Síguenos

«Una vida mejor»: Si nos dejan

Críticas

«Una vida mejor»: Si nos dejan

Un fantástico drama acerca de la dificultad de salir adelante en esta Europa que nos ha tocado sufrir. Sin ceder en su impulso crítico, Cédric Kahn ofrece una visión certera y valiente de las trabas impuestas por la condición social.

Yann (Guillaume Canet) y Nadia (Leïla Bekhti) sueñan con abrir un restaurante a orillas de un lago. Un objetivo que tiene que pasar obligadamente, como para la mayoría de los mortales que no podemos pagar a tocateja, por las aprobaciones y solicitudes bancarias de rigor. Cédric Kahn dirige “Una vida mejor” (ver tráiler y escenas), una fantástica propuesta que parece encuadrarse en los parámetros del drama social de actualidad pero que, en su esencia, durante buena parte de su recorrido asemeja más una película de terror. Un terror palpable, cotidiano, el de millones de personas en eso que se llama el mundo desarrollado ─Francia, uno de los motores de Europa─, generado por la incapacidad ─o, cuando menos, dificultad suma─ de escapar a nuestra propia condición de clase.

«Siempre hay una salida. Lucharemos». El cineasta firma junto a Catherine Paillé una historia muy bien desarrollada, que transita por caminos convergentes a lo largo de un metraje inflexible con el espectador, ajeno a lindezas y recursos que conviertan esta ficción en algo que no sea una realidad trágicamente veraz. No es una batalla contra el sistema, no es una denuncia siquiera de la parsimonia de ese malévolo, frío, impersonal entramado bancario que sepulta esperanzas con la objetividad de una máquina carente de sentimientos. “Una vida mejor” es, sencillamente, una forma de proponer que ese muro contra el que tantas veces nos damos cabezazos puede, si no derribarse, rodearse ─o al menos intentarlo─ sin perder el ímpetu que nos hace individuales e irrepetibles.

Guillaume Canet realiza un trabajo verdaderamente espectacular en la composición de su personaje, logrando mantener las vetas claves de su personalidad ─la ambición, la arrogancia que le hace orgulloso en un mapa de circunstancias adversas─ a través de un viaje emocional impensable dados los compases iniciales de la narración. Y su química con el pequeño Slimane Khettabi ─el verdadero protagonista de base, detonante, interruptor y resorte de los acontecimientos─ es incuestionable, retratada su relación con natural objetividad desde un espectro técnico sencillo, ausente prácticamente de banda sonora y sin artificios innecesarios que desvirtúen esta fábula que puede mascarse en su aridez y, con todo, disfrutarse en su luminosidad global. Muy recomendable.

Calificación: 8/10


Imágenes de “Una vida mejor” © 2011 Les Films du Lendemain, Cinémaginaire, Maia Cinema, Mars Films y France 2 Cinéma. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir