Síguenos

«Up»: Menos mal que tenemos las gafas de 3-D para disimular la lagrimita

Críticas

«Up»: Menos mal que tenemos las gafas de 3-D para disimular la lagrimita

No sería descabellado decir que «Up» sintetiza todos los hallazgos de la compañía en estos años: una historia arriesgada, un héroe fuera de los cánones de Hollywood y un guión que demuestra un amor profundo por su herencia cultural.

¿Habremos llegado a la cima de Pixar con esta película? Sí, ya sé que cada verano parece que se ha alcanzado una cota insuperable, que cuando todos nos preguntábamos si se podía alcanzar mayor perfección técnica que en «Ratatouille», nos despacharon «WALL•E (Batallón de limpieza)», una cinta que no sólo llevaba aún más allá lo alcanzado por aquella, sino que además lograba trabar una historia más redonda, más ajustada en ritmo. Pero es que el nivel de «Up», ahora sí, resulta casi imposible de creer que se pueda superar en una entrega posterior, tanto en lo visual como en el armazón de la historia. Y sobre todo, la sospecha crece aún más si tenemos en cuenta que lo que se aproxima en el horizonte de la compañía del flexo son secuelas… y sí, vale que «Toy Story 2» les salió redonda, pero no sé, no sé…

En cierta forma, no sería temerario decir que «Up» sintetiza todos los hallazgos de la compañía en estos años: el atrevimiento con una historia que sobre el papel sólo puede sonar a descabellada (y de la que el viaje en una casa sostenida por miles de globos de helio es tan sólo la primera y no mayor apuesta de riesgo); la construcción de un protagonista que se escapa de los cánones de lo que Hollywood espera de un héroe (en este caso, un anciano viudo, solitario y con dificultades para caminar); el acompañamiento de unos secundarios inolvidables (algo heredado de la propia tradición Disney, en este caso concretado en un boy scout regordete y un tanto repelente, un pájaro imposible y un perro «hablador»), amén de un villano modélico; un guión lleno de giros, en el que la sorpresa no se agota; un amor profundo por una herencia no sólo cinematográfica, sino también cultural (la épica ingenua de un Verne, un Conan Doyle, un Wells); y un apartado técnico simplemente maravilloso, con un gusto por el detalle y una capacidad poética extremos que, además, integran el 3-D como herramienta para introducirnos en su mundo, no para sacarnos de él con trucos baratos de feria.

Ampliar imagen

Sería hacer un flaco favor a los espectadores avanzar siquiera un poco del argumento, y en este caso hay que reconocer la habilidad de unos estudios que, en sus tráileres, saben mostrar lo suficiente para despertar el interés, pero guardándose buenos ases en la manga. Y daría para páginas y páginas el recuento de una iconografía llena de momentos que harían las delicias de muchos artistas, desde los perros camareros a esas imágenes de la casa flotando y hasta colgando de un frágil anciano y un niño parlanchín. Y por si fuera poco mérito haber levantado una cinta que no sólo se sostiene, sino que consigue además, con su arriesgada estética rayana en lo excéntrico y la imaginación desbocada, un blockbuster capaz de reventar las taquillas… Una demostración, junto a «Los mundos de Caroline», de que aún es posible conseguir la cuadratura del círculo entre calidad, ambición y recaudación. Pero claro, para eso hace falta talento, y eso es algo que estos chicos atesoran y riegan cada día.

Eso sí: como en la anterior entrega de Pixar, no se oculta que «Up» habla de cosas más cercanas, en el fondo, a las vivencias de un adulto que a las de un niño, por mucho que la triste condición del pequeño Russell resulte demasiado familiar a muchos de los enanos que se sienten en el patio de butacas. Y es que no es poca cosa que, tras la sonrisa, se oculte una lágrima que, seguro, dejaremos escapar de manera furtiva, agradecidos de llevar las gafas de 3-D. No vayan a decir que una peli de dibujos nos hizo llorar…

Calificación: 10/10

  • Más información sobre «Up»
  • Fotos de «Up» (28)
  • Presentación de «Up» en España
  • Crítica (9/10): Una cautivadora aventura, por J.R. Fernández
  • Crítica (8/10): Echar a volar, por J. Arce
  • Crítica (9/10): Otra obra intemporal de Pixar, por J. Revert
  • Crítica (9/10): La aventura de tomar un helado en compañía, por J.R. Chico
  • Crítica (9/10): Lo sublime existe, por M. Márquez
  • Reportaje: Pixar, los reyes del píxel, por J. Revert
  • BSO: Los compositores de las películas de Pixar, por J.R. Fernández
  • Videojuego: Sólo para los pequeños de la casa, por J.R. Fernández
  • Notas sobre cómo se hizo «Up»
  • Noticias relacionadas con la película y su equipo
  • Videocartelera de la semana de su estreno
  • En las imágenes: Escenas de «Up» – Copyright © 2009 Pixar Animation Studios. Distribuida en España por Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Publicidad

    Novedades destacadas

    Guía de películas

    A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
    Subir