Síguenos

«X-Men orígenes: Lobezno». ¡Qué malacostumbrados estábamos!

Críticas

«X-Men orígenes: Lobezno». ¡Qué malacostumbrados estábamos!

Este esperado spin-off se queda en un terreno ambiguo que difícilmente satisfará a nadie. Eso se debe a una narrativa precipitada, ideas que no cuajan y escenas planas y predecibles que acaban interesando poco al espectador.

No fuimos pocos los que lamentamos que Bryan Singer abandonara la saga de los X-Men en el punto álgido que supuso su segunda entrega, una de las mejores películas de superhéroes de todos los tiempos. Un lamento, por cierto, que no hizo otra cosa que duplicarse cuando vimos lo que nos ofreció a cambio, la sin vida y tediosa “Superman returns: El regreso”. La tercera entrega de los mutantes tampoco nos dejó un buen sabor de boca, y si no llegó a ser un fiasco mayor fue por la potencia del legado dejado por la visión de Singer cuyos ecos, afortunadamente, aún podían rastrearse en la cinta firmada por Brett Ratner.

Ampliar imagen

Un colchón del que la precuela que ahora nos ocupa, abordando los orígenes del mutante más emblemático de la saga, Lobezno, no puede disfrutar en su apuesta por un registro diferente, pues lejos de la sutileza y el dramatismo de unas películas que daban tanta importancia a los diálogos y el guión (resulta modélico cómo en «X-Men 2» cada personaje tenía su propia línea argumental) como a las pulcras escenas de acción, se enfrenta al universo mutante con una perspectiva mucho más directa, de trazo grueso, en la que las peleas se amontonan y la linealidad y previsibilidad más absolutas acechan. ¿El resultado? Un filme poco estimulante que, además, consigue el indeseado efecto de hacer demasiado visibles los puntos débiles de la historia, sin compensarlos con aportaciones que exploten las ricas posibilidades de una trama que es, al fin y al cabo, la de unos seres que se ven obligados a subsistir en un raro contexto de privilegio y marginalidad.

Ampliar imagen

Y eso se debe, en gran medida, a una forma de narrar demasiado precipitada, en la que se apuntan ideas que no terminan de cuajar, y en la que ni siquiera se tiene muy claro cuál es el palo que su director quería tocar. Las escenas íntimas son planas, predecibles, y los detalles en el transcurso de la trama (incluida la especie de «adopción» por parte de la anciana pareja, que tanto recuerda a la “Superman” original de Richard Donner, no por casualidad uno de los productores de esta “X-Men orígenes: Lobezno”) acaban interesando más bien poco a un espectador que ni siquiera se ve motivado por los efectos especiales o las escenas de acción. En ambos casos adviene la decepción, sobre todo porque el montaje de las segundas, quizá por evitar los detalles inevitablemente sanguinarios de los efectos de garras y cuchillas en acción, resultan poco menos que ininteligibles.

Ampliar imagen

Se puede aducir que, al fin y al cabo, no tenía por qué seguir las pautas más o menos «serias» fijadas por Singer. Y sería un argumento factible, si no fuera porque en el fondo sí quiere combinar ambos estilos, sin éxito. Porque ya “Iron Man” demostró que es posible tomar sólo los aspectos puramente divertidos y de entretenimiento del mundo superheroico, sin caer en aburridas infantilizaciones tipo “Los 4 Fantásticos”. Vale que no hace falta que todas las muestras del género se sumerjan en honduras shakespirianas, pero no es menos cierto que este esperado spin-off se queda en un terreno ambiguo que difícilmente satisfará a nadie. Ni siquiera la profesionalidad de unos actores de calidad indiscutible (especialmente Liev Schreiber, quien no parece creerse su rol) logra mitigar la desilusión. Aunque quizá sea lo lógico: de la misma manera que en todas estas décadas se han sucedido las historias gloriosas y momentos olvidables en las publicaciones Marvel, no debería extrañarnos que lo mismo pase en su versión de celuloide. Pero es que… ¡cuesta tan poco acostumbrarse a lo bueno!

Calificación: 3/10

En las imágenes: Fotogramas de «X-Men orígenes: Lobezno» – Copyright © 2009 20th Century Fox, Marvel Entertainment, Seed Productions y Donner’s Company. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir