LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Recibirás cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras online

DVD
DVD

Banda sonora
BANDA SONORA
(Thomas Newman)

Libro de cómic
LIBRO DE CÓMIC
(M.A.Collins
y R.P.Rayner)
 

El Corte Inglés  FNAC
DVDGO

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

CAMINO A LA PERDICIÓN
(Road to perdition)


cartel
Ampliar cartel
Dirección: Sam Mendes.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 116 min.
Interpretación: Tom Hanks (Michael Sullivan), Pawl Newman (John Rooney), Jude Law (Maguire), Tyler Hoechlin (Michael Sullivan Jr), Jennifer Jason Leigh (Annie Sullivan), Stanley Tucci (Frank Nitti), Daniel Craig (Connor Rooney), Liam Aiken (Peter Sullivan), Ciarán Hinds (Finn McGovern), Dylan Baker (Alexander Rance), David Darlow (Jack Kelly), Doug Spinuzza (Calvino).
Guión: David Self; basado en la obra de Max Allan Collins y Richard Piers Rayner.
Producción: Sam Mendes, Dean Zanuck, Richard D. Zanuck.
Música: Thomas Newman.
Fotografía:
Conrad L. Hall.
Montaje: Jill Bilcock.
Diseño de producción: Deniss Gasner.
Dirección artística: Richard L. Johnson.
Vestuario: Albert Wolsky.
Estreno en España: 6 Septiembre 2002.

 

CRÍTICA
por Joaquín R. Fernández

Puntuación: 8 /10
Banda Sonora Original:
* * * * *

Tras haber sufrido lo indecible con un verano plagado de tantas mediocri-dades cinematográficas, éramos mu-chos los que esperábamos con ansia la llegada del otoño. Si bien no sentía unos especiales deseos de visionar "Camino a la Perdición", ya que ja-más he sido un amante del cine negro o de gángsters, he de reconocer que tras ver la última cinta de Sam Mendes me he dejado cautivar por su inequívoca calidad. Distinta en intenciones a clásicos como "Scarface. El Terror del Hampa" o "Al Rojo Vivo", el filme comparte con ambas producciones su temática, mas consigue aunar las convenciones de un género muy conocido por el público con la poderosa singularidad del realizador, que logra dotar a la obra de una serena y entristecida belleza.

Aunque es cierto que otras películas de mafiosos han planteado cuestiones relativas a los vericuetos morales que torturan a algunos de los integrantes de estas bandas criminales, lo normal es que esto acontezca desde un punto de vista ajeno al propio delincuen-te, pues éste es casi siempre juzgado por terceros y no por sí mismo. Si bien en "Camino a la Perdición" esto también sucede (la presencia del hijo de Sullivan así lo atestigua), vemos en ella a una serie de personajes sumidos en su propia tragedia, aquélla que les impide huir de su condición de asesinos. Algunos saben que sus acciones son denigrantes, pero son incapaces de escapar del sis-tema, de salir de él y de llevar un vida normal (fragilidad que tam-bién atormenta al todopoderoso Rooney).

Todo ello se nos narra a través de u-na historia de muerte y venganza plagada de brillantes pasajes que demuestran la calidad, no ya tanto del guión, sino de la puesta en es-cena. Así, citar la escalofriante visión de un asesinato a través de los ojos de un niño, cuya inocencia se rompe cuando observa quién es realmente su padre; o los dramáticos acontecimientos que llevarán a Sullivan a un camino de destrucción que finalmente lo liberará; o la con-versación entre el protagonista y su hijo, en la que éste le confiesa la devoción y el amor que tiene por él y la frustración que le produ-cía el no sentirse correspondido; o las múltiples escenas de poesía visual que nos regala el director, cuya cámara resume los atracos de Sullivan con una concisión propia de un maestro o dibuja deter-minados asesinatos como si en realidad se trataran de una fatal salvación. Todo ello, pues, constituye una narración que, si bien re-sulta convencional en los elementos objetivos que la conforman, se vuelve fascinante en lo formal (su brillante plástica) y en lo subjetivo (la plasmación del vulnerable mundo interior de los aparentemente recios criminales).

Sam Mendes, responsable final de la notoriedad de su último trabajo, destaca principalmente por el insólito detallismo de su dirección, capaz de construir silencios a través de la mirada o de las acciones de sus personajes (destacar, por ejemplo, y duran-te los primeros minutos del metraje, cómo Sullivan llega a casa y oculta bajo su chaqueta el revólver que posa sobre la cama, inten-tando así que no lo vea su hijo, que le reclama para la cena). A pe-sar de su en teoría poca experiencia en el mundo del cine, el reali-zador combina magistralmente los aciertos del teatro (la sabia di-rección de actores) con el esplendor técnico de su fastuosa puesta en escena, tan poderosa como efectiva.

Si a alguien le quedaba dudas del ta-lento de Tom Hanks y de su capaci-dad para actuar de forma camaleónica (cosa que ya demostró en la infrava-lorada "Náufrago", donde su interpre-tación logra hacer creíble la mutación que se produce en su personaje du-rante el tiempo que permanece solo en la isla), creo que tras ver "Camino a la Perdición" disipará cualquiera de sus posibles recelos. Hanks da vida a un hombre frío y que no exterioriza sus sentimientos; a pesar de que intenta mantenerse sereno en las circunstancias ad-versas, Sullivan, a través del rostro del protagonista de Forrest Gump, consigue transmitir con sus ojos el drama que se ha adue-ñado de su vida y la de su hijo. Por su parte, Paul Newman llena la pantalla con su sola presencia, confiriéndole a Rooney un acerta-do carácter contradictorio, pues bascula entre la firmeza y la debili-dad, entre la apariencia y la realidad. De correcta se puede descri-bir la actuación de Jude Law, que en ningún momento logra hacer sombra a las verdaderas estrellas del filme; por contra, Tyler Hoechlin, que se pone en la piel del hijo de Sullivan, destaca por lo bien que sabe darle las réplicas a los grandes actores que le rodean (lástima que su doblaje en español no esté a la altura de las circunstancias).

Una actriz más de "Camino a la Perdición" es la sólida banda so-nora de Thomas Newman, sin duda una de las más equili-bradas de cuantas ha compuesto en los últimos años. Aunque sigue utilizando esa música experimental que a veces parece ale-jarse en demasía de las imágenes a las que ha de servir, Newman se contiene esta vez y logra una conjunción perfecta entre lo que vemos y lo que escuchamos. Así, aporta hermosos momentos al filme, siendo en ocasiones su razón de ser (la matanza bajo la lluvia que provoca Sullivan). Cabe destacar de su obra los créditos iniciales, la llegada a Chicago, la sucesión de atracos, el ataque de Maguire y, en general, la mayoría de las escenas intimistas. Me-nos afortunada me parece la recreación musical del vil personaje encarnado por Jude Law.


Imágenes de "Camino a la perdición" - Copyright © 2002 Twentieth Century Fox, DreamWorks Pictures y Zanuck Company. Distribuidora en España: Hispano Foxfilm. Fotos por Francois Duhamel. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Camino a la perdición"
Añade "Camino a la perdición" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Top10
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos