Inicio > Críticas de cine > “The lovely bones”: Desde el mirador de la ...

“The lovely bones”: Desde el mirador de la muerte y del amor

Escrito por el 01.03.10 a las 12:29

FichaCartelFotosSinopsisTráilerCómo se hizoClipsEntrevistas
Rueda de prensaPhotocallPreviaCríticasNoticiasComentarios

El tono poético y romántico se impone en todo momento al thriller policiaco e incluso al drama familiar o de denuncia social. Si funciona esa faceta poética y surrealista, no podemos decir lo mismo de la vertiente realista.

Mirar la vida que uno deja con la muerte es el propósito de Peter Jackson en “The lovely bones”, y para ello despliega toda su imaginación y aliento poético. Lo hace a través de la mirada de una niña de catorce años que al inicio nos cuenta que ha sido asesinada, sin poder vivir la vida que tenía por delante y sin acudir a la primera cita con su amor adolescente. Es la mirada luminosa y tremendamente expresiva de una joven gran actriz que se llama Saoirse Ronan, que arranca los mejores momentos de una cinta que avanza entre el realismo de denuncia y la poesía de la imagen. Suyos son los instantes en que el espectador se siente transportado a un mundo de ensoñación y drama, desde la angustia del momento de su muerte y su aislamiento en la intemporalidad hasta el dolor al contemplar el devenir de su familia o la dicha experimentada desde su particular cielo.

No en vano, Jackson adapta aquí la novela de Alice Sebold “Desde mi cielo” y busca imprimir un tono poético y romántico que se impone en todo momento al thriller policiaco e incluso al drama familiar o de denuncia social. Arranca la película con la voz en off de Susie, para contarnos su corta vida y transmitirnos sensaciones de pena por el mundo del que fue arrancada por un psicópata asesino de menores. Esos momentos y la imposibilidad para comunicarse con el mundo de los vivos al poco de morir son los más conseguidos, los que impactan en el ánimo del espectador al ver cómo se esfuerza inútilmente por no perder contacto con los suyos: un esmerado tratamiento visual y sonoro hacen que sintamos su presencia y su ausencia, su diluirse en el tiempo y espacio terrenales mientras se prepara para alcanzar el cielo. Porque antes de entrar en ese paraíso de color, tiene que superar la prueba del odio que brota en su corazón, permitir que cada cual continúe su vida en la tierra, aprender a mirar adelante y a liberarse de la muerte con el amor.

Si funciona esa faceta poética y surrealista a través de los ojos de Susie, y también su factura visual, no podemos decir lo mismo de la vertiente realista. Ni la denuncia de pederastia tiene la necesaria fuerza ni muchas reacciones del drama familiar resultan convincentes: no queda suficientemente justificada la huida de la madre, ni las intuiciones del padre o de la hermana, o esa enigmática chica-poeta que viene a ser su reflejo y eslabón continuista (mala copia de la Verónica de Kieslowski). Está claro que esas “conexiones” de vivos y muertos se alimentan del misterio del amor y que se mueven en un estadio espiritual —como toda la cinta, abierta a la trascendencia—, pero narrativamente no acaban de integrarse bien con la trama realista.

En un guión desequilibrado que se mueve en el difícil horizonte entre dos mundos, la trama parece ir en ocasiones a la deriva, con pistas falsas y personajes erráticos, y donde el padre al que da vida Mark Wahlberg le falta un punto de fuerza y de naturalidad, Stanley Tucci no desarrolla suficientemente el lado simpático de su esquizofrénica personalidad como para hacer creíble su gancho con la chica —su reacción con el padre tampoco convence—, mientras que Susan Sarandon está de más tanto como su estrafalario personaje. Mejor interpretación es la de Rachel Weisz, aunque el guión le juega una mala pasada al obligarle a tomarse unas vacaciones, y sobre todo la mencionada Saoirse Ronan, que aporta frescura, sentimiento, tensión y dolor hasta echarse sobre los hombros toda la historia y ensombrecer al resto del reparto.

El director de “El Señor de los Anillos” deja su huella de visionario —tienen mucha fuerza plástica esos barcos gigantes dentro de las botellas, o el derrumbe del mirador— y se da su festín de luz y color con una estilizada fotografía, introduce numerosos elementos metafóricos para hablar de la muerte y la vida, se aprovecha de la planificación y del sonido para generar momentos de suspense canónico —por ejemplo, con la incursión de la hermana en la casa—, y no se olvida de un final justiciero que viene exigido por el guión. Al final, ningún lugar mejor que el mirador de Susie, lugar de la cita con el amor, para contemplar las conexiones de la vida que dejamos, para quedarnos con el bello recuerdo de un instante capturado por una fotografía y por los ojos de una niña que creía en el amor, aunque tuviera que madurarlo para entrar en el cielo.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “The lovely bones” – Copyright © 2009 DreamWorks Pictures, Film4 y Wingnut Films. Distribuida en España por Paramount Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



6 - La Mirada de Ulises » Blog Archive » El cine del verano - 16:18 - 05.07.10

[...] del hombre – Tiana y el sapo, de Ron Clements y John Musker: el amor de un Walt Disney moderno – The lovely bones, de Peter Jackson: lo que queda cuando yo haya [...]



5 - Desde mi Cielo – The Lovely Bones | HonduClasificados.com - 6:22 - 12.04.10

[...] Subtitulos EspañolFuentesSitio oficial The Lovely Bones (en inglés)The Lovely Bones en IMDB“The lovely bones”: Desde el mirador de la muerte y del amor (LaButaca.net) Alice Sebold, Desde mi Cielo, Mark Wahlberg, Peter Jackson, Rachel Weisz, Saoirse Ronan, sinopsis, [...]




3 - mark - 17:24 - 14.03.10

me encanto



2 - Elziete - 9:25 - 06.03.10

Supongo que todos esperabamo la vuelta de un gran Peter Jackson. Personalmente solo me gustó la primera media hora de King kon, pero la trilogia de Tolkien y la asociación con Spielberg prometian una travesia cinematografica en un un yate de lujo. Al final el barco no deja de ser uno de tantos que nos lleva cumplidamente a nuestro destino a pesar de que hace aguas por muchos sitios. En cualquier caso no se producen grandes sobresaltos y llegamos a buen puerto gracias a que al timon se encontraba la magnifica Saoirse Ronan, con quien espero navegar muchos años mas.



1 - La Mirada de Ulises » Blog Archive » Febrero, un buen mes para ir al cine - 9:13 - 04.03.10

[...] el tono preciosista y romántico la llevan por otros terrenos menos apasionados, mientras que en “The lovely bones” asistimos a la historia de una maravillosa niña de catorce años interpretada por Saoirse Renan, [...]




   "Cómo entrenar a tu dragón 2": El viento a fav...
   "Vampire Academy": ¡Me quedo con "Crepúsculo"!
   "Vampire Academy": Dientes, dientes
   "Sex tape: Algo pasa en la nube". Dos rombos
   "Chef": Cómetelo todo
   "Anarchy: La noche de las bestias". Cierra la ...
   "El amanecer del planeta de los simios": Mismo...
   "Transformers: La Era de la Extinción". Sopor ...
   "El amanecer del planeta de los simios": Yo si...
   "La batalla del año": El sargento de goma
   "Borgman": Duérmete mami, duérmete ya...
   "Sabotage": Fíate tú
Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
Nube de tags:  como entrenar a tu dragon 2 | el amanecer del planeta de los simios | aviones equipo de rescate | bajo la misma estrella | labutaca.net en venta

© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.