LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras online
Tus compras
online en las
mejores tiendas

FNAC
 

  EL CORTE INGLÉS
 

DVDGO
 

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

TARZÁN


cartel Dirección: Chris Buck y Kevin Lima.
País:
USA.
Año: 1999.
Duración: 88 min.
Interpretación (voces v.o.): Brian Blessed (Clayton), Glenn Close (Kala), Minnie Driver (Jane Porter), Tony Goldwyn (Tarzán), Nigel Hawthorne (profesor Archimedes Q. Porter), Lance Henriksen (Kerchak), Wayne Night (Tantor), Alex D. Linz (joven Tarzán), Rosie O'Donnell (Terk).
Guión: Tab Murphy y Bob Tzudiker & Noni White, basado en la novela "Tarzán de los monos" de Edgar Rice Burroughs.
Música: Mark Mancina.
Canciones:
Phil Collins.
Montaje:
Gregory Perler.
Dirección artística: Dan St. Pierre.
Género
: Dibujos animados.

 

CRÍTICA
por Joaquín R. Fernández

Puntuación: 8.25 / 10
Banda sonora:
*****

Es cierto, las películas de animación de la Disney son las mejores, ninguna otra productora ha podido todavía vencerle, a pesar de haberse acercado bastante. Sin embargo, Disney siempre está por delante, no sólo por la calidad técnica de sus productos, sino por el contenido de los mismos, por sus cuidados guiones. Puede que la originalidad ya no sea la misma, pues se plantean continuamente los mismos temas en todas las películas de la nueva etapa de esta mítica productora (chico/a conoce chica/o; la amistad; la importancia del mundo interior de una persona), pero como el entretenimiento, la emoción y la diversión están asegurados, uno termina de ver la película y se siente tremendamente satisfecho; ha merecido la pena. Ahora bien, Disney tiene que plantearse de una vez por todas realizar una película de animación sólo para adultos; porque, en realidad, Tarzan no es un filme para niños. Las escenas claramente destinadas para ellos se encuentran añadidas en un contexto que se dirige, obviamente, a aquellas personas que ya han abandonado la infancia.

Tarzan comienza con una maravillosa introducción que, en apenas unos minutos, nos explica la historia de un niño que es adoptado por los gorilas. Recurso típico desde La Bella y la Bestia, Disney suele realizar estos prólogos para enganchar al espectador (de hecho, Dreamworks los imitó magistralmente para El Príncipe de Egipto), y doy fe de que aquí lo consigue. No se puede ser más conciso y a la vez contar tanto en tan poco tiempo. Incluso uno percibe en estos momentos cómo el tono de la historia no nos guiará por situaciones tan infantiles como en otras ocasiones (por increíble que parezca, los directores han preferido que veamos cómo una gorila, aquélla que se hará cargo de Tarzan, va a perder a su cría). El drama comienza pues, y no ya sólo por este trágico suceso, sino también por el hecho de que el jefe de la manada no acepte al bebé humano de Kala (por cierto, maravillosamente animado). Esto último es algo que nota Tarzán enseguida, todavía de niño, pues pregunta a su madre por qué él es diferente, y ello da lugar a una emotiva secuencia en la que Kala le enseña la verdadera relación que hay entre ellos, que es lo que cuenta.

Cuando Tarzán crece la portentosa técnica de los animadores de la Disney hace su aparición; se trata de un hombre (por cierto, es de agradecer que su rostro no sea el de un típico guaperas) que se mueve como los gorilas, y que trepa por los árboles y se balancea por las lianas a una velocidad pasmosa. Se produce aquí el encuentro del protagonista con Jane, una mujer de armas tomar, inteligente y sabedora de lo que quiere. Son secuencias humorísticas destinadas al público adulto, muy diferentes a las que vimos cuando Tarzán era sólo un crío. Por otra parte, el hombre de la selva se percata de que él es un humano, y la forma en que lo reflejan los directores es de lo más acertada (sin olvidarme de la música de Mark Mancina, que juega un papel importantísimo en esta escena). Los veinte minutos finales son, sin duda, lo mejor. La emoción, la traición y la acción se juntan para formar los momentos más vibrantes de la película. Tarzán opta por dejar a los suyos (atención a la escena en la que se despide de su madre), pero la felicidad no es algo que lo vaya a acompañar. La brutalidad con que se presentan las acciones de Clayton, protegido tras esa noche enrojecida por las luces que los cazadores generan, puede hacer pasar algo de miedo a determinados niños. Y es que, más que en otra película Disney, la muerte está presente en este filme, no ya por la pérdida de algunos personajes, sino porque visualizamos la forma en la que fallecen.

En todo caso, Tarzan es una maravilla, un producto digno de ser visto una y otra vez, impregnado de una magia especial y tremendamente diverso en su contenido, por lo que, al igual que en La Amenaza Fantasma, está hecho para contentar, al menos en alguna parte de su metraje, a todo el mundo. De hecho, la historia de amor es preciosa, infinitamente superior a cualquiera de las que hoy en día nos presenta Hollywood. Cuando llega el final y vemos a todos los personajes, con Jane y Tarzán a la cabeza, balanceándose por los árboles, uno sabe que ha vivido una inmensa aventura, que lo ha pasado bien, que ha presenciado un auténtico espectáculo de imágenes, sentimientos y música.

Lo que sí es curioso comprobar es cómo los directores han modernizado, más que nunca, la forma en la que se nos presentan los acontecimientos. Las secuencias de acción son agilísimas, incluso a veces demasiado rápidas (la estampida de los elefantes), pero, sin embargo, el espectador sabe lo que está sucediendo en cada momento. En todo caso, no se obvian los detalles clásicos, como el inconfundible estilo humorístico de la escena del campamento. Eso sí, y al igual que en Mulan, han preferido que la personalidad del malo de turno, Clayton, no fuera tan arrolladora como la de Frollo o Jafar, algo que incluso se echa en falta últimamente, pero bueno... Ah, por cierto, Tarzán, cuando es niño, está muy bien doblado, un ejemplo a seguir en otras producciones no animadas.

La banda sonora de Tarzan la escuché mucho antes de ver la película. Desde un primer momento me di cuenta de que las canciones eran muy distintas a todo lo que antes habíamos escuchado, porque ni siquiera Elton John pudo mantener su estilo en El Rey León; Phil Collins sí ha podido hacerlo, y ha sido ésta una apuesta arriesgada, abriéndose a partir de ahora un nuevo camino en las películas de animación (¿por qué los personajes han de cantar siempre?). Muchos han sido los que han criticado a Collins por lo típicas que son sus canciones; la verdad, yo no soy un seguidor de este cantante, pero lo defiendo porque he disfrutado mucho escuchando su trabajo para Disney. Eso sí, algunas veces es difícil entenderle en español, por lo que hay que prestar más atención de lo debido a sus palabras. Por otra parte, tan importante es la función de Mark Mancina en la película como la del propio Collins; no sólo arregla magistralmente algunas de sus canciones, dotándolas de una nueva vida, sino que se atreve a componer una partitura que mejora las melodías realizadas por el antiguo integrante del grupo Genesis. Es una banda sonora que mezcla lo clásico y lo moderno, el estilo de Menken con el del propio Mancina. Es una pena que en el CD sólo encontremos unos pocos temas de este autor; en general, yo destacaría, por su profundidad musical, secuencias como la de Jane viendo a los gorilas mientras la cámara la rodea, Jane y Tarzán cuando juntan sus manos subidos a un árbol y con la lluvia rodeándoles, Kala enseñándole a Tarzán que no son tan diferentes (Mancina introduce aquí una deliciosa versión del tema «You'll Be in My Heart»), todas las secuencias de acción (no sólo la del final, sino también una muy breve en la que Tarzán se desliza con Jane en sus brazos, los dos huyendo de los mandriles) y, finalmente, Jane y Tarzan abrazándose en el agua, uniéndose aquí la música perfectamente con las imágenes. En definitiva, un trabajo soberbio, merecedor de ser nominado al Oscar. Una de las mejores bandas sonoras de Mark Mancina, o al menos una de las más difíciles, pues logra integrar su música con las imágenes y en ningún momento desentonan unas de otras.


ENLACES

Datos en la IMDB


Imágenes de "Tarzán" - Copyright © 1999 Walt Disney Productions. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Top10
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos