LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras online
Tus compras
online en las
mejores tiendas

FNAC
 

  EL CORTE INGLÉS
 

DVDGO
 

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

JÓVENES PRODIGIOSOS
(Wonder boys)


cartel Dirección: Curtis Hanson.
País:
USA.
Año: 2000.
Duración: 112 min.
Interpretación: Michael Douglas (Grady Tripp), Tobey Maguire (James Leer), Frances McDormand (Sara Gaskell), Robert Downey Jr. (Terry Crabtree), Katie Holmes (Hannah Green), Richard Thomas (Walter Gaskell).
Guión: Steve Kloves, basado en la novela de Michael Chabon.
Fotografía: Dante Spinotti.
Montaje: Dede Allen.
Música: Christopher Young.
Diseño de producción: Jeannine Oppewall.
Vestuario: Beatrix Aruna Pasztor.

 

CRÍTICA
por Huxley
Valoración:

Muchas cosas y apenas nada en casi dos horas de transcurso de un guión que resulta paradójico que trate sobre niños prodigio de la escritura cuando lo que más falla en "Jóvenes prodigiosos" es precisamente la construcción de la historia. En pocas ocasiones podrá el espectador ver una película con mayor número de situaciones que acontecen porque sí y que no conducen a nada. Y lo cierto es que de eso se trata.

Veamos: un autor en crisis, profesor de literatura inglesa que ya entra en la cincuentena (un Michael Douglas engordado diez kilos para interpretar a Grady Tripp). Fue un joven prodigio capaz de escribir una obra maestra que ahora estudian alumnos en sus planes de curso, que le sigue reportando prestigio entre otros escritores (de ahí el personaje que interpreta Rip Torn) e incluso admiración entre jóvenes colegialas (Katie Holmes en su papel de Hannah). Vive de la renta de una brillantez pasada, pero ello también comporta una pesada carga: lleva años intentando escribir una segunda novela que la presión le impide no sólo terminar, sino apenas desarrollar. La presión del niño prodigio que una vez fue y cuya genialidad se encuentra incapaz de superar ahora, la presión del mercado que le pide una segunda novela con la expectativa de igualar o superar a la anterior, la presión de una vida que llama a su puerta pero que se está perdiendo entre paredes de madera, estanterías de libros y cajas de folios en blanco o rellenos de lo que en definitiva no son más que simples palabras. Es decir: el joven escritor prodigio James Leer (Tobey Maguire), el editor Terry Crabtree (Robert Downey Jr.) y la amante Sara Gaskell (Frances McDormand). Porque con "Jóvenes prodigiosos" lo que ha hecho Curtis Hanson ha sido filmar el mundo interior del escritor bloqueado (Grady) encarnando en una serie de personajes las emociones del mismo y en una atolondrada correría de situaciones el carrusel de ideas e historias sin concluir de una novela que es su propia vida. Una vida a la que, de forma paralela a la novela que escribe, se ve incapaz de dar un camino coherente ("falta de decisión", como apunta acertadamente la joven Hannah). Una novela escrita de la que si no sabemos más de ella de forma explícita es precisamente porque la misma se adivina discurriendo ante nuestros ojos en la pantalla.

La moraleja está servida: el fin último de la vida está en el amor, como indica el título de la novela del joven prodigio James Leer, Parade of love. Tripp será feliz con la mujer a la que ama y el hijo de ambos, dejando apartados y bienavenidos su recuerdo de joven prodigio y la ambición del éxito que le espera, en una reconciliación del pasado y del futuro favorecida por la decisión de disfrutar del amor del presente.

Como punto de partida la idea resulta muy sugerente, el desrrollo no cae en la sensiblería salvo en apenas alguna concesión (por ejemplo, hacia el final del metraje, toda la escena del reconocimiento del público en el auditorium) y lo cierto es que en sus partes la película disfruta de excelentes componentes (una factura técnica y unas interpretaciones impecables), pero no cabe duda alguna de que todo está cogido con alfileres al personaje y la interpretación de Michael Douglas. Él es toda la película, porque lo demás queda simplemente en las buenas intenciones de lo que en definitiva no pasa de ser una suave comedia. Y es una pena que "Jóvenes prodigiosos" se pierda en una resolución que carece del encanto de hacer entrar al espectador en el sentido de este collage de sinsentidos, porque termina por quedarse simplemente en esto último al caer en la misma falta de decisión sobre la que trata de construir su argumento, como un pez que se muerde la cola.


Imágenes de Jóvenes prodigiosos - Copyright © 2000 Paramount Pictures, Mutual Film Company y Tri Pictures. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Top10
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos