Síguenos

«Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas»: Oda a la transmigración

Críticas

«Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas»: Oda a la transmigración

FichaSinopsisCartelTráilerNoticiasCríticasComentarios

Apichatpong Weerasethakul presenta una película abierta en sus lecturas, pensada para que el espectador se deje llevar y saque sus propias conclusiones a partir de su percepción de una propuesta tan hipnótica como exigente.

Boonmee (Thanapat Saisaymar) tiene una insuficiencia renal grave. Con un pie en este mundo y uno en el más allá, durante una cena en compañía de su cuñada (Jenjira Pongpas) y su sobrino (Sakda Kaewbuadee) se le aparecen dos fallecidos, su esposa Juay (Natthakarn Aphaiwonk) y su hijo, Boonsong (Geerasak Kulhong), este último convertido en un mono fantasma. Las puertas que separan el sueño y la fabulación de la realidad palpable se difuminan en “Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas”, nuevo trabajo del inclasificable Apichatpong Weerasethakul que llega a las salas precedido por la Palma de Oro lograda en el último Festival de Cannes.

Esencialmente compleja hasta lo inabarcable, la película se caracteriza, principalmente, por la ingente y progresiva exigencia que requiere del espectador a lo largo de sus dos horas de metraje. Una solicitud a la que hay que plegarse ya desde su mismo título, ya que Boonmee es, en realidad, un personaje secundario, y las existencias anteriores a las que alude han sido voluntariamente borradas de la adaptación de la novela original en que se basa la propuesta. Así las cosas, lo que queda es una mansísima invitación a dejarse llevar por una sucesión de imágenes profusas en fragores y simbolismos tan crípticos como irresistibles, que apuesta por abrir un hueco desde el que cada observador pueda interpretar no ya sólo lo que cuenta Weerasethakul, sino su propia existencia en armonía con el orbe y lo que le rodea.

Apoyado en la transmigración de las almas entre los seres humanos, plantas, animales y espíritus, el armazón ultra estático ─no hay prácticamente movimientos de cámara, no existen los primeros planos, no se requiere de banda sonora más allá de sonido ambiente y unas pocas notas compositivas─ de “Uncle Boonmee…” sugiere contenidos socio políticos desde la misma ubicación geográfica de la trama, parca en vivezas terrenales pero nutrida de afectos mínimos e insinuaciones constantes que fluyen hacia el retorno a la infancia y los recuerdos primigenios que borramos durante la mayor parte de nuestra existencia. Así pues, un arriesgado ejercicio de reflexión cuyas extraordinariamente vastas lecturas corren el riesgo de ser obviadas y/o rechazadas de modo inconsciente, pero que marca un poso de tranquilidad en el ánimo de quien quiera abandonarse a su fervor mundano y espiritual.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas” © 2010 Kick The Machine Films, Illumination Films Past Lives, Anna Sanders Films, The Match Factory , Hans W. Geissendoerfer, FernsehProduktion y Eddie Saeta. Distribuida en España por Karma Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir