Síguenos

«Un chihuahua en Beverly Hills»: Nula originalidad, escasa diversión

Críticas

«Un chihuahua en Beverly Hills»: Nula originalidad, escasa diversión

Si alguien quiere hallar en Raja Gosnell un sinónimo de cine de calidad, será mejor que busque en otro lado. Este director es el responsable de títulos tan nimios como «Solo en casa 3», «Esta abuela es un peligro» o «Scooby-Doo» y su secuela, por citar tan sólo algunos ejemplos. Ahora bien, me parece realmente exagerado que algunos califiquen a «Un chihuahua en Beverly Hills» como la peor película que ha rodado hasta el momento, porque, a pesar de que no es una propuesta precisamente recomendable, al menos uno no se siente engañado tras verla, ya que sabe en todo momento lo que se va a encontrar (y es que la originalidad no es uno de sus puntos fuertes).

ampliar imagen

Veamos, en el filme nos topamos con Chloe, una perrita a la que su acaudalada dueña trata con excesivos mimos. Le compra vestiditos caros e incluso tiene un collar que vale una fortuna; en definitiva, está completamente malcriada. Un día, la mujer ha de realizar un viaje al que no le puede acompañar su mascota, de ahí que le pida a su sobrina que la cuide durante su ausencia. Por supuesto, esto trastoca los planes de la joven, ya que tenía pensado ir con sus amigas hasta México, si bien pronto se le ocurre que puede llevarse al animal con ella. Sin embargo, Chloe abandona el hotel en el que se alojan las muchachas y se pierde en el bullicio de unas calles que son muy diferentes a las que hasta ahora había visitado. Es entonces cuando unos individuos la atrapan y se la llevan a un lugar en el que se organizan peleas clandestinas con todo tipo de chuchos…

Con semejante argumento, de una obvia simpleza, ¿de verdad alguien esperaba algo notable de «Un chihuahua en Beverly Hills»? El filme sigue los esquemas habituales de este tipo de propuestas, de ahí que el verdadero peso de la función resida en los múltiples animales que se pasean por la pantalla. La película, sólo recomendable para los más pequeños de la casa, carece de un guión chispeante o de unas situaciones que nos metan de lleno en la historia, por lo que al final todo se reduce a la típica conversión de la protagonista y al descubrimiento de que, fuera de su hogar, existe otro mundo muy distinto al que ella conocía. No es una cinta detestable y, teniendo en cuenta su escasa duración, tampoco aburre en exceso, si bien el público adulto la recibirá con cierta indiferencia.

ampliar imagen

Por supuesto, las verdaderas estrellas del largometraje son los múltiples perros que aparecen en él y, faltaría más, las personas encargadas de adiestrarlos. El director se limita a recoger con su cámara el trabajo de otros, completado luego gracias a los responsables de los efectos visuales, los mismos que se emplean para mover la boca de los animales o, en determinadas escenas, crearlos completamente por ordenador. Los intérpretes humanos pasan desapercibidos, algo que no es de extrañar en el caso de Piper Perabo, una actriz de limitado talento; más triste es lo que acontece con Jamie Lee Curtis, quien apenas aparece durante unos cuantos minutos del metraje y que en los últimos años no es que se haya prodigado en exceso en las salas de cine.

Calificación: 4/10

  • Más información sobre «Un chihuahua en Beverly Hills»
  • Tráiler español de «Un chihuahua en Beverly Hills»
  • Fotos de «Un chihuahua en Beverly Hills» (20)
  • En las imágenes: Fotogramas de «Un chihuahua en Beverly Hills» – Copyright © 2008 Walt Disney Pictures, Mandeville Films y Smart Entertainment. Distribuida en España por Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Publicidad

    Subir