LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Recibe cada semana los
últimos estrenos de cine

 

ASESINATO... 1-2-3
(Murder by numbers)


cartel Dirección: Barbet Schroeder.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 120 min.
Interpretación: Sandra Bullock (Cassie Mayweather), Ryan Gosling (Richard Haywood), Michael Pitt (Justin Pendlton), Agnes Bruckner (Lisa), Chris Penn (Ray), R. D. Call (Rod), Ben Chaplin (Sam Kennedy), Tom Verica (Al Swanson).
Guión: Tony Gayton.
Producción: Richard Crystal, Barbet Schroeder y Susan Hoffman.
Producción ejecutiva: Sandra Bullock y Jeffrey Stott.
Música: Clint Mansell.
Fotografía:
Luciano Tovoli.
Montaje: Lee Percy.
Diseño de producción: Stuart Wurtzel.
Dirección artística: Tom Valentine.
Vestuario: Carol Oditz.
Estreno en España: 13 Septiembre 2002.

 

SOBRE LA PRODUCCIÓN
© 2002 Warner Sogefilms

1. El equipo creativo

“Asesinato 1, 2, 3 (Murder by Numbers)” fue concebida inicialmente por el productor Richard Crystal. A Crystal siempre le había fascinado el histórico caso Leopold y Loeb de 1924. En el caso estuvieron implicados dos jóvenes inteligentes, que tramaron un plan de secuestro y asesinato, como un juego elaborado para conseguir el crimen “perfecto”.

Se comenzó a desarrollar la película con el guionista Tony Gayton encargado de escribir el guión. Gayton había escrito anteriormente el guión de la película de Castle Rock “The Salton Sea”, de próximo estreno. El guionista le dio un enfoque preciso a la película al introducir a Cassie Mayweather, la tenaz detective de homicidios, como el personaje central. Esto aportó un elemento moderno y un punto de vista para la narración de la historia.

“A medida que se desarrollaba el proyecto, los diferentes niveles de la historia comenzaron a encajar”, dice Crystal. “Se convierte en un auténtico juego del gato y el ratón entre Cassie y los jóvenes. Es como ver una partida de ajedrez”.

Se contrató al director Barbet Schroeder, nominado para los Premios de la Academia, y a su veterana socia en la producción Susan Hoffman. Schroeder estaba rodando “La virgen de los sicarios” en Medellín, Colombia. Hoffman estaba trabajando en “The Believer”, dirigida y escrita por Henry Bean, y protagonizada por Ryan Gosling, cuando leyó el guión de “Asesinato 1, 2, 3 (Murder by Numbers)”.

“Hay muchos guiones ‘bastante aceptables’ en Hollywood”, explica Hoffman, “pero dado que le tienes que dedicar al menos un año de tu vida, buscamos un proyecto poco corriente y que suponga un reto. ‘Asesinato 1, 2, 3 (Murder by Numbers)’ era poco corriente. Nos gustaba la idea básica y la posibilidad de desarrollar la parte psicológica de la historia”.

“Como a mucha gente, me intriga la historia de Leopold y Loeb”, dice Schroeder, “pero me interesaba más desarrollar el aspecto de actualidad de la historia de Richard y Justin. El contar con una protagonista femenina compleja, que es también una experta en el tipo de ciencia policial que no existía en la época de Leopold y Loeb, aporta un nuevo nivel de juegos mentales, al tiempo que hace que la historia sea indudablemente actual”.

Hoffman dice, “Nuestras referencias sobre la inspiración eran más contemporáneas, A sangre fría de Truman Capote y los asesinatos de Dartmouth de 2000, en que dos jóvenes asesinaron a dos profesores de universidad básicamente por la emoción”.

“Creo que a Barbet le gusta hacer películas que respeten a todos los personajes de la película”, dice Hoffman. “Y estos chicos son unas figuras bastante trágicas. Son como los chicos malos de la película, pero de algún modo te dan lástima. Y también le encantan las protagonistas femeninas. Es más feliz cuando la persona que sirve de motor a la película es una mujer. La película tenía todo lo que le gusta, chicos malos y muy atractivos, una protagonista femenina imponente, y material psicológico”.

A Sandra Bullock, que acababa de producir y protagonizar la comedia de éxito de Castle Rock “Miss agente especial”, le interesaba trabajar en un thriller psicológico que suponía un gran rompecabezas.

Bullock describe a su personaje como “una detective, que hasta este momento ha desempeñado su trabajo sin complicaciones, se encuentra emocionalmente implicada con este nuevo caso y con la mujer que ha sido asesinada, lo cual es causa de preocupación en el departamento y pone en peligro al propio caso”.

Para Schroeder, Sandra Bullock era la elección perfecta para Cassie Mayweather. “Me entusiasmaba ofrecer a Sandra Bullock un papel que reviviera la tradición de las damas duras y complejas de los años 40, haciendo que el lado vulnerable de Cassie resultara mucho más conmovedor”.

“Barbet comprende, y está muy cómodo con lo incómodo”, dice Sandra Bullock. “Un thriller psicológico es tanto lo que no dices como lo que no muestras, y el modo en que colocas la cámara y lo que le permites mostrar al actor. Barbet fue muy concreto sobre cómo quería que se interpretaran las cosas. Tiene un sentido de lo sombrío que creo que se presta a una historia como ésta”.

A Cassie le imponen un nuevo compañero, un detective de homicidios interpretado por el actor británico Ben Chaplin. “Interpreto el papel de su nuevo compañero, que acaba de ser trasladado de la brigada anti-vicio a homicidios”, explica Chaplin. “Es un buen hombre, pero como policía no es especialmente astuto. Le han pasado a homicidios porque es bueno, pero está un poco fuera de lugar”.

Además del argumento humano de la película, a Chaplin le atraía la medicina forense, que tiene un papel tan relevante. “Por muy perfecto que sea el crimen, o asesinato, que puedas cometer, cometerás errores, dejarás rastros”, dice. “Eso me pareció fascinante en un sentido tranquilizador”.

Sam reconoce que Cassie es brillante, pero también ve a través de su dura apariencia. El hecho de que no esté dispuesta a que nadie la conozca no va a funcionar con Sam. Richard Crystal explica, “Sam es muy inteligente y es una persona de trato fácil. Supone un agradable contrapunto al tipo de energía que tiene Cassie”.

“Sam se ve obligado a trabajar conmigo, y es como el aceite y el vinagre”, dice Bullock. “Él es muy franco. Todo lo que hace lo hace ciñéndose tan estrictamente a las normas que me vuelve loca. No me importa. Siento que puedo dominarle y lo hago. Al principio no le trato con mucho respeto porque está verde. Pero con el tiempo ves que aparece algo más. Ésa es una de las cosas agradables de esta película, el hecho de que nadie es realmente lo que parece”.

Al centrarse en Richard y Justin como sospechosos, Cassie confía en sus instintos más que en cualquier prueba incriminatoria. “Es un presentimiento”, explica Bullock. “Cuando empezamos a aclarar las cosas, me doy cuenta de que existe una pauta, y que nadie más parece darse cuenta de que la pauta es correcta. Presto una especial atención a esos dos jóvenes que viven en barrios buenos y respetables, pero no hay pruebas reales de que tuvieran algo que ver con ello. Es algo completamente personal. Todo parece demasiado perfecto con ellos y sus coartadas. Poco a poco las cosas comienzan a salir a la superficie para ayudarme a sustentar mi caso”.

Ryan Gosling (Richard Haywood) cautivó a los espectadores del Festival de Cine de Sundance de 2001 con su tremenda interpretación de un “cabeza rapada” judío en “The Believer” de Henry Bean, que posteriormente obtuvo el prestigioso Gran Premio del Jurado. Además de recibir el máximo premio en Sundance, Ryan recibió una prestigiosa nominación al Independent Feature Project Spirit como Mejor Actor y fue también nominado como Mejor Actor por el Círculo de la Crítica Cinematográfica de Londres.

Este actor de 19 años aporta la misma intensidad y el mismo carisma a su papel de Richard Haywood, un joven con problemas que manipula a su amigo Justin para que se asocie con él para cometer el asesinato perfecto.

Gosling, que leyó numerosos guiones después de intervenir en “The Believer”, pensó que “Asesinato 1, 2, 3 (Murder by Numbers)” era diferente de cualquier otra cosa que hubiera leído. “En muchas películas de este tipo hay una muerte cada cinco páginas”, dice. “En ésta, eso no sucede. Pensé que era una oportunidad interesante para tratar las ramificaciones del asesinato. Y me hizo darme cuenta de que uno sólo tiene control de su vida hasta cierto punto, hasta que tomas esa decisión que cambia tu vida para siempre”.

Gosling explica que, para Richard y Justin, el asesinato va más allá de la emoción y la satisfacción de llevarlo a cabo impunemente. “Quieren sentir algo”, dice. “Quieren tener algún tipo de intimidad que no pueden encontrar en ninguna otra parte. No tienen relación con sus padres ni con sus amigos. Quieren hacer algo grande. Y creo que en la mente de Richard ésa es una manera de sellarles a él y a Justin para siempre”.

La productora de “Asesinato 1, 2, 3 (Murder by Numbers)”, Susan Hoffman, que también produjo “The Believer”, estaba deseosa de volver a trabajar con el joven y excelente actor. “Ryan es un actor con un talento ilimitado, de los que apenas se encuentran”, dice Hoffman. “Ryan es bueno porque es agradable. Incluso en ‘The Believer’, cuando interpretaba a un nazi judío, los espectadores estaban con él. Cuando vi el efecto que su presencia en la pantalla tenía sobre el público, supe que Ryan podría hacer cualquier cosa”.

“Ryan está a años luz por delante de su edad”, afirma Bullock con entusiasmo. “Es emocionante observarlo porque puede decir las cosas con una sonrisa, pero lo que la sonrisa está diciendo es, ‘Te voy a matar’”.

Michael Pitt, que vive en Nueva York, es el inquietante e introspectivo Justin Pendleton, el joven brillante pero tímido, buen conocedor de los métodos de investigación criminal y de las pruebas forenses. Pitt ha intervenido recientemente en películas tan diversas como “Descubriendo a Forrester” de Gus Van Sant, “Bully” de Larry Clark y “Hedwig y the Angry Inch” de John Cameron Mitchell.

“Durante el casting”, recuerda Schroeder, “me encontré con algunos actores que podrían haber interpretado a Richard en caso de que Ryan Gosling no estuviese disponible, pero para Justin, Michael Pitt era el único. No tenía sustituto para él”.

Pitt dice entusiasmado que no había interpretado nunca antes un personaje como Justin. “Justin es tremendamente inteligente, pero está equivocado”, afirma Pitt. “Es reservado y hace todo ordenadamente, como si estuviera pensando todo el tiempo, y luego explota, lo cual es divertido de interpretar. Tanto él como Richard son un poco raros y morbosos, y se aferran uno al otro porque sienten que el mundo está fastidiado para ellos”.

Pitt explica que Justin considera el asesinato como un experimento científico o como un problema de matemáticas. “Lo concibe lentamente, básicamente por aburrimiento, porque no tiene otra cosa que hacer y quiere sentirse desafiado”. La conciencia de Justin entra finalmente en juego durante el asesinato, cuando empieza a sentir la culpa y el remordimiento en los que no había pensado de antemano.

“Justin es muy complejo”, dice Bullock. “Para ese papel se necesitaba a alguien que pareciera débil, pero que en el fondo tuviera un carácter complejo. Y simplemente sin decir nada y mirándole a la cara, te pudieras preguntar que está pasando ahí. Y Michael consigue eso. Es realmente intenso y muy profundo”.
“La interpretación de Michael surge de un lugar tan profundo que ni siquiera te das cuenta de que está actuando. Pero cuando lo ves en la pantalla hay un nivel de humanidad que es indiscutiblemente conmovedora y real. Es un naturalista”, dice Hoffman.

En “Asesinato 1, 2, 3 (Murder by Numbers)” también interviene Chris Penn (“Reservoir Dogs”) que interpreta a Ray, el conserje del instituto al que Richard y Justin intentan tender una trampa para acusarle del asesinato. “Durante más de 10 años hemos intentado trabajar juntos y me encantó cuando aceptó el papel. Sabía que aportaría tensión y humanidad al papel de Ray, que al principio parece muy peligroso y malvado pero que al final es una víctima inocente e inofensiva”, afirma Schroeder. La joven actriz Agnes Bruckner interpreta a Lisa Mills, una atractiva compañera de clase de Richard y Justin que se convierte en fuente de rivalidad entre los dos amigos. “Cuando Agnes vino a hacer la prueba para el papel supimos inmediatamente que su mezcla de seguridad, frescura y sensualidad se convertiría en una de las principales armas secretas de la película”, dice Schroeder. R.D. Call es Rod, un policía de homicidios del Cuerpo de Policía de San Benito.

1. El equipo creativo
2.
La producción
3.
El reparto
4.
Los realizadores


Imágenes y notas de producción de "Asesinato... 1-2-3" - Copyright © 2002 Castle Rock Entertainment y Schroeder / Hoffman. Distribuidora en España: Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Asesinato... 1-2-3"
Añade "Asesinato... 1-2-3" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos