Síguenos

Críticas

«Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos»: Neo-noir pervertido

Ficha película Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinosSinopsis Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinosCartel Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinosImágenes Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinosTráiler Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinosEscenas Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinosCríticas Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinosComentarios Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos

«Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos» es un remake poco ortodoxo de la película debut de los hermanos Coen, «Sangre fácil». Una versión bastarda que es neo-noir pervertido y siempre extraño, sin dejar de ser fiel al original.

Abandonen los que aquí se aventuran toda esperanza del remake ortodoxo, la fotocopia que asegura al menos la corrección política de la traslación. «Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos» (ver tráiler y escenas) es anómala desde su misma concepción: una revisión de «Sangre fácil» (Joel Coen, 1984), la película debut de los hermanos Coen, que viene de este a oeste, a paso cambiado y a destiempo —se estrena dos años después de su producción—; y una rareza  que marca un probable punto y a parte en la carrera de Zhang Yimou, cineasta chino con dotes para el deslumbramiento visual y el espectáculo del wu xia (1), incluso capaz de inspirarse en su propia fastuosidad para erigirse maestro de ceremonias olímpicas (2).

En «Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos» Yimou desempeña lo más parecido a una versión bastarda, una alternativa reinvención del original en un contexto que le es ya no extraño, sino directamente incómodo. El desierto y el aislamiento de una tienda de fideos sustituyen a la América profunda de carretera y motel como los improbables escenarios de un neo-noir pervertido, dislocado. Y la jugada, pese a reducirse casi a la condición de trastada personal, al menos puede presumir de ofrecer, en una misma lectura, las claves para su propia parodia y una reestructuración de virtudes nada casual: ramalazos del virtuosismo acostumbrado del autor contrastan no, chirrían, con colores pastel en personajes que en su exacerbada ridiculez parecieran descartes de un episodio de «Humor amarillo» (2006-); y la puntuación sonora en una película casi silente, como si ese mutismo negro, angustioso que gobernaba «Sangre fácil» hubiera sido reeditado con una meticulosa edición a la altura de las filigranas técnicas de los últimos trabajos de los hermanos.

Es, precisamente, en ese respeto y reinvención del tono moroso, manierista de aquella, en la que Yimou establece su verdadera fidelidad al original. También en las derivaciones gore —el enfrentamiento final a través de una puerta— y en la mala leche contenida, quizá el más sólido nexo de unión entre ambas versiones. Por lo demás, es de agradecer que el director haya optado por la insumisión a la fuente como base para una obra nueva, disfrutable en su calidad de entretenimiento pasajero y llamativamente impropio.

Calificación: 6/10

(1) Género épico en el que se incluyen títulos como «Hero» (2002).
(2) Zhang Yimou dirigió la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Imágenes de “Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos”, película distribuida en España por Golem © 2009 Beijing New Picture Film. Todos los derechos reservados.

Continue Reading

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir