Síguenos

«The visitor»: Pequeño pedazo de verdad

Críticas

«The visitor»: Pequeño pedazo de verdad

La cámara de Tom McCarthy mira a sus historias con sobriedad extrema, sin llevar más allá cualquier atisbo de sentimentalidad exacerbada. Richard Jenkins aprovecha su protagonismo con su presencia tranquila y muy cotidiana.

En el debut de Tom McCarthy como director, “The station agent (Vías cruzadas)” ya se nos marcaba cuál sería su especialidad: una habilidad innata para mostrarnos cómo personas que en principio no tienen nada en común pueden ir entrelazando hilos invisibles que establezcan relaciones aparentemente impensables. “The visitor”, su siguiente título, trata también de ello, por más que la situación personal de cada uno de los personajes que desfilan por la pantalla les impida llegar a establecer ningún vínculo duradero, ninguna relación verdaderamente estable.

Los méritos empiezan por un Richard Jenkins que aprovecha al máximo su protagonismo con su presencia tranquila y muy cotidiana (al contrario de lo que suele suceder con las estrellas de Hollywood, difícilmente voltearíamos la cabeza si nos cruzáramos con él en el metro). Atrás queda el eterno secundario del que todo el mundo recuerda su actuación pero no su nombre, especialmente como el inolvidable padre de familia de “A dos metros bajo tierra”. Su profesor universitario viudo, con la vida aparentemente resuelta, es un reputado docente e investigador del que nadie espera ya nada remarcable, un funcionario que deja pasar la rutina sin nada más emocionante que unas frustrantes clases de piano que revelan su falta de talento. Su descubrimiento de unas verdaderas razones por las que vivir (y en las que su  insospechado dominio del ritmo es una metáfora certera) vertebran una película que, sin embargo, es también muchas otras cosas.

Ampliar imagen

Por ejemplo, es también la historia del sufrimiento continuo de unos inmigrantes ilegales que aman Estados Unidos, que quieren vivir en el país, que intentan volcar su creatividad en una sociedad que, sin embargo, les cierra continuamente las puertas con una burocracia kafkiana para la que son, simplemente, extraños. La historia de una madre abnegada (Hiam Abbass), obligada a sacrificar cualquier atisbo de felicidad personal en aras del cuidado de un hijo (Haaz Sleiman) forzado a pagar por las actividades de sus padres. La historia de una chica callada y asustada (Danai Gurira), temerosa de querer por no verse obligada después a sentirse sola. Y es, también, la historia de una ciudad, Nueva York, dividida entre un corazón que habla muchas lenguas y la dificultad de sobreponerse al desgarro que en esa convivencia supuso el brutal atentado del 11-S.

Ampliar imagen

La cámara de Tom McCarthy se asoma a todas estas historias con una sobriedad extrema, sin pretender llevar más allá cualquier atisbo de sentimentalidad exacerbada, por más que haya algún momento que parezca rozarla. Pero todos los personajes pasan con cuidado, como si pisaran con temor de romper algo muy frágil, y quizá sea esa la principal dificultad para lograr la total empatía del espectador. Faltan aquí los puntos fuertes que hacían de la primera película del director algo inolvidable, pero sería falso decir que nos encontramos ante una mala cinta: al contrario, cuando hasta los dramas más renombrados que llegan a nuestra cartelera pecan de giros tramposos o vueltas de tuerca difícilmente justificables, la elegancia y contención de «The visitor» terminan suponiendo un agradecido descanso. Al fin y al cabo, si la película se eleva por encima de la media es por un puñado de actores sencillamente soberbios, quizá porque les dirige, a su vez, un actor que sabe lo que necesitan los intérpretes para estar cómodos y construir sus personajes. Porque aunque hayan cosas que reprochar a esta cinta, ninguna de ellas será, desde luego, la falta de honradez y coherencia.

Calificación: 6/10

  • Más información sobre «The visitor»
  • Tráiler en español de «The visitor»
  • Fotos de «The visitor» (20)
  • Notas sobre cómo se hizo «The visitor»
  • Entrevista en exclusiva con Tom McCarthy, por J. Arce
  • Crítica (8/10): Al ritmo de Richard Jenkins, por J. Arce
  • Crítica (8/10): Recuperando el ritmo de la vida, por J.R. Chico
  • Reportaje: Richard Jenkins, un muerto muy vivo, por A.M. Pérez
  • Nominada a un Oscar® (Mejor Actor Protagonista)
  • Noticias relacionadas con la película y su equipo
  • En las imágenes: Escenas de «The visitor» – Copyright © 2007 Groundswell Prouctions y Participant Productions. Fotos por Jojo Whildon. Distribuida en España por Karma Films. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Publicidad

    Novedades destacadas

    Guía de películas

    A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
    Subir