LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
     APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

DEUDA DE SANGRE
(Blood work)


cartel
Ampliar cartel
Dirección y producción: Clint Eastwood.
País:
USA.
Año: 2002.
Interpretación: Clint Eastwood (Terrell McCaleb), Wanda de Jesús (Graciela Rivers), Jeff Daniels (Buddy Noone), Anjelica Huston (Dra. Bonnie Fox), Tina Lifford (Detective Jaye Winston), Alix Koromzay (Cordell), Beverly Leech (Juliette Loveland), Mason Lucero (Raymond).
Guión: Brian Helgeland; basado en la novela de Michael Connelly.
Música: Lennie Niehaus.
Fotografía:
Tom Stern.
Montaje: Joel Cox.
Diseño de producción: Henry Bumstead.
Dirección artística: Jack G. Taylor Jr.
Vestuario: Deborah Hopper.
Estreno en España: 31 Octubre 2002.

 

CÓMO SE HIZO SE HIZO "DEUDA DE SANGRE"
Notas de producción
© 2002 Warner Sogefilms

2. La producción

  Rodada casi en su totalidad en exteriores en la primavera de 2002, excepto cinco días en los estudios de Warner Bros., Deuda de sangre (Blood Work) muestra un amplio espectro del área de Los Angeles y su periferia. La acción se representó en varios escenarios a lo largo del valle de San Fernando, el valle de Santa Clarita, el centro de Los Angeles, y las ciudades portuarias de Long Beach y San Pedro.

  Se prestó una especial consideración al diseño de las escenas de acción que tienen lugar a bordo de un carguero oxidado, en el que Eastwood escenificó el enfrentamiento culminante de Terry McCaleb con un escurridizo asesino en serie. Las escenas de exteriores se rodaron de noche en un barco pesquero real, que encalló hace muchos años cerca de la costa del sur de California. Estas escenas fueron cuidadosamente construidas por el director, sabiendo que no habría posibilidad de hacer nuevas tomas. “El barco pesquero no era el escenario más fácil, pero era un excelente decorado para rodar porque era muy estable”, comenta Eastwood. “A pesar de que rodábamos de noche y con fuertes vientos, el barco no se balanceó en absoluto. Sin embargo, todo el mundo tenía la cabeza llena de chichones, porque había metal oxidado por todas partes, y cada vez que pasabas por una puerta, te dabas un golpe”.

  Una vez terminado el rodaje, el pesquero fue hundido en colaboración con el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos, el Departamento Portuario de Los Angeles y la Agencia para la Protección del Medio Ambiente.

  Para las escenas que transcurren en el interior del barco en descomposición, el famoso diseñador de producción Henry Bumstead, dos veces ganador del Oscar y colaborador de Eastwood desde hace tiempo, recreó el interior del barco pesquero en los estudios de Warner Bros. El complicado decorado, que tenía dos pisos de altura, descansaba sobre una piscina de hormigón para simular la línea de flotación del barco, y estaba equipado con andamios y puertas abatibles para permitirle a Eastwood rodar una angustiosa escena de persecución a través de los estrechos pasillos en descomposición de la nave.

* * *

  Al igual que el resto de sus trabajos como director, Deuda de sangre (Blood Work) refleja la eficacia, la profesionalidad y el auténtico amor al oficio que son la marca distintiva del modo de dirigir de Eastwood. “Rodamos esta película en 38 días, y eso es rápido para lo que es habitual hoy en día”, dice Eastwood. “Rodar a ese ritmo podría hacer a otros sentirse incómodos, pero yo llevo haciendo esto desde hace mucho tiempo y no creo que comprometa nada por hacerlo así. Si alguien dijese Ruédala en 45 días, no sé qué haría de manera diferente, aparte de tener un par de días libres. Todo el mundo trabaja duro, lo hacemos y seguimos adelante”.

  “Rara vez rueda más de tres tomas de cualquier ángulo de cámara”, dice maravillado Paul Rodriguez, que se quedó impresionado cuando Eastwood sólo rodó una toma del plano inicial de la película. “Fue increíble. Después de hacer la primera toma, Clint consultó con el cámara, ‘Steve: ¿Cómo ha quedado?’ Steve dice, ‘Ha quedado estupenda’. Clint me preguntó cómo me sentía al respecto, y cuando le dije que la toma me parecía bien, dijo, ‘De acuerdo, sigamos adelante’. No me lo podía creer. Dije, ‘¿Lo dices en serio? ¿Sólo una toma? ¿De la escena inicial de la película?’ Clint dice, ‘Si Steve dice que está bien, es que está bien’. Y siguió adelante. Eso no había sucedido nunca en las treinta y tantas películas en las que he trabajado, y no creo que vuelva a suceder ¡a menos que me él dé otro trabajo!”

  “Trabajar con Clint es lo mejor que hay”, dice el montador Joel Cox, que comenzó a trabajar con Eastwood en 1975 en El fuera de la ley. “Es increíblemente decidido y seguro. Cuando aparece en el rodaje, tiene una idea clara de cómo va a ir cada escena, y rueda exactamente los ángulos que necesita. También confía en toda la gente con la que trabaja y deja a todo el mundo hacer su trabajo. No es uno de esos directores que controlan y que dicen: los manteles tienen que ser rojos, quiero esos cuadros en la pared, y la iluminación tiene que ser de este color. Contrata a gente muy competente y dice cómo le gustaría que fuese la película, y ellos van y lo hacen”.

  “Me gusta contratar a gente con la que he trabajado antes, gente que conoce su trabajo y disfruta con lo que hace”, recalca Eastwood. “El equipo técnico de Deuda de sangre (Blood Work) era magnífico, especialmente teniendo en cuenta que una gran parte de esta película se hizo de noche y en circunstancias difíciles. Todos los departamentos estuvieron a la altura”.

  A pesar de su trepidante estilo de rodaje, Eastwood mantiene una actitud relajada como director. “Deuda de sangre (Blood Work) fue uno de los rodajes más relajados, eficaces y amistosos en los que jamás he participado, y creo que eso se debe a que la mayor parte del equipo técnico trabaja con Clint desde hace muchos años”, observa Anjelica Huston. “Hay una especie de código entre ellos, y una magnífica camaradería e interés en el trabajo. Además, Clint es muy divertido y hace que todo el mundo esté de buen humor”.

  “Cuando me llamaron para que tomara parte en la película, dije ‘¿Estás de broma?’”, recuerda Jeff Daniels, que ha intervenido en más de 30 películas, y ha escrito, dirigido y protagonizado dos recientes películas independientes. “Me puse inmediatamente a documentarme sobre Clint y sus películas y estudié su particular estilo de dirigir y su enfoque del proceso de realización. Era muy emocionante tener la oportunidad de trabajar con él. Yo hacía lo que se suponía que tenía que hacer como actor y luego me sentaba y lo observaba. Era como ir a la escuela. Fue una gran experiencia educativa”.

  El enfoque de Daniels a la interpretación combinó bien con la manera directa de dirigir de Eastwood. “Debo decir que Jeff es uno de los actores menos problemáticos con los que jamás he trabajado”, atestigua Eastwood. “Está bien preparado, viene con ideas imaginativas y no necesita mucha dirección. Simplemente le explicas lo que estás tratando de conseguir y él siempre está ahí, dispuesto”.

  De hecho, Daniels estaba tan decidido a apoyar la idea de Eastwood que sus esfuerzos casi resultaron desastrosos para la producción mientras se rodaba una escena de coches en el desierto. “Era mi segundo o tercer día de rodaje e iba conduciendo; Clint estaba sentado en el asiento del pasajero y la cámara y el operador estaban situados en el asiento trasero”, recuerda Daniels. “El sol se estaba poniendo, y yo estaba maniobrando el coche por una carretera con muchas curvas, al tiempo que interpretábamos la escena y tratábamos de asegurar la toma antes de quedarnos sin luz. El espejo lateral del coche estaba captando un reflejo de la cámara por lo que me pidieron que lo ajustara. Mientras estoy ajustando el espejo, veo que Clint se acerca a mí, agarra el volante y lo gira ligeramente. Levanté la vista y me di cuenta de que había evitado de un modo muy tranquilo una colisión frontal con una mini-camioneta que salía de la curva. Me quedé paralizado, pensando, ‘¡Casi lo mato! ¡Casi mato a Clint Eastwood!’”

  Al tiempo que cumplía con sus exigentes papeles de director y productor, el imperturbable y sencillo Eastwood actuaba en casi todas las escenas de la película y, en muchos casos, interpretaba sus propias acrobacias. “Llevo haciendo esto muchos años y era especialmente difícil en esta película, porque actuaba en todas las secuencias”, admite Eastwood. “Pero me gusta todo el proceso y quiero dar a los espectadores el valor de su dinero. Es un trabajo agotador, tanto a nivel físico como mental, y no lo haría de ningún otro modo. No se supone que sea fácil; se supone que es divertido. Cada paso es apasionante y requiere una preparación seria. No me importa si es la planificación o el diseño de una película, la ejecución o el montaje. Yo estoy ahí y soy parte de ello”.

  Otra sorprendente marca distintiva de la pericia de Eastwood como realizador es su habilidad para pasar de manera tan perfecta de la actuación a la dirección. “Clint está tan presente en una escena, a pesar de que también esté dirigiendo, que todo lo que ves es al actor”, dice Wanda De Jesús.

  “Ya esté evaluando la escena cuando estás en medio de ella o después de decir corten, nunca lo manifiesta; es demasiado bueno para eso”, coincide Daniels. “Como director y como actor, Clint está ahí para ayudarte a conseguir lo que estás tratando de conseguir”.

  “Actuar con Clint no es para nada como actuar”, añade Rodriguez. “Te hace olvidar que es una leyenda; antes de que te des cuenta, él es su personaje y es muy fácil seguir su ejemplo. Cuando estaba trabajando con él, me sentía como una chica de dieciséis años en un concierto de NSYNC. Es muy gentil, y aprecio realmente la oportunidad y la libertad que nos dio a todos nosotros”.

  ¿Cómo consigue el Hombre de Malpaso mantener un equilibrio así al tiempo que cumple con las múltiples obligaciones de sus producciones? “Cuando estás interpretando una escena, puedes distinguir cuando está bien y cuando está funcionando para todos los personajes”, explica Eastwood. “Es difícil. Tienes que asegurarte de que estás siempre ‘dándole al interruptor’, por decirlo así. Pero cuando estás tratando con grandes actores como Jeff, Anjelica y Wanda, es más fácil darle al interruptor porque están tan inmersos en ello, que tu simplemente te metes de lleno”.

  “Hace que parezca sencillo”, dice Huston, que ha dirigido las películas Bastard Out of Carolina y Agnes Brown. “Mi padre tenía una frase siempre que me dirigía a él con grandes preguntas, que era ‘Simplemente hazlo, cariño’. Y Clint parece hacerlo sencillamente tan bien.

  “Pasé muchos años con mi padre en unidades de cuidado intensivo y vi cómo le operaban de un aneurisma en el corazón”, continúa diciendo Huston. “No estuvo bien los últimos doce años de su vida. Así que la combinación de mi experiencia con mi padre en el hospital y el hecho de que Clint le hubiese interpretado en Cazador blanco, corazón negro fue una extraña coincidencia. En lo que respecta a Clint como hombre, su manera de ser, su relajación y su calma, me recuerda mucho a mi padre. Tiene una magnífica manera de hablar y andar despacio que te hace sentirte en casa. Su estilo realmente se presta a una relajación en el rodaje que es muy útil y tranquilizadora para un actor, especialmente cuando llegas nervioso para trabajar con el Sr. Eastwood”.

  Tal vez sea Jeff Daniels el que mejor resuma la gratitud y el entusiasmo expresados por los actores y el equipo técnico de Deuda de sangre (Blood Work), a la vez que disfruta del privilegio de trabajar con uno de los artistas más famosos y respetados de la industria del cine: “Es un rodaje especial cuando estás ahí viendo a Clint Eastwood andar a zancadas en medio de un bulevar de California con una escopeta recortada, haciendo volar un Ford”.

1. La historia y los personajes
2.
La producción


Imágenes y notas de cómo se hizo "Deuda de sangre" - Copyright © 2002 Malpaso Productions y Warner Bros. Pictures. Distribuidora en España: Warner Sogefilms. Fotos por Merie W. Wallace. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Deuda de sangre"
Añade "Deuda de sangre" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos