“Un lugar donde quedarse”: En busca de la esencia familiar

Escrito por el 20.11.09 a las 17:29

Retrato social lleno de gravedad y dramatismo de hondo calado. La química entre Krasinski y Rudolph saca adelante una película irregular con secuencias muy conseguidas que disculpan otras más inverosímiles y forzadas.

El inminente nacimiento de un hijo y el miedo de unos padres treintañeros y primerizos sirven al británico Sam Mendes para levantar una road movie, y poner a Burt y Verona en ruta a la búsqueda de un ambiente familiar en que pueda crecer su retoño. De esta manera, “Un lugar donde quedarse” (“Away We Go”, en el original) se constituye en ventana desde la que contemplar la diversidad de modos de plantearse la vida, de salir para encontrar un lugar en el mundo… para concluir que basta el amor para sobrellevar las dificultades y las incertidumbres. No oculta Mendes el carácter episódico de la cinta, con escenas bien hilvanadas gracias a las interpretaciones de la pareja protagonista, de forma que Phoenix, Tucson, Wisconsin, Montreal y Miami se convierten en paradas de fonda, microcosmos y espejo de una sociedad que mira a la vida con derrotismo o que confunde felicidad con frivolidad y consumismo cuando no vive anclada en anticuadas teorías hippies anti-valores, pero también donde se descubre a quien sufre el abandono e infidelidad matrimonial o la imposibilidad de tener hijos.

El retrato social que hace el director de “Revolutionary Road” está lleno de gravedad y dramatismo de hondo calado, pero en todo momento es visto con ojos de esperanza, con personajes llenos de buen humor, bondad y sinceridad… que se ganan al espectador a pesar de sus excentricidades, que crean momentos de tierna emoción o nos brindan historias entrañables —la del naranjo y sus frutos artificiales es pura poesía, lo mismo que la de la familia “levantada” con azucarillos—, junto a golpes de humor que provocan la carcajada, aunque en ocasiones sea con un tono un tanto procaz. Sin duda, los personajes secundarios —e incluso los principales— no escapan al estereotipo al estar al servicio del mensaje, y sus historias apenas están desarrolladas, pero las buenas interpretaciones y la química que hay entre John Krasinski y Maya Rudolph sacan adelante una película irregular con secuencias muy conseguidas que disculpan otras más inverosímiles y forzadas. Un ejemplo de esos instantes lúcidos es el broche final, con una bella declaración de amor con un rosario de promesas que saben a matrimonio… a pesar de la resistencia de Verona.

Esta película de carretera clausuró la última Seminci y dejó buen sabor de boca entre un público que se divirtió, y que se sintió conmovido con la pequeña historia de esta pareja excéntrica y un tanto a la deriva. El universo que se presenta parece de otro mundo por su singularidad o inocencia… pero es el nuestro, y la aparente ligereza se torna en gravedad con estampas conyugales y familiares tratadas con una cuidada fotografía y una preciosa banda sonora. Menos mal que quedan los recuerdos de la infancia y las tradiciones familiares para “volver a casa” con Verona, y encontrar allí la protección ante un mundo desorientado y vacío. Una película amable, tierna y optimista que se ve con gusto aunque no sea redonda. Una que mira a los buenos sentimientos y está a punto de despeñarse en su intimismo no disimulado, una a la que no le falta un punto crítico y sarcástico de la sociedad americana.

Calificación: 7/10

En las imágenes: Fotogramas de “Un lugar donde quedarse” – Copyright © 2009 Focus Features, Big Beach Films, Edward Saxon Productions y Neal Street Productions. Fotos por François Duhamel. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



3 - Joaq - 3:34 - 02.08.10

No es LA pelicula ni creo que intente serlo. Pero tiene vida, creo que los comentarios anterior se fijan en lo estrictamente estetico o logico de como debe ser una pelicua. Pero una pelicula tambien es un mensaje (bueno, malo, raro, completo o mas o menos) y la pelicula lo hace y bien en gran parte.



2 - luis - 9:42 - 03.12.09

Decepcionante Sam Mendes, bueno nadie es perfecto, el peor lastre de la pelicula son los personajes que acompañan a la pereja protagonista que en mi opinion estan exagerados hasta un limite en que parecen fuera de orbita, en teoria esto deberia ser bueno para la comedia, pero resulta ser dramatico para los personages y para la pelicula. Si pretendia una comedia se le salio agria, si lo que pretendia era una critica social, exagero demasiado los personages, si pretendia las dos cosas a la vez, le salio un churro.
Decepcionante.

salud.



1 - angel - 23:31 - 27.11.09

¿Tontorrona?. ¿Un poco exasperante?. ¿Una movie road que no sabe a donde va?. ¿Una perejita de americanos bobalicones que nos dicen que no tienen dinero y se recorren america de norte a sur y de este a oeste, en tren avion coche de alquiler?.
Para jovencitos ingenuos.



1

 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.