LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras de cine

 
DVD

FNAC

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

SEÑALES
(Signs)


Dirección y guión: M. Night Shyamalan.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 106 min.
Interpretación: Mel Gibson (Padre Graham Hess), Joaquin Phoenix (Merrill Hess), Cherry Jones (Oficial Paski), Rory Culkin (Morgan Hess), Abigail Breslin (Bo Hess), Patricia Kalember (Colleen Hess), M. Night Shyamalan (Ray Reddy), Ted Sutton (Cunningham), Merritt Wever (Tracey Abernathy), Lanny Flaherty (Sr. Nathan), Marion McCorry (Sra. Nathan), Michael Showalter (Lionel Prichard), Rhonda Overby (Sarah Hughes).
Producción: Frank Marshall, Sam Mercer y M. Night Shyamalan.
Música: James Newton Howard.
Fotografía:
Tak Fujimoto.
Montaje: Barbara Tulliver.
Diseño de producción: Larry Fulton.
Dirección artística: Keith P. Cunningham.
Vestuario: Ann Roth.
Estreno en España: 20 Septiembre 2002.

 

CRÍTICA
por Tònia Pallejà
Canalcine.net, Barcelona

El "mcguffin" de Hitchcock hecho película. Y Amén.

  Sinceramente, me resulta difícil en-trar en valoraciones sobre esta pelícu-la, no tanto por el hecho de que todo aquello que pueda tener de bueno también lo tiene de malo, sino porque la falta de honestidad y madurez que subyace a este supuesto thriller de terror con notables componentes de ciencia-ficción me impiden dejarlo de ver como lo que de hecho es –el fondo, y no las formas, son lo que en realidad me interesan–. Mis comentarios sobre "Señales" po-drían ser una traslación de aquel "chiste" en el que se tiene una buena noticia y una mala noticia por contar, y se pregunta al hipotético interlocutor cuál de las dos desea que se le comunique primero. Como la crítica no es sino un monólogo, y no existe interlocutor para la interacción, la elección corre a mi cargo, de manera que empezaré con las "buenas noticias", que, a pesar de lo que pudiera parecer, les aseguro que éstas son las buenas, porque las malas son aún peores.

  Ciertamente, Shyamalan sabe có-mo dar miedo. Ésta es en muchos aspectos una buena cinta de sus-pense y también una buena cinta de terror, pues en este sentido es-tricto logra sus objetivos. No hablaría tanto de los sobresaltos –en ocasio-nes previsibles y por tanto, poco sor-presivos–, sino de la forma en que sostiene la intriga y su buena gestión de los tiempos y todas las claves del misterio. Shyamalan sabe muy bien dónde colocar la cá-mara, cómo moverla, qué encuadres tomar, cómo encadenar los planos y cómo ir administrando las dosis de forma proporcionada. El desconcierto, el pavor, la angustia de sus protagonistas, se transmiten al espectador como si se vivieran en carnes propias. Durante gran parte de la película, Shyamalan juega casi del mismo modo elegante en que lo hacía Amenábar en "Los Otros". No enseña, no muestra, sólo insinúa, de manera sutil y efectiva: rui-dos, sombras, siluetas, presencias detectadas por los perros...; por tanto, el temor es mucho mayor porque hay un componente del miedo a lo desconocido que logra la complicidad del público. Sin embargo, Shyamalan está empezando a coger los peores vi-cios de Spielberg: se vuelve obvio. Obvio con los sentimientos, obvio con sus intenciones manipuladoras, y obvio, sobre todo, por-que hacia los momentos finales se atreve a mostrar. Y cuando muestra, además de poco delicado es también poco ingenioso. Pero el qué, el cuándo, el cómo, el porqué, y todo lo demás, si existe o no, deben descubrirlo viendo la película con sus propios ojos.

  "Señales" no es un film concep-tualmente original, al menos en sus distintos componentes. Los campos de maíz, con sus innatas posibilida-des de escondite, han sido ya tan ex-plotados en el cine como los anima-les que ven alterado su comporta-miento ante presencias "fantasma-les". La agente de policía del pueblo rural de la América profunda, la sensación de aislamiento que se deriva de vivir en un lugar así, la familia que ha perdido a uno de sus miembros, la niña que parece percibir algo que los demás no pue-den... Tampoco los famosos círculos en los campos de cultivo o la posibilidad de una invasión extraterrestre son algo novedoso. Ade-más de claros referentes del género, presentados aquí con más o menos gracia, la película nos ofrece algunas escenas que recuer-dan, sin ningún lugar a dudas, tanto a títulos recientes como a otros clásicos. El propio Joaquin Phoenix –en su papel del her-mano retirado del béisbol que sirve como apoyo al ex sacerdote viu-do al que interpreta Mel Gibson– comenta en determinado momen-to que aquella situación parece sacada de "La guerra de los mun-dos". Y sí, lo parece. También hay mucho en este film de "Encuen-tros en la tercera fase", hasta de "Mars Attacks!", pero la cosa no se queda ahí. Desde su arranque, con un padre que se despierta por los gritos de sus hijos en algún lugar alejado, que nos remite a "Los Otros", hasta las secuencias del encierro con el niño enfermo y el descuido del inhalador para el asma –prométanme que Shya-malan no ha visto "La habitación del pánico" de Fincher y no les creeré–, y pasando por otros detalles aquí y allá, constantemente estamos pensando en sus predecesoras.

  La lógica interna de "Señales" también es más que cuestionable. En algunas películas sobre temas similares, cuando el "loco del pueblo" afirma haber sido abducido por una nave extraterrestre, para rebatir su afirmación, se le pregunta por qué unos seres más avanzados que los humanos iban a tomarse la molestia de llegar hasta la Tierra para pasar desapercibidos y elegir a un individuo como él para estudiarlo. Y ya asumo que es una cinta de ciencia-ficción. Pero es que Shyamalan va de serio, y hasta los disparates cómicos del film de Burton tenían más peso argumen-tativo. La cuestión es que el director consigue con su guión tomar todos estos elementos y generar un resultado –valga la redundan-cia– resultón. Es más, dentro del thriller de ciencia-ficción, inserta una historia sobre el drama de una familia, la crisis espiritual de un antiguo sacerdote viudo, y, por si fuera poco, lo aliña con toques de humor que resultan en muchos momentos francamente divertidos (en otras ocasiones, puedes llegar a reírte –o, como alternativa, sentir vergüenza ajena–, sin que la película lo buscara). Esto, a simple vista, podría parecer un gran mérito.

  Pero prosigamos, ahora sí, con las prometidas "malas noticias". Las se-ñales en los maizales, la posible exis-tencia de "los marcianitos" y toda la demás parafernalia, no son más que un enorme "mcguffin" inflado para despistar –o no– del tema principal. "Señales" es, simple y llanamen-te, la historia de un hombre que pierde la fe y la vuelve a recuperar. Las "señales" a las que alude su título no son las enormes marcas en los cultivos. Y al final de la película no aparece un rayo de luz divino que se abra paso entre las nubes e ilumine la figura de un reconciliado Mel Gibson, envolviéndole de una aureola dorada, no. Pero no me hubiese sor-prendido. Shyamalan nos lleva con su último trabajo a clase de catequesis y nos quiere dar una lección moral sobre el amor de y a Dios, sobre la necesidad de las creencias religiosas, sobre lo im-potante que es la familia unida en nuestras vidas... ah, y sobre lo grandioso que es el béisbol... Todo ello tan arraigado en las mentes de los estadounidenses que entran en el mismo paquete, aún a riesgo de caer en el ridículo. "Señales" es casi una especie de mo-derna parábola bíblica puesta al servicio de una determinada ideo-logía. Pero lo grave no es esto, pues a cada cual con lo suyo. Lo grave es que Shyamalan lanza su discurso doctrinario muy en serio –él mismo, que pasa del cameo de anteriores films a interpretar a un secundario clave para la trama, dice, en boca de su personaje, algo fundamental–, lo disfraza pésimamente y nos vende gato por liebre: no nos digan que esto es un thriller cuando no lo es. Ésta no es una película que utilice el elemento religioso –igual que "El exorcista", "El día de la bestia" o "Los Otros"– como una con-frontación del Bien contra el Mal o como una metáfora de la "ce-guera existencial" frente a "la verdad". No. Esto es pura ideología disfrazada de cinta de ciencia-ficción –¿por qué se arremetía contra el paredón a "las producciones de la Iglesia de la Cien-ciología" ("Phenomenon", "Campo de batalla: la Tierra"...) precisa-mente por los mismos motivos que se esconden tras "Señales"?–. Por si no fuera suficiente, además Shyamalan lo justifica y rela-ciona todo en base a unas claves –o mejor diría trampas– tan pue-riles, que si usted no es creyente, hasta se lo puede tomar a risa –no por falta de respeto, sino por la inutilidad argumentativa y los burdos trucos del director–, pero si usted es creyente, puede sen-tirse como mínimo insultado.

  Y ya por último, si les cansa ver siempre a Mel Gibson en el papel de gran héroe americano, y creen que aquí su rol va a ser muy diferente, es-tán de enhorabuena: Mel Gibson –que consigue, todo hay que decirlo, un buen nivel interpretativo– no corretea por el campo de batalla enarbolando una bandera con barras y estrellas, pero vuelve a encarnar la figura de un héroe salvador, salvador de su familia, y, lo que es más importante todavía, salvador de esa fe nor-teamericana que, si estaba pasando por un bache, saldrá suma-mente enaltecida y reforzada... tras haber visto una película... Ésta.

  Probablemente yo vaya a arder en muchos "infiernos", así que iré preparando mi traje de amianto. El infierno que me prepararían con sumo gusto los entusiastas de este thriller de ciencia-ficción, y el infierno al que me arrojarían si pudieran los entusiastas de este dra-ma "propagandístico". En cualquier caso, seguro que si se quedan en el "micro", en la epidermis de "Señales", eso les proporcionará grandes instantes de miedo viendo este film. Pero si se alcanza el "macro", la idea de fondo, la reacción es todavía más espantosa.

Valoración: 5 /10


CANAL #CINE - Revista de Cine colaboradora


Imágenes de "Señales" - Copyright © 2002 Touchstone Pictures. Distribuidora en España: Buena Vista International. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Señales"
Añade "Señales" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Evil dead (Posesión infernal)     X-Men 2     El cazador de sueños (Dreamcatcher)     Destino final 2 (Final destination 2)     El núcleo (The core)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos