Síguenos

«Una familia con clase»: La guerra de los Whittaker

Críticas

«Una familia con clase»: La guerra de los Whittaker

Hace poco nos quitábamos el sombrero ante esa estupenda revisión de la screwball comedy que era «Un gran día para ellas». La comedia de Bharat Nalluri nos trasladaba al Londres de entreguerras para subrayar el choque entre dos personalidades contrapuestas: la de una institutriz chapada a la antigua, anclada en los tradicionales valores morales, y la de una joven actriz independiente, entregada a la emancipación sexual de aquellos años. Ahora nos llega esta «Una familia con clase», la cual nos devuelve al mismo tiempo, mismo lugar, contándonos una historia de rasgos similares (aunque transcurso bien distinto) que bien podría suceder en paralelo a aquella en algún lugar de la Inglaterra rural: una mujer todoterreno (Jessica Biel) se casa impulsivamente con el hijo de los adinerados Whittaker (Ben Barnes); cuando esta llega a la mansión de su nueva familia, se verá envuelta en una guerra sin cuartel con su nueva suegra (Kristin Scott Thomas), una mujer de firmes y conservadoras convicciones.

Ampliar imagen

«Una familia con clase» adapta la obra teatral «Easy Virtue», que un joven Noel Coward escribió allá por 1924 y que el mismísimo Alfred Hitchcock adaptó cuatro años después, aún en tiempos del cine mudo, aún en su etapa británica. Ahora el australiano Stephan Elliott («Las aventuras de Priscilla, reina del desierto», «Ojos que te acechan») retoma el texto de Coward para una actualización que, dados los afiladísimos diálogos que encontramos en ella, se revelaba como una revisión más que plausible. Y es que la mejor virtud de esta comedia es, precisamente, la vivacidad con la que traslada unas líneas de incontenible mordacidad, llenas de inteligencia y rebosantes de acidez que espetan unos personajes en su mayoría bien definidos. Es el caso de un Colin Firth que ofrece un impagable recital de sarcasmo que queda enfatizado en su desidia vital, o unas enfrentadas Biel y Scott Thomas, la primera convincente como una mujer demasiado avanzada para el tiempo y la sociedad que la rodean, la segunda como una estirada y púdica aristócrata que hará cualquier cosa para deshacerse de su inesperada nuera.

Ampliar imagen

Stephan Elliott realiza una comedia más atinada en el humor verbal que en el visual, donde no encuentra el mismo éxito a la hora de introducir pasajes de gross-out comedy (los Farrelly se lo hubieran pasado en grande con ese chihuahua), o a la hora de dotar a sus escenas de una sofisticación mayor que hubiera subrayado los brillantes cruces dialécticos. Tampoco encuentra acierto en su empecinamiento por poblar el metraje de planos imposibles a través de espejos, reflejos, transiciones o una cámara inquieta, recursos todos ellos que en ocasiones resaltan más por su escasa adecuación con aquello que se nos cuenta que por su pericia cinematográfica. Sí que es merecedora de elogios, sin embargo, una banda sonora que profesa magníficamente el espíritu subversivo que calza la heroína de la cinta, compuesta por un buen puñado de temas que remiten a los primeros pasos de aquel jazz que empezaba a hacerse hueco como contagiosa música profana, y que tan pronto recupera a Cole Porter como comete la deliciosa osadía de versionar con aquellos ritmos a Tom Jones y su «Sex bomb».

Ampliar imagen

Falta de una distinción mayor que haga doblemente sangrante su crítica a la reinante hipocresía de la clase alta inglesa en tiempos de cambios, «Una familia con clase» es aún así una comedia repleta de aciertos que garantizan las carcajadas de la platea. Si Elliott no demuestra deslumbrantes aptitudes para la comedia, al menos sí pone en evidencia una perspicacia que lleva a buen puerto la obra de Coward, razón más que convincente para celebrar su adaptación.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de «Una familia con clase» – Copyright © 2008 Ealing Studios, Joe Abrams Productions, Odyssey Entertainment, Endgame Entertainment, BBC Films, Prescience Production Partnerships y Fragile Films. Distribuida en España por DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Subir