LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras online
Tus compras
online en las
mejores tiendas

FNAC
 

  EL CORTE INGLÉS
 

DVDGO
 

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

LOS RÍOS DE COLOR PÚRPURA
(Les rivières pourpres)


cartel Dirección: Mathiew Kassovitz.
País:
Francia.
Año: 2000.
Duración: 106 min.
Interpretación: Jean Reno (Comisario Pierre Niémans), Vincent Cassel (Teniente Max Kerkérian), Nadia Farès (Fanny Fereira), Dominique Sanda (Hermana Andrée), Karim Belkhadra (Capitán Dahmane), Jean-Pierre Cassel (Dr. Bernard Chernezé).
Guión: Mathiew Kassovitz; basado en la novela de Jean-Christophe Grangé.
Música: Bruno Coulais.
Fotografía:
Thierry Arbogast.
Montaje: Maryline Monthieux.
Diseño de producción: Thierry Flamand.
Vestuario: Sandrine Follet y Julie Mauduech.
Dirección de producción: Jérôme Chalou.

 

CRÍTICA por
Fernando Bernal

El juguete de Kassovitz

Dos policías distintos embarcados, por un capricho del destino, en el mismo caso; frenéticas persecuciones; una trama de conspiración; mutilaciones y experimentos genéticos; violencia explícita; pistas falsas y ambientes siniestros son los elementos esenciales de ‘Los ríos de color púrpura’, una producción que podía pasar perfectamente por el último artificio pirotécnico orientado a reventar las taquillas de un gran estudio hollywoodiense, pero que, sin embargo, trae la firma de un director francés, respaldada por dinero galo y adapta un best seller de este mismo país. El artífice de este interesante acercamiento a la sagrada y vetada fórmula infalible de la comercialidad americana, algo así como dar con los componentes exactos de la Coca Cola, es Mathieu Kassovitz, antaño gran esperanza y ‘enfant terrible’ del nuevo cine francés, desahuciado por la prensa, objeto continuo de sus iras, y abandonado por el público tras el sonoro fracaso de ‘Asesino(s)’. Kassovitz, que alterna su labor como director con actuaciones más bien discretas en filmes ajenos, alcanzó su justificada fama de director de futuro hace siete años con ‘El odio’, una excepcional reflexión sobre la marginalidad social, la violencia racial y el desarraigo, filmada con rabia y talento visual. Por este motivo, quien acuda a ver ‘Los ríos de color púrpura’ con la idea de rastrear las muestras de talento expuestas en ‘El odio’ por Kassovitz saldrá escaldado; a cambio el director propone cerca de dos horas de pura diversión, ritmo impregnado de adrenalina, sentido del humor, tópicos, guiños cinéfilos y algún homenaje nada disimulado.

El montaje paralelo permite a Kassovitz presentar, al comienzo del filme, a sus dos personajes. Dos polícias opuestos y muy distintos (rasgo inconfundible de las ‘buddy movies’ estadounidenses) que investigan tramas que aparentemente no están relacionadas pero que acaban confluyendo en torno a una elitista universidad de los Alpes, donde los profesores y los alumnos ocultan secretos que pueden ser vitales para resolver los casos. Jean Reno y Vincent Cassel, con una excelente química desde la primera vez que coinciden en plano, son los dos héroes de Kassovitz, dos policías íntegros enfrentados a un caso que recuerda, irremediablemente, a ‘Seven’, ‘El silencio de los corderos’, etc..., es decir, al cuerpo teórico del nuevo thriller estadounidense del que Kassovitz fagocita recursos expresivos y el ritmo frenético de la narración para convertirlos en propios. El joven director francés plantea un ejercicio de pérdida de estilo y de huida de la consideración de ‘autor’ que transcurre entre la sincera admiración y la parodia más absoluta del género (como el combate que mantiene el policía que interpreta Vincent Cassel con un grupo de skind heads, resuelto como si se tratara de un vídeo juego).

Es decir, ‘Los ríos de color púrpura’ es un producto en la antípodas de lo que se supone debe ser el trabajo de un director con vocación de culto, pero que reconcilia al autor con las grandes masas, con los que pasan por taquilla con la única intención de pasar un buen rato, y que, por lo menos, no salen engañados ante las múltiples posibilidades para la diversión que ofrece este sofisticado juguete. No existen cartas marcadas, ni trucos facilones, y sí hay mucha espectacularidad en este producto ideado para consumir con la misma voracidad y falta de prejuicios con la que luego puede pasar al baúl de los recuerdos o, quizás, puede acabar formando parte de esos gratos momentos que facilita el cine de entretenimiento cuando está hecho con vocación, entusiasmo y falta absoluta de pretensiones.


Imágenes de Los ríos de color púrpura - Copyright © 2000 Gaumont, Le Studio Canal+, Légende Enterprises y TF1 Films Productions. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Top10
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos