Inicio > Críticas de cine > “The master”: Obra maestra

“The master”: Obra maestra

Escrito por el 07.01.13 a las 13:25

“The master” es cine monumental, arte que entrega las herramientas a su público para iniciar una reflexión sin caducidad, oficio capaz de regalar un plano hipnótico detrás de otro, texto incómodo que recitan grandes actores.

En el clímax de una borrachera descontrolada, en la sinrazón de una resaca aplastante impera la alteración de lo racional, de la correspondencia lógica con una realidad que no es ni mucho menos lógica. El despertar siempre es más duro porque obliga a poner en su sitio todo aquello que no existe necesariamente para ocupar un lugar específico y ordenar, en definitivas cuentas, nuestro paso por el mundo. Ante esa constatación de liquidez, no todo el mundo reacciona del mismo modo: algunos buscan referentes, creencias a las que aferrarse con más o menos interrogantes, verdades construidas para calmar el lamento existencial; otros no entienden la opción como consuelo y vagan sin rumbo, se dejan llevar a la deriva sin temer a la pulsión, a la cercanía del arrebato atroz o la muerte. Hay maestros y hay discípulos. Hay individuos que necesitan participar de la estructura social, volcarse por o a costa del resto. Y otros que solo pueden sobrevivir a través de sus instintos primarios, en su escisión de toda forma de grupo.

En los primeros minutos de “The master” (ver tráiler y escenas), Freddie Quell (Joaquin Phoenix) vagabundea por las playas de los Estados Unidos de la posguerra entre delirios etílicos, peleas de cuerpos semidesnudos y sexo con mujeres de arena. La escena, de enorme poder expresivo, sumerge al espectador en un tortuoso estado psicológico pautado por la disonante partitura de Jonny Greenwood, una sucesión de cuchillos sonoros que convierten las imágenes en una pesadilla turbadora y chirriante. Varias secuencias más tarde, la aparición de Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman) establece el otro polo: un integrado carismático y embaucador, dispuesto a sacar tajada de la angustia ajena y fascinado por Quell, aquel al que apenas puede gobernar pero cuyo encuentro despierta su inspiración y una sospechada conexión.

En la relación entre ambos y en su relación con su entorno, moran las líneas maestras de un ensayo único, complejo y críptico sobre cada vida, cada ser humano y la manera en la que se inscribe en la faz de la Tierra. La necesidad de creer, el impulso de errar, lo irrenunciable del yo salvaje, la lucha contra la naturaleza propia, la inestabilidad de la construcción colectiva, la inestabilidad aún mayor del aislamiento, la angustia, la furia, el ruido, el silencio, el flirteo con la libertad de uno mismo —cruzar un desierto a toda velocidad a lomos de una moto— antes del flirteo con la muerte. Son temas que se concitan aquí con densa contundencia, sin facilidades de parte de un Paul Thomas Anderson que, sin escapar de las coordenadas que mejor le definen, edifica a cada paso una filmografía inescrutable y extraordinaria. Si “There will be blood (Pozos de ambición)” (2007) describía con tanta majestuosidad como talento los abismos humanos en los que nació el capitalismo, su último trabajo es el contraplano íntimo que mira a los cimientos de cierta religiosidad contemporánea dispuesta a perpetuarse en los mecanismos del poder y el miedo.

“The master” es cine monumental, arte que entrega las herramientas a su público para iniciar una reflexión sin caducidad, oficio que regala un plano hipnótico tras otro, texto incómodo que recitan dos grandes actores cuya persona apenas sí puede distinguirse de los personajes que interpretan. No solo es una película inmensa, sino una que templa su ambición en favor de su hondura anímica, sin miedo a ser rabiosamente imperfecta y que, como Jean Cocteau, cuestiona la maestría en términos absolutos, de impecabilidad. La de Anderson es una obra que ha entendido que nuestro vínculo con cada manifestación artística puede ser tan inaprensible e insondable como nuestro vínculo con todo lo demás, lo cual no da sino una razón más que estimulante para seguir explorándola hasta las (pen)últimas consecuencias. Por ello, si únicamente entienden el cine como fuerza de evasión, si no están dispuestos a concederle la condición de reacción sensible a lo indescifrable y creen que las obras maestras se explican por sí solas, aléjense de ella. Si en cambio creen que el cine sí puede ser una conjunción de fuerzas de la naturaleza (humana), lanzar preguntas sin hallar necesariamente las respuestas, escarbar en los rincones más recónditos del alma para alcanzar la posibilidad de trascender y redimensionarse en el tiempo, entonces sí: esta es su obra maestra.

Calificación: 10/10


Imágenes de “The master”, película distribuida en España por Alta Classics © 2012 The Weisntein Company, Annapurna Pictures y Ghoulardi Film Company. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



14 - Leticia - 8:57 - 18.08.13

Me fascinó tu crítica.



13 - José Luis - 23:39 - 17.06.13

Es un fenomenal instrumento de tortura ante el cual yo confesaría cualquier crimen antes de ver esta película una segunda vez.
Como bien se dice en otra crítica lo primero es el entretenimiento y a partir de ahí se puede entrar en otros aspectos.
Unas grandes actuaciones no salvan esta obra ni por asomo.



12 - Renato - 20:17 - 12.03.13

Jordi, creo que objetivamente es una pelicula monumental, como dices. Sin embargo, me apego incondicionablemente a la libertad del ser humano en que el enfrentado a la pantalla pueda producirle un continuo desconcierto y desanimo escena tras escena. Esto no necesariamente responde a un espectador poco calificado, si no mas bien a que en esta obra no hay ninguna cabida a una historia que entusiasme más que por su extrañeza y desconcierto.

En mi caso el asombro y fascinacion que despierta es apabullante pero me hubiera gustado se conectara más con un aprecio mas universal de este tremendo Director, solo por el delirio de que su obra sea mas considerada de lo que ya es.

Tu crítica me parece excepcional, de unas reflexiones ajustadas a la película y de una pluma extraordinaria. Gracias



11 - Tred - 21:09 - 06.03.13

“En los primeros minutos de “The master” (ver tráiler y escenas), Freddie Quell (Joaquin Phoenix) vagabundea por las playas de los Estados Unidos de la posguerra entre delirios etílicos”

Pensaba que era absolutamente evidente que las escenas de playa que dan arranque a la película eran Japón…



10 - Sergio - 16:07 - 03.03.13

Muuuuy aburrida… interesante a ratos pero no cuela.



9 - javi - 4:03 - 25.01.13

Que sorpresa Alwin monroe, te escondes en los comentarios de los críticos, para meterte conmigo y escribir con mi nombre. Yo podría hacer lo mismo, pero te lo dejo a ti mente avanzada.

Y amante de Van Damme y marca, que te has aprendido lo de Magnolia y la vida de J.Phoneix y lo sueltas las veces que haga falta para autoconvencerte.

Luis es que por aquí han visto la versión reducida de la película por eso ponen 97 min., no aguantaron toda la película.

Habría que ver quien está detrás de esos nicks tan bonitos? Las mismas distribuidoras que se comeran la película no con palomitas como recomienda Alwyn a ese falso Javi sino con patatas.

Me quedo con las críticas de la página principal que ya lo dice todo.



8 - luis - 20:10 - 15.01.13

La gran calidad de imagen, los buenos encuadres, los buenos actores y sus estupendas actuaciones, no hacen de esta película ninguna maravilla, para hacer una gran película se necesita una historia que interese al personal y la que cuenta Paul Thomas Anderson no es suficientemente interesante como para entusiasmar al espectador medio, no hacían falta 144′ minutos – no 97, como cuenta la ficha de “la butaca”- para contar la historia de un fracaso.
Tampoco creo que deba decirse que el film es un asco, tiene, como ya he mencionado muchas cosas buenas e interesantes, como unos actores en estado de gracia, fotografía, encuadres,etc, etc…si tuviera que darle una cualificación, le daría un notable bajo, de ninguna manera la máxima puntuación.

Saludos.



7 - alwyn monroe - 19:10 - 13.01.13

PObre Javi,¡Que desilusión si has ido a ver esta pelicula¡De verdad, déjate llevar por los anuncios de las peliculas de palomitas,seguro serás adicto a esos productos.Y déjate de llevar la contraria con comentarios como el que suscribes abajo.De todas formas, hay gente que no han entendido no solo el mensaje sino las subtramas que tiene esta pelicula.Si han visto MAGNOLIA recordarás el personaje que encarnaba Tom Cruise y era la antesala de los Cienciologos que abundan en USA.Joaquin Phoenix sabe perfectamente lo que hace ya que sus antecedentes personales como Niño de Dios(otra Secta Cristiana) estuvo varios años con sus familia vagando por Centroamerica y algo de esa experiencia le habrá quedado para bordar el papel de Freddie Quell,asi que si entras en la pelicula y la estudias un poco mas,vas a tener la oportunidad de aprender otro punto de vista y no dejarte llevar por el disparate fácil.



6 - alwyn monroe - 18:49 - 13.01.13

Para Andrés. Lástima de que no te hayas enterado de nada.Si viste MAGNOLIA, deberias recordar el personaje que hacia Tom Cruise, ahi encontrarás un antecedente de Lancaster(Seymour).Joaquin Phoenix en su infancia se pasó varios años con su familia vagando por Centroamérica haciendo proselitismo religios, algo de esas experencias se le habrán quedado en su manera de bordar su papel ¿No crees?



5 - alwyn monroe - 18:45 - 13.01.13

Javi, deberias de aprender a escribir,y respetar tanto al critico como a los que nos gusta este cine.CINE PARA PENSAR,claro, a ti solo te pone el cine de Terminators y comiendote un pack de palomitas.Rico,que te aproveche.



4 - javi - 12:03 - 13.01.13

¿Esto es una crítica?. El primer párrafo es una sarta de frases sin sentido alguno que no dicen absolutamente nada. Definitivamente, para saber si na peli es buena me quedo con las críticas hechas por personas comunes, que por cierto, no cobran nada por ello.



3 - Andrés - 12:47 - 10.01.13

SOPORIFERA.INSOPORTABLEMTE EGOLATRA. FALTA DE IMAGINACION COPIA DE COPIAS….. Y HASTA CUANDO SEGUIREMOS CON ESTOS CRITICOS PAGADOS. GRACIAS.
DOS EXTRELLAS JAJAJAJAJAJ… TODA MI VIDA VIENDO CINE Y LEYENDO CRITICAS DE … GENTE QUE DE QUERDA DORMIDA EN EL CINE… PUEDO DAR NOMBRES.
ANDRES



2 - flaxman10 - 1:32 - 08.01.13

Lo siento por mi crítica bulgar , pero creo que lamentándolo mucho, este film va ha durar en cartelera
escasamente , una semana .
Pero eso sí , lo van a oscarizar , como a todas de esta línea y estilo .



1 - jufressss - 1:05 - 08.01.13

Esta pelicula es una de las mayores bazofias que nadie ha podido crear y esta critica un grave insulto a la inteligencia de cualquier espectador




   "Big Hero 6": Muchísimo x 2
   "El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos"...
   "St. Vincent": Un santo moderno
   "I feel good": ¡Montaje!
   "St. Vincent": Un gruñón guay
   "Exodus: Dioses y reyes". Realismo bíblico
   "Ouija": Cartero comercial
   "Exodus: Dioses y reyes". Menfis, Tennessee
   "Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo"...
   "Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo"...
   "Los pingüinos de Madagascar": Te gusta el mue...
   "Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 1". Só...
Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter



 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
Nube de tags:  el hobbit | big hero 6 | exodus dioses y reyes | magia a la luz de la luna | ouija | juegos del hambre sinsajo | mortadelo y filemon | interstellar

© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.