Síguenos

Una semana que nos devuelve a la realidad

Estrenos

Una semana que nos devuelve a la realidad

Llevamos unas semanas de euforia. Y, en cierta forma, no es para menos, porque se han sucedido, en muy poco tiempo, una serie de estrenos de los de antología. Por nuestras carteleras han desfilado gran parte de los pesos pesados que veremos en un año, y para colmo las expectativas de calidad se han visto más que satisfechas en la mayor parte de los casos. Si a eso añadimos el hecho de volver a encontrar las salas llenas como hacía muchísimo tiempo que no ocurría (y más aún por los que optan por títulos alternativos a la oferta más comercial), casi nos habíamos olvidado de que esto que llamamos cine está en crisis (o al menos, eso dicen).

Ampliar foto

Pero no, desgraciadamente sigue habiendo problemas en la distribución cinematográfica de este país. Que una película como “El tren de las 3:10” haya tardado un año en llegar a nuestras pantallas desde su estreno estadounidense, cuando tantas memeces nos invaden simultáneamente, o casi, a su desembarco en su país de origen, indica que algo falla. Y más todavía cuando su reparto viene encabezado por dos actores tan en boga como Christian Bale (no puede estar más de moda tras “El Caballero Oscuro”) y Russell Crowe. De acuerdo que el western es el eterno enfermo de los géneros cinematográficos, y que su muerte ha sido anunciada una y mil veces, pero aún así lo que ha sucedido con esta cinta parece excesivo (y dejemos aparte casos más sangrantes, como el de “I’m not there”, que sigue inédita entre nosotros tras su paso por varios festivales y su nominación a los últimos Oscar®). ¿Quieren un consejo? Corran a verla, no vaya a ser que, para completar el cuadro, encima dure en cartelera lo que una consola a la puerta de un colegio.

En la imagen: Escena de «El tren de las 3:10» – Copyright © 2007 Tree Line Film y Relativity Media. Foto por Richard Foreman. Distribuida en España por Wide Pictures y Filmax. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir