Síguenos

«Tulpan»: El latido kazajo

Críticas

«Tulpan»: El latido kazajo

FichaCartelSinopsisTráilerCríticasComentariosNoticias

Sergey Dvortsevoy presenta una película hiperrealista que refleja la vida diaria de una familia de nómadas kazajos. Desarmante en su sencillez, el espectador no puede sino rendirse ante una propuesta tan asilvestrada como enternecedora.

Asa (Askhat Kuchinchirekov) termina el servicio militar y se traslada a vivir con la familia de su hermana (Samal Yeslyamova) a la estepa kazaja. Necesita casarse para tener su propio rebaño, pero la única chica del páramo le rechaza por tener las orejas demasiado grandes. De manera inesperada, casi colándose por la puerta de atrás, llega a nuestra cartelera con dos años de retraso “Tulpan”, salto a ficción del documentalista Sergey Dvortsevoy que ha rendido a la crítica allí donde ha sido presentada ─Mejor Película en Pusan, Montreal y Tokyo, laureada en Cannes y Gijón…─ y que queda como uno de los ejemplos de cine mínimo más asilvestrados del séptimo arte de los últimos tiempos.

Y es que pudiera dar la impresión, en un primer visionado y ajenos como somos a la vida diaria de los nómadas en la lejana Kazajistán ─la historia se sitúa, concretamente, en Betpak Dala, “la estepa del hambre”─, de que nos encontramos ante una propuesta documental, tal es el grado de naturalismo hiperrealista logrado por el cineasta. En este tremendo ejemplo de cine como imitación de la vida, larguísimos planos secuencia nos sumergen de lleno en la escasa actividad cotidiana de la familia, centrada en el pastoreo ovino en una zona hostil, recóndita y constantemente amenazada por unas condiciones difíciles de imaginar. Pero es, con todo, el pedazo de tierra en el que el joven Asa quiere asentarse junto a su esposa, para construir, sostiene, «un pedacito de paraíso». Desarmante y adorable testimonio de quien se haya perdidamente enamorado de la muchacha del título, un tulipán al que tan sólo intuye mientras trata de convencer a sus pretendidos suegros a base de aburridísimos pero apasionados relatos de sus hazañas bélicas.

Inextricablemente cómica, irresistiblemente humana, magnéticamente exótica, la trama ─si puede llamarse así a un devenir tan cotidiano como carente de emociones mayores─ avanza descubriendo un peculiarísimo apoyo en los animales domésticos que rodean la granja ─o más bien la “jurte”, tienda hogar tradicional kazajo─, auténticos profesionales del medio que consolidan la integración del espectador en este espontáneo y calmo espectáculo en que, poco a poco y a ritmo de los sonidos de la estepa ─y de los ríos de Babilonia de Boney M─ torna “Tulpan”, tan firme en su propósito como arriesgada en su idea de no mostrar nada más allá de lo que sucede en pantalla. Sin dobles lecturas, sin más mensajes que el apego a la tierra de cada cual, sin más celebraciones que el nacimiento de un carnero que abre la puerta a la esperanza de manera inamovible y enternecedora.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Tulpan” © 2008 Pandora Film Produktion, Cobra Film, Eurasia Film, Film Company Slovo, CTB Filmproduction, Filmcontract y Pallas Film. Distribuida en España por Karma Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir