Síguenos

«Tron: Legacy». De fase en fase

Críticas

«Tron: Legacy». De fase en fase

FichaSinopsisCartelFotosTráilerClipsNoticiasBanda sonora
ReportajePreviaCríticasComentarios

Con un apartado visual sólido pero no revolucionario, puesto que se emplean técnicas que ya hemos visto en otras películas, esta secuela posee un mecánico desarrollo que va minando el interés del espectador según avanza su trama.

Son innumerables las películas de los 80 que han marcado a toda una generación. Algunas arrasaron en la taquilla («E.T. el extraterrestre», «Regreso al futuro», «Los Cazafantasmas»), mientras que otras se convirtieron en obras de culto a pesar de sus modestas recaudaciones («Dentro del laberinto», «Cristal Oscuro», «Willow»). En este último grupo habría que incluir a «Tron», cinta revolucionaria en su día gracias a su estética pero que, para ser sinceros, carecía de un guión a la altura de las circunstancias. Más de dos décadas después nos llega su secuela, un filme que visualmente no aporta excesivas novedades si la comparamos con otras producciones que se estrenan en la actualidad.

Asimismo, «Tron: Legacy» tampoco sobresale por su argumento, convirtiéndose en una propuesta frustrante si consideramos lo mucho que se ha hablado de este largometraje (el proyecto se inició hace ya varios años). Y es que, a pesar de que su arranque resulta bastante sólido, posteriormente su desarrollo se va desinflando hasta provocar el desinterés de un espectador que no es capaz de sentir como propias las aventuras que viven los protagonistas. A todo ello hay que añadir el desmesurado esquematismo de la trama, que prácticamente se sustenta en la superación de una serie de niveles como si de un videojuego se tratara (puede comprenderse si tenemos en cuenta la temática del filme, pero el problema llega cuando en los instantes de pausa se introducen triviales diálogos que no ahondan en la relación entre padre-hijo o que explican con brevedad cómo ha evolucionado el universo virtual creado por Kevin Flynn).

En el lado positivo habría que mencionar la sólida puesta en escena de Joseph Kosinski y los cuidados efectos especiales que luce la cinta, sobre todo porque se respeta la carismática simplicidad de los diseños de su antecesora. Menos convincente resulta el rejuvenecimiento digital de Jeff Bridges, actor que, por cierto, llena la pantalla con su sola presencia (lo mismo se puede decir de Bruce Boxleitner). A su lado se sitúa un Garrett Hedlund que incluso palidece en comparación con otros intérpretes secundarios del reparto, caso de Olivia Wilde y Beau Garrett (si la película tiene éxito, mucho tendrán que cambiar las cosas para que sea capaz de llevar todo el peso de la narración). Ah, es imposible olvidarse de un Michael Sheen que, desde luego, se nota que se lo ha pasado en grande rodando su pequeño papel en esta esperada pero en parte decepcionante continuación.

Calificación: 5/10

En la imagen: Fotogramas de “Tron: Legacy” – Copyright © 2010 Walt Disney Productions y LivePlanet. Distribuida en España por Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir