LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

LA CURVA DE LA FELICIDAD
(Les femmes... ou les enfants d'abord)


cartel Dirección y guión: Manuel Poirier.
País:
Francia, España.
Año: 2002.
Duración: 120 min.
Interpretación: Sergi López (Tom), Marilyne Canto (Sylvie), Sylvie Testud (Virginie), Sacha Bourdo (Educador), Jean-Jacques Vanier (Gendarme), Elisabeth Commelin (Mujer del gendarme), Serge Riaboukine (Martin), Anne-Claire Le Bot (Delphine), Antoine Landraing (Antoine), Jérémy Jouvance (Jérémy).
Producción: Maurice Bernart, Laurent Pétin y Michèle Pétin.
Fotografía: Christophe Beaucarne.
Montaje: Joël Jacovella.
Diseño de producción: Roland Mabille.
Vestuario: Sophie Dwernicki.
Estreno en España: 6 Septiembre 2002.

 

CRÍTICA
por
Julio Rodríguez Chico
Valoración:

La alegría de vivir

  Séptima colaboración del actor español Sergi López con Ma-nuel Poirier, director peruano que le descubrió y que ahora nos ofrece una película optimista y verdadera sobre la vida, so-bre la felicidad quebradiza de gente normal que atraviesa sus crisis y que busca cimientos estables a partir de los cuales mirar hacia delante y volver a sonreír.

  Tom es un padre de familia, con mujer y tres hijos ejemplares, pero que atraviesa unos momentos de apatía laboral y sentimental, que necesita nuevos afectos y alicientes. Esta pequeña crisis de quien ronda los cuarenta años viene a recrudecerse cuando se le presenta una antigua novia y le comunica que, hace nueve años, tuvo una hija de él y que ahora no puede seguir manteniéndola. El terremoto interior que Tom sufre le empuja a mirar a su mujer y confiarle el problema, con la duda de si aceptará a la niña en su hogar.

  A esta trama principal se añaden otras laterales de dos familias veci-nas, con similares problemas afecti-vos: una hija adolescente que no se siente comprendida por sus padres, y cuya madre necesita volver a ser foco de atención de algún hombre; un gen-darme que será abandonado por su mujer, que empieza a sentir que enve-jece al ver cómo ascienden a su marido. Es la complicación y du-reza de la vida, en que “cada uno tiene que apañárselas como puede”, y en la que también hay que aprender a dar importancia a lo que realmente la tiene. En este sentido es significativo el diálogo que Tom tiene en la fiesta con uno de los vecinos al decir que sí, que “el amor, los sentimientos, las relaciones sexuales son muy importantes en la vida,..., pero que también lo son los hijos y los amigos”.

  Manuel Poirier hace un retrato de la vida cotidiana, con problemas ordinarios que suceden en todas las familias, con pe-queñas discusiones y momentos de crisis que no hay que sacar de quicio, que se pueden superar armoniosamente si se mira hacia adelante y se confía en la propia vida como un lugar para ser feliz. Eso es lo que hacen la pareja protagonista, que encuentra en la dificultad y en la contrariedad el resello a su matrimonio. La fres-cura y naturalidad de las vidas presentadas evitan que la película se convierta en un discurso de mensaje moral explícito  o sensi-blero, aunque es evidente la apuesta en pro de la familia y de los hijos como principales alicientes de una vida que hay que cuidar.

  El ritmo de la película es tranquilo y pausado, sin prisas para mostrarnos las inquietudes de personas en crisis, el drama de la madre soltera, o el ale-gre clima familiar que se respira en el hogar de Tom. Hay quien puede pen-sar que podría reducirse su duración, pero el asunto exige ese tempo para mostrar la normalidad de una vida en la que hasta lo extraordinario encuen-tra una solución ordinaria, optimista y nada rocambolesca o ficticia. En cier-to sentido, nos recuerda al cine de Rohmer –sus cuestos morales y de las estaciones–, al buscar la veraci-dad de las relaciones afectivas y hacerlo de una manera realista y bajando al terreno de lo cotidiano; todo surge con una aparente naturalidad, detrás de la cual se adivina un cuidado guión y una magnífica dirección de actores. Todas las interpretaciones son soberbias, desde los vecinos hasta los niños que son su ino-cencia salpican de gracia toda la película, pero lo es especialmente el trabajo realizado por Sergi López, que carga con el peso de toda la película y deja ver sus dudas y reflexiones más con su rostro que con sus palabras.

  Se trata de una película sobre la vida misma, sobre la rica com-plejidad psicológica y afectiva de cualquier individuo, que gustará especialmente al espectador que ronde la edad de los protago-nistas pues sabrá descubrir la realidad de lo mostrado, y disfrutar de la vida como lo hacen ellos mismos en la magnífica fiesta final.


Imágenes de "La curva de la felicidad" - Copyright © 2002 Esicma y Salome. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La curva de la felicidad"
Añade "La curva de la felicidad" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos