Síguenos

«Ultimátum a la Tierra»: Más cerca de Roland Emmerich que de Robert Wise

Críticas

«Ultimátum a la Tierra»: Más cerca de Roland Emmerich que de Robert Wise

Tristemente, no queda nada del espíritu de la obra original en este innecesario remake. Como mínimo, uno cabría esperar que al menos Scott Derrickson hubiera respetado la premisa del ultimátum, el carácter pacifista y las buenas intenciones del carismático Klaatu, pero ni eso encontramos en esta nueva «Ultimátum a la Tierra». Resulta enormemente decepcionante comprobar cómo en ella todo vestigio del debate humanístico tan necesario que planteaba la película de Robert Wise ha desaparecido por completo cuando más se requería reavivarlo. La ley del blockbuster ha impuesto su yugo y diseñado una de esas cintas fabricadas en cadena que no hacen sino demostrar su vacuidad a cada imagen de su hiperbólico espectáculo.

ampliar imagen

Lo que fuera ciencia-ficción inteligente, sencilla y directa se ha convertido en mero y frívolo cine de catástrofes. El problema de «Ultimátum a la Tierra» es que ni siquiera parte del ultimátum que se menta en el título, sino que nos cambia al Klaatu original, aquel ser magnífico dispuesto a darle una oportunidad a la Tierra, por otro más insípido y bastante menos simpático (chirría el personaje, no Keanu Reeves en una ejecución correcta de su personaje). Si aquel no cejaba en su empeño por encontrar una voz que escuchara su mensaje, el nuevo Klaatu es un ser hostil que decide en la mesa de un McDonald’s el destino de la Tierra. Sería hasta una buena broma si no halláramos la escena en un contexto hueco, que evidencia que sus intenciones nunca son las de plantearse cualquier discusión en torno al devenir de nuestro planeta. Muy al contrario, Derrickson no ve el momento para introducir las artificiosas escenas de destrucción masiva que permitan el lucimiento de unos efectos visuales que acaban siendo los verdaderos protagonistas. Triste, pero cierto hasta el punto de que no le importa llevarse por delante hasta la identidad del mismísimo GORT, una de las figuras icónicas del cine de ciencia-ficción, aquí reformulado como un monstruo digital formado por materia inclasificable y proporciones titánicas que sólo sirve de recipiente de la plaga que habrá de liberar para destruir la Tierra. De hecho, su tamaño es sintomático del vicio que lacra la obra de Scott Derrickson: como apuntaba antes, la estupidez de la hipérbole como vehículo único para alcanzar las cotas más altas de espectacularidad.

ampliar imagen

Si bien no se le puede negar a «Ultimátum a la Tierra» su capacidad para entretener, tampoco debemos olvidar a costa de qué precios. Dejando de un lado la fuente original y limitándonos a examinar la película como una unidad independiente, advertiremos que nos hallamos ante un cine de catástrofes de pretensiones tan enormes como los desastres que se nos muestran en la pantalla. Ninguno de ellos invita a la reflexión y todos suponen un abrumador circo de efectos visuales donde los personajes acaban siendo meros secundarios despojados de alma. Por eso, cuando hace su incursión el drama humano (la escena en el cementerio), ya nos resulta imposible creer en él y alejar nuestra mente de títulos como «El día de mañana» o «Independence Day». Porque sí, esta «Ultimátum a la Tierra» tiene mucho más que ver con los rimbombantes y apocalípticos filmes de Roland Emmerich que con el cine inteligente y extraordinario que en cada género pregonaba Robert Wise. Al menos Derrickson ha tenido clemencia al librarnos del patriotismo exacerbado y los héroes increíbles del alemán, pero no ha tenido reparos en hacer de este remake un producto ajustado a las demandas de un público cada vez menos dispuesto a encontrar una mínima reflexión en la sala oscura, un fast-food cinematográfico a complementar con las franquicias anunciadas sin ningún disimulo a lo largo del metraje (LG, Windows o McDonald’s son algunas de las marcas que disfrutan de su plano publicitario).

ampliar imagen

En definitiva, uno no puede sino lamentarse de un ejemplo más de clásico mal revisado, utilizado como coartada para erigir un nuevo espectáculo de masas adormecidas que engrose las arcas de las majors un año más. Por desgracia, poco cuenta ya el factor de la necesidad o no de un remake y menos aún los sentimientos de aquellos que creemos en el cine como arte gracias a tipos como Wise. Si este «Ultimátum a la Tierra» de Derrickson tiene algún valor indiscutible, ése es el de remarcar esa pérdida: la de aquello que se perdió en el camino.

Calificación: 4/10

  • Más información sobre «Ultimátum a la Tierra»
  • Tráiler español de «Ultimátum a la Tierra»
  • Fotos de «Ultimátum a la Tierra» (19)
  • Notas sobre cómo se hizo
  • Rueda de prensa en Madrid
  • Crítica de José Arce
  • Crítica de Joaquín R. Fernández
  • Crítica de Manuel Márquez
  • Scott Derrickson a examen ante el clásico de Robert Wise
  • Noticias relacionadas con la película y su equipo
  • En las imágenes: Escenas de «Ultimátum a la Tierra» – Copyright © 2008 20th Century Fox y Earth Canada Productions. Fotos por Doane Gregory y Weta. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Publicidad

    Novedades destacadas

    Guía de películas

    A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
    Subir