Síguenos

«Transsiberian»: Un viaje demasiado largo

Críticas

«Transsiberian»: Un viaje demasiado largo

Aunque personalmente no soy entusiasta de muchas de las propuestas de Filmax, lo cierto es que hay que felicitar a esta compañía por sacar adelante ambiciosos proyectos que han intentado llenar un hueco existente en la cinematografía española. Bajo el sello de esta empresa se han dejado ver en la gran pantalla desde descaradas y eficaces producciones comerciales hasta largometrajes con clara vocación de llegar a un público internacional, caso de «Transsiberian». Por desgracia, no siempre les ha acompañado la suerte en la taquilla, como sucede con el filme aquí comentado, cuya recaudación en Estados Unidos apenas alcanzó los dos millones de dólares, cifra muy inferior a los 15 millones de presupuesto con que contaba.

ampliar foto

En principio, el argumento de la película no parece nada del otro mundo. Roy y Jessie son un matrimonio norteamericano que se traslada en tren desde Pekín hasta Moscú, viaje que durará alrededor de una semana. Es allí donde conocen, entre los pasajeros del Transiberiano, a la pareja formada por el abierto Carlos y la enigmática Abby. Lo que puede ser una gratificante experiencia que sumar a su viaje se convierte en una auténtica pesadilla, primero porque Roy desaparece tras detenerse en una de las estaciones y, segundo, porque un agente ruso encargado de luchar contra el tráfico de drogas siente algo más que curiosidad por el comportamiento de Jessie, envuelta accidentalmente en un atolladero que tendrá consecuencias funestas.

Si hay un defecto que se hace notorio mientras uno está viendo la película, es que esta se alarga sin necesidad alguna. Los acontecimientos de la trama se revelan insuficientes para dos horas de metraje, estirando la línea argumental de manera artificial y provocando que el espectador vaya perdiendo poco a poco el interés en el relato. Además, la cinta intenta abarcar excesivas temáticas, introduciendo en su guión desde conflictos conyugales hasta problemas de comunicación entre personas que pertenecen a distintas culturas, por no hablar de la facilidad con la que uno de los personajes cambia de rol y comportamiento sin previo aviso. No obstante, lo peor de todo es que estas flaquezas se intentan enmascarar vendiéndonos el filme como si se tratara de un thriller repleto de sorpresas, algo de lo que dista bastante.

ampliar foto

Si bien cabe reconocer el buen oficio de Brad Anderson tras las cámaras, su realización no es que resulte deslumbrante, en especial por su incapacidad para mantener un ritmo regular a lo largo de la narración. La música de Alfonso de Vilallonga posee un buen arranque en el que predomina una eficaz creación de atmósferas, pero el compositor naufraga a la hora de describirnos con sus notas lo que acontece en los minutos finales de la cinta. Por último, queda hablar de los intérpretes, siendo el elenco femenino (Emily Mortimer, Kate Mara) el más sólido de todo el reparto, mientras en el apartado masculino sólo merece mención la labor de Ben Kingsley, mostrándose muchísimo más discretos Woody Harrelson y Eduardo Noriega.

Calificación: 5/10
Calificación de la BSO: 5/10

En las imágenes: Fotogramas de “Transsiberian” – Copyright © 2008 Castelao Productions, Universum Film, Future Films, Lithuanian Film Studios y Telecinco Cinema. Distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir