedia por la que no siento respeto alguno).

Donde la película verdaderamente funciona, y muy bien, es en los momentos en los que sus protagonistas no pronuncian palabra alguna y cuando se aleja de ciertos gags en teoría divertidos para adentrarse de forma exclusiva en el terreno de la acción. De este modo, podríamos aseverar que los dos primeros tercios del filme resultan fallidos, mientras que el último al menos presenta un ritmo y un grado de entretenimiento dignos de consideración. No obstante, no hay que olvidar que, incluso teniendo en cuenta el género al que pertenece este largometraje, la forma en la que se nos explica cómo Britt Reid se convierte en El Avispón Verde deviene en una serie de pasajes ridículos y del todo prescindibles. Asimismo, la cinta carece de argumento y se construye en base a supuestos golpes de gracia.

Respecto al reparto, un soso Seth Rogen se ve en todo instante anulado por Jay Chou, a quien en Occidente principalmente conocemos gracias a su trabajo en «La maldición de la flor dorada». Christoph Waltz sabe alejarse del histrionismo y utiliza la seriedad para de esta manera otorgarle a Benjamin Chudnofsky una adecuada comicidad (menos mal que Nicolas Cage abandonó el proyecto y al final no interpretó este papel). En cuanto a Cameron Diaz, su presencia es tan nimia e intrascendente que uno se pregunta qué es lo que le hizo aceptar semejante rol de mujer florero. Desde luego, me hubiera gustado ver la versión de «The Green Hornet» que quería sacar adelante Stephen Chow. No sé si sería más espectacular, pero estoy convencido de que su humor mejoraría en comparación con el de los mencionados Rogen y Goldberg.

Calificación: 5/10

En las imágenes: Fotogramas de “The Green Hornet” – Copyright © 2010 Sony Pictures Entertainment y Original Film Features. Fotos por Jaimie Trueblood. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad
Publicidad

Anna Karenina: La venganza es el perdón

Lo más leído

Subir