Síguenos

«Un golpe de altura»: Armas para el pueblo

Críticas

«Un golpe de altura»: Armas para el pueblo

Lo nuevo de Brett Ratner da lo que se le pide: diversión y entretenimiento comercial con una correcta factura técnica y un amplio elenco perfectamente conjuntado. Una película que demuestra que, en ocasiones, los ladrones son gente honrada.

Josh (Ben Stiller) es el encargado de que todo funcione a la perfección en La Torre, uno de los edificios de renta más inasequible de los Estados Unidos. Cuando uno de los inquilinos, Arthur Shaw (Alan Alda), es acusado de una estafa que se ventila su pensión y la de todos los trabajadores, llegará la hora de tomar medidas drásticas. Decir que “Un golpe de altura” (ver tráiler) es probablemente la película que mejor funciona de Brett Ratner puede que no sea gran cosa, pero la verdad es que el cineasta ha conseguido ofrecer un producto que ofrece lo que se le demanda: un entretenimiento fugaz por el que dejarse llevar durante algo más de hora y media. No se le puede pedir más.

«Hoy Steve McQueen es mi zorrita». Por debajo de la rápida insustancialidad de la propuesta, el guion de Ted Griffin y Jeff Nathanson marca un divertido ─y en ocasiones nada sutil─ puyazo a los tiburones financieros que se han llevado por delante el futuro de una buena porción de la sociedad yanqui ─y, por contagio, del resto del mundo─, al tiempo que pincela cuestiones como la inmigración y el mercadeo humano; así, la historia se convierte en un cuento que no viene sino a subrayar que, en ocasiones, los ladrones son gente honrada y que de vez en cuando no viene mal darle las armas al pueblo. Por supuesto, todo reverdecido y recubierto de comedia de acción mainstream sin más pretensiones, tendente al disparate y efectiva desde un espectro técnico correcto a todos los niveles.

Eso sí, destaca sobre el resto la banda sonora de Christophe Beck, que aúna lo que se presupone en una propuesta de estas características con los ecos, muy bien resueltos y amplificados, de los thrillers de tipos duros pistola en mano a ambos lados de la ley de los años 70. El amplio reparto funciona muy bien compenetrado, favorecido por la entrada en tromba ─incontenible en la versión original─ del mejor Eddie Murphy en bastante tiempo y por la participación de tipos tan solventes como Casey Affleck, Téa Leoni, Michael Peña, Matthew Broderick ─estos dos, fantásticos─, Judd Hirsch o Stephen Henderson, acompañados de una Gabourey Sibide a la que no habíamos vuelto a ver desde su inesperada irrupción en la industria con la ya olvidada “Precious” (2008). “Un golpe de altura” es ajedrez palomitero de ataque, una jugada Marshall de andar por casa. Pero no está mal.

Calificación: 6/10


Imágenes de “Un golpe de altura”, película distribuida en España por Universal Pictures International Spain © 2011 Imaghie Entertainment y Rat Entertainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir