LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Recibirás cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras online

DVD
DVD

Banda sonora
BANDA SONORA
(Thomas Newman)

Libro de cómic
LIBRO DE CÓMIC
(M.A.Collins
y R.P.Rayner)
 

El Corte Inglés  FNAC
DVDGO

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

CAMINO A LA PERDICIÓN
(Road to perdition)


cartel
Ampliar cartel
Dirección: Sam Mendes.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 116 min.
Interpretación: Tom Hanks (Michael Sullivan), Pawl Newman (John Rooney), Jude Law (Maguire), Tyler Hoechlin (Michael Sullivan Jr), Jennifer Jason Leigh (Annie Sullivan), Stanley Tucci (Frank Nitti), Daniel Craig (Connor Rooney), Liam Aiken (Peter Sullivan), Ciarán Hinds (Finn McGovern), Dylan Baker (Alexander Rance), David Darlow (Jack Kelly), Doug Spinuzza (Calvino).
Guión: David Self; basado en la obra de Max Allan Collins y Richard Piers Rayner.
Producción: Sam Mendes, Dean Zanuck, Richard D. Zanuck.
Música: Thomas Newman.
Fotografía:
Conrad L. Hall.
Montaje: Jill Bilcock.
Diseño de producción: Deniss Gasner.
Dirección artística: Richard L. Johnson.
Vestuario: Albert Wolsky.
Estreno en España: 6 Septiembre 2002.

 

CRÍTICA
por Tònia Pallejà
Canalcine.net, Barcelona

Sam Mendes tuvo una potente irrup-ción en el panorama cinematográfico cuando su primer trabajo como rea-lizador, "American Beauty", consiguió el reconocimiento unánime de crítica y público, y obtuvo cinco Oscars –tres de ellos, precisamente, como Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guión–. Como ocurre a menudo, por cada nuevo éxito surge también una nueva envidia, y por cada nuevo talento, un nuevo detractor. Así, después de que el propio Mendes colocara su listón muy alto con aquel excelente debut, también el escepticismo se abrió un hueco, y ahora la pregunta se hace para unos y otros obligada: ¿"Camino a la perdición" viene a confirmar su destacada capacidad para la dirección? En mi opinión, la habilidad de Mendes como cineasta sigue siendo irreprochable. "Camino a la perdición" es un brillante y distinguido ejercicio de cine, y probablemente desde el punto de vista técnico, resulte más elaborado y deslumbrante que "American Beauty". En cambio, si me preguntasen cuál de las dos películas prefiero, seguro me quedo con la primera. El cualificado guión y las sobresalientes in-terpretaciones con que cuenta "Camino a la perdición" la convierten en una cinta consistente y atractiva. La cuestión es que no viene a contarnos nada novedoso ni lo hace bajo un prisma especialmente innovador –aquí es el recuerdo de un niño, el hijo del protagonista, el que nos introduce en la historia–, y en esta ocasión, el espacio para la irónica comicidad queda reducido prácticamente a la nada, siendo incluso, además de poco incisiva, blanda y hasta ñoña –hecho que sólo se justifica en parte por esa mirada infantil del relato–. Creo que "American Beauty" ofrecía muchos más puntos de contacto con el espectador. Esto, sumado a su acidez, la do-taba de mayor fuerza de agarre, a la vez que se hacía más entre-tenida. No quiero significar con ello que "Camino a la perdición" sea una película inferior o deficiente. Es una buena película que aúna gran calidad en todos aquellos componentes que son básicos en la construcción de una ficción y en su exposición para la gran panta-lla, y no puedo dejar de recomendarla. Pero vayamos por partes.

La historia, basada en el comic book de Max Allan Collins y Richard Piers Rayner, sitúa la acción del film en el entorno de la mafia durante la Depresión norteamericana. Como su-cede en un importante número de tí-tulos que tratan sobre el mundo de los gangsters, "Camino a la perdición" muestra una visión "familiar" del ham-pa, no tanto doméstica –como sería el caso de la fabulosa serie televisiva "Los Soprano"–, sino de la dinámica entre sus miembros. La película se centra en sus interioridades y conflictos –personales o de grupo–, entre colaboradores, parientes y amigos, sin que aparezcan implicadas personas ajenas o la policía. También, en la misma línea, el papel de la mujer va a ser aquí insignificante, pues todo queda entre hombres y sus particulares códigos de honor y justicia, y sus demostraciones de lealtad y valor. Los "negocios" en los que toman parte tampoco van a ser explotados como un aspec-to más que recree este ambiente, sino que van a servir como pre-texto argumental para hacer avanzar la trama y tomar los giros pertinentes (cuando el pequeño Sullivan debe ser testigo de la visita que hacen su padre y Connor a uno de los socios de Rooney, o el momento en que Sullivan padre se acerca hasta el club para recla-mar el dinero a un moroso). El funeral, un acto social habitual en el género, también estará presente casi al comienzo de la cinta.

"Camino a la perdición" es una histo-ria de venganza y huida –hacia esa "Perdición" que es también el nombre de la localidad a la que se dirigen–, pero éstas son sólo las directrices que guían el desarrollo de su argu-mento. Su tema principal quiere ser el de las relaciones padre-hijo y todo aquello que éstas conlle-van. Hay tres relaciones paternofiliales en la película, íntimamente ligadas entre sí, pues van a entrar en pugna de manera irrecon-ciliable. Por un lado tenemos a Michael Sullivan (Tom Hanks) y su hijo, Michael Sullivan Jr (Tyler Hoechlin). Por otra parte, encontra-mos a John Rooney (Paul Newman) y su hijo Connor (Daniel Craig). Por último, están John Rooney y Michael Sullivan; este nexo no es biológico, pero veremos que existe una fuerte unión afectiva entre ambos que se correspondería con la existente entre padre e hijo, dado que Sullivan debe a Rooney su buena fortuna y éste le acogió de niño cuando perdió a su verdadero padre.

"Camino a la perdición" es un film que presenta ese corte clásico del cine negro. Más allá de ser una película sobre el crimen organizado, contiene el usual clima sombrío y fatalista, re-cogido en sus atormentados persona-jes y en sus localizaciones: interiores de luz tenue, exteriores nocturnos o diurnos paisajes de aspecto desola-dor, y esa sempiterna lluvia que hasta se cuela en las habitaciones a través de su reflejo en los cristales de las ventanas. También los colores oscuros –negros, grises, marrones, granates– persiguen esa misma intención, en contraste con el blanco de la nieve. Película rodada con elegancia y detenimiento, "Camino a la perdición" nos premia en su composición con unas imágenes que tal vez llegan a tener más fuerza incluso que su propio guión. Es una cinta muy gráfica, aunque decir esto constituya una perogrullada, pero así es. La valuosísima fotografía de Conrad L. Hall –ya oscarizado por "American Beauty"– es una pieza clave, en combinación con la ejecución de la cámara, los encuadres y el juego de luces y sombras. Estéticamente es un delicia visual, con sus imponentes cuadros plásticos en movimiento, pero a veces esta labor se hace demasiado obvia, como si buscara impresio-narnos.

Capítulo obligado para la lluvia –que ya he mencionado–, pues po-cas veces se ha conseguido que tuviera una apariencia tan corpó-rea como en este film, cuando vemos la forma en que resbala por la superficie de los paraguas y cae por los hombros de los abrigos, casi como si se tratase de gotas de mercurio. La lluvia es un elemento a destacar de manera especial, ya que no sólo es una marca de film noir, también es un reflejo del ánimo de los protagonistas, y si no, véase esa escena en que el gran John Rooney, empapado, empequeñecido, aguarda bajo la lluvia lo inevitable.

Mendes ha tenido hasta ahora la for-tuna de poder contar con actores de demostrada solvencia que difícilmente iban a defraudarle. También cabe de-cir que, como muchos otros cineas-tas que provienen de la dirección tea-tral, Mendes es un buen director de actores capaz de sacar un excelente rendimiento de éstos. Mendes es a-demás un gran potenciador de las miradas, y ésto tal vez se haga aún más evidente en esta película, pues no se conforma con que su reparto interprete, sino que consigue que su mirada sea la de una persona que siente de forma auténtica aquello que además transmite con sus expresiones faciales, tono de voz y movimientos. "Camino a la perdición" presenta un reparto sólido, cuando no rotundo, mayoritariamente compuesto por nombres de sobras consolidados, y está, como cabía esperar, generosamente interpre-tada. Reconozco que la presencia de Tom Hanks en el rol protago-nista me molestaba, puesto que título tras título nos ha vendido esa imagen de la bondad americana personificada, que ahora resultaba difícil mantener al margen. A pesar de ello, admito que hace un loa-ble trabajo, sin embargo, aunque se ha hablado mucho de que éste es su primer papel como "villano", cuesta verlo como tal o, mejor dicho, puede que básicamente el problema sea que no es tal. Paul Newman está estupendo como ese jefe de la banda que se debate entre sentimientos contradictorios. Jude Law vuelve a regalarnos una magnífica actuación en la piel del despiadado Maguire, ese fotógrafo de cadáveres y matón a sueldo que provoca grima sin ne-cesidad de hablar. Law logra que su personaje sea uno de los que causan mayor impacto, con una transformación sutil pero efectiva, que comienza en la misma postura que adopta al moverse y el brillo frío de su mirada. Fantástico. Muy breve pero no menos enco-miable la intervención de Jennifer Jason Leigh, por fin despegada de esa presencia de chica sexy y algo mórbida, cosa que agra-dezco.

Un lástima que a Mendes y a David Self se les derramara el azu-carero encima del guión, pues por todo lo demás, éste es un tra-bajo minucioso, con un gran porte y que alcanza altas resonancias.

Calificación: 8.5 /10


CANAL #CINE - Revista de Cine colaboradora


Imágenes de "Camino a la perdición" - Copyright © 2002 Twentieth Century Fox, DreamWorks Pictures y Zanuck Company. Distribuidora en España: Hispano Foxfilm. Fotos por Francois Duhamel. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Camino a la perdición"
Añade "Camino a la perdición" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Top10
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos