Síguenos

«Transporter 3»: Acción descafeinada

Críticas

«Transporter 3»: Acción descafeinada

La primera entrega de «Transporter» recaudó unos aceptables 44 millones de dólares en todo el mundo, por no hablar de que contribuyó a que Jason Statham se convirtiera en una pseudoestrella del cine de acción (de hecho, trabajará al lado de Jet Li y Sylvester Stallone en «The expendables», cinta que dirigirá este último). A su continuación le fue mucho mejor, amasando 85 millones de dólares en la taquilla internacional (y ello por no hablar de los suculentos beneficios que generó en el mercado del DVD). Estaba claro que más pronto que tarde se rodaría una tercera parte de la serie, obteniendo ésta hasta el momento unos ingresos muy parecidos a los de su antecesora, de ahí que Luc Besson, el principal impulsor de la saga, deba de estar ahora mismo frotándose las manos y pergeñando el pueril argumento de la siguiente película de tan jugosa franquicia.

transporter3critica1.jpg

«Transporter 3» cuenta con una surrealista trama en la que Frank Martin se ve envuelto en un buen lío, ya que tendrá que llevar a una joven llamada Valentina hasta Johnson, el villano de turno. Para darle al asunto algo de emoción, a los guionistas Luc Besson y Robert Mark Kamen no se les ocurre otra cosa que enfundar al protagonista del relato con un brazalete que explotará si aquél se aleja más de lo debido del automóvil en el que ha de cumplir su misión. Por supuesto, tampoco pueden faltar ciertos elementos narrativos que le otorguen al largometraje un «profundo» contenido social, de ahí que la chica en cuestión sea la hija secuestrada de un ministro de Ucrania que iba a firmar una normativa de política medioambiental. Si no cambia de opinión, la rehén perderá la vida.

Aunque no me cabe la menor duda de que los seguidores de esta saga se mostrarán encantados con esta película, personalmente considero que nos hallamos ante una propuesta repleta de diálogos risibles, situaciones imposibles y delirantes pasajes de acción. Ahora bien, no crean que estos últimos son muy abundantes; al contrario, se pueden contar con los dedos de una mano y, desde luego, de ningún modo los calificaría de espectaculares. Así, el director, Olivier Megaton, tira por la borda todo el trabajo de Corey Yuen, el responsable de coreografiar las peleas de artes marciales que aparecen en el filme (de cualquier manera, tampoco es algo que me entristezca, ya que este cineasta fue el que en su día se hizo cargo de la olvidable «Transporter»).

transporter3critica2.jpg

Insisto, las escenas más moviditas de la película, repletas de imágenes aceleradas y condimentadas por un llamativo montaje, tan sólo satisfarán a unos cuantos incondicionales de esta clase de propuestas. En cuanto al reparto, Jason Statham no se sale de su habitual papel de hombre rudo y frío, siendo acompañado en esta ocasión por una sosa Natalya Rudakova (Robert Knepper da vida al malo de la función y, para serles sinceros, algunos de sus tics me recuerdan demasiado al pérfido Bagwell de la serie de televisión «Prison break»). Resumiendo: aunque no se puede hablar de un bodrio, puesto que las pretensiones de una cinta de estas características ya son conocidas por los espectadores que acuden a verla, recomendaría al resto de los mortales que se abstuvieran de perder el tiempo con «Transporter 3».

Calificación: 4/10

En las imágenes: Fotogramas de «Transporter 3» – Copyright © 2008 EuropaCorp, TF1 Films Production, Grive Productions, Apipoulaï Productions y Current Entertainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir