Síguenos

«The purge: La noche de las bestias». Duro y a la encía

Críticas

«The purge: La noche de las bestias». Duro y a la encía

Peliculita de serie B que propone un polémico futuro inmediato con una noche libre de leyes para asesinar, masacrar, exterminar al ciudadano que más nos moleste. Sugerente idea, mala ejecución. Nada especial.

Año 2022. Durante una noche el gobierno americano permite a sus ciudadanos hacer el cabra para que el pueblo desahogue sus ansias homicidas. Doce horas sin ley. Vivimos en un mundo loco, ultraviolento y chalado en general, así que la realidad que propone “The purge: La noche de las bestias” (ver tráiler y escenas) ─ningún título castellano sin coletilla, no vaya a ser─ pudiera no parecer tan disparatada en un futuro, eso sí, no inminente. Y no hay más que ver la respuesta de la taquilla USA a esta invitación al morbo en pantalla grande: 3 millones de dólares de presupuesto, más de 60 millones de recaudación local, secuela en marcha. Pero por muy marrullero y polémico que quiera parecer ─todo es tan tópico y previsible que no lo consigue─, este trabajo firmado y filmado por James DeMonaco tan sólo queda como una de tantas pequeñas peliculitas de serie B.

Ethan Hawke en "The purge: La noche de las bestias"

«Estas cosas no deberían pasar en nuestro barrio». Porque tras unos créditos verazmente crudos, guerrilleros y molones al ritmo de Debussy, lo que vemos no es más que otro ejemplo de cine de acoso y derribo versus defensas y apuntalamientos. Punto. Las opciones escogidas por el cineasta demuestran que tiene más voluntad que talento, reiterándose constantemente ─la acumulación de soluciones deux ex machina termina por ser irritante─ y olvidando su sugerente marco contextual para convertir el thriller en un disparate continuado sin fluidez narrativa y escasa coherencia, incluso dentro de la suspensión de credibilidad que aceptamos sin reservas desde su arranque. Si ochenta minutos se hacen pesados, poco hay que hacer.

Rhys Wakefield en "The purge: La noche de las bestias"

Deambulando por una casa infinita y laberíntica ─más aún sumida en permanente oscuridad─, amiga del estruendo y el machaque surround del respetable, el siempre esforzado Ethan Hawke trata de aportar veracidad a un conjunto pasado de sí mismo, acompañado de una familia ─Lena Headey, Max Burkholder y Adelaide Kane─ en la que ningún integrante tiene la más mínima química con los demás. Sin complejidad moral, sin debate ético sólido, “The purge: La noche de las bestias” impactará tal vez a aquellos tendentes al tremendismo y la paranoia social. En cuanto al resto, tiene todas las papeletas para pasar con más pena que gloria. Ya hemos dicho que la premisa es excesiva para aplicarla en la vida real, pero alguien debería recorrer los despachos de Hollywood, si no purgando, sí repartiendo collejas.

Calificación: 4/10 

Imágenes de la película “The purge: La noche de las bestias” © 2013 Blumhouse Productions, Platinum Dunes, Universal International Pictures, Universal Pictures y Why Not Productions. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir