LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras de cine

DVD
DVD

Banda sonora
BANDA SONORA
(Edward Shearmur)

FNAC

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL IMPERIO DEL FUEGO
(Reign of fire)


cartel
Ampliar cartel
Dirección: Rob Bowman.
Países:
Reino Unido e Irlanda.
Año: 2002.
Duración: 105 min.
Interpretación: Christian Bale (Quinn), Matthew McConaughey (Van Zan), Izabella Scorupco (Alex Jensen), Gerard Butler (Dave Creedy), Scott Moutter (Jared Wilke), David Kennedy (Eddie Scax), Alexander Siddig (Ajay), Ned Dennehy (Barlow), Rory Keenan (Devon), Terence Maynard (Gideon), Doug Cockle (Goosh).
Guión: Gregg Chabot & Kevin Peterka y Matt Greenberg; basado en un argumento de Gregg Chabot & Kevin Peterka.
Producción: Gary Barber, Roger Birnbaum, Lili Fini Zanuck y Richard D. Zanuck.
Música: Edward Shearmur.
Fotografía:
Adrian Biddle.
Montaje: Thom Noble.
Diseño de producción: Wolf Kroeger.
Dirección artística: Ian Bailie, Alan Tomkins y Justin Warburton-Brown.
Vestuario: Joan Bergin.
Estreno en España: 31 Octubre 2002.

 

CRÍTICA
por Joaquín R. Fernández

Puntuación: 6 / 10
Banda Sonora Original:
*****

  Todavía no me explico cómo es po-sible que aún existan avezados pro-ductores que quieran invertir sus dine-ros en una película cuya temática ten-ga algo que ver con los dragones, esos míticos bichejos de enormes alas y aliento de fuego que, incom-prensiblemente, jamás han gozado de buena fama en la taquilla. "El Imperio del Fuego" no ha querido romper la tradición, así que los cuarenta y tres millones de dólares que ha recaudado en los Estados Unidos desde su estreno resultan insufi-cientes si tenemos en cuenta su importante, aunque no exagerado, presupuesto (casi cien millones de dólares, incluyendo publicidad). Un resultado injusto y decepcionante, porque, si bien nos halla-mos ante un producto que no perdurará en la memoria del espectador, al menos uno sale del cine con la sensación de haber pasado el rato, y a fin de cuentas es lo que persigue el co-mún de los mortales a la hora de sentarse en su butaca: la evasión y el disfrute.

  Escenificando un paisaje postapocalíptico en el que las criaturas aladas dominan la Tierra, los guionistas nos presentan a una comu-nidad de supervivientes que se organizan para mantenerse con vida en tan inhóspito mundo. Se trata de un sólido punto de partida en el que el peligro exterior se dosifica en la pantalla, añadiéndole a la vez otro elemento igual de atrayente: la aparición de un nuevo gru-po de humanos que romperá la unidad del poblado originario. Si bien es éste un interesante enfoque en el que los miedos no llegan únicamente de los dragones, sino también de unos semejantes que tal vez guarden otras intenciones ocultas, esto pronto queda diluido y la cinta se desvía hacia derroteros más cómodos y previsibles. Por ello, si bien la primera mitad incluye aspectos que van más allá del simple entretenimiento, la segunda hora, que se desarrolla casi en su totalidad en Londres, acumula situa-ciones mucho más manidas e intrascendentes, como si los guionistas no supieran o no quisieran abarcar algo más que sus planteamientos iniciales, decantándose, pues, por una resolución vistosa y espectacular que deja un tanto insatisfecho al público, sabedor de que el resultado podría haber sido bastante mejor.

  Avalada por una estimable pero nada original técnica, la cinta exhibe una consistente realización de Rob Bow-man, que no se excede a la hora de mostrarnos a los dragones, sino que intenta que éstos aparezcan de forma imprevisible o sigilosa (entre la niebla o, mejor aún, haciéndonos creer que el rugido del viento es un aviso del ba-tir de sus alas). Los actores, jóvenes valores que finalmente no han alcanzado la categoría de estrellas, sorprenden por su eficacia, destacando especialmente Matthew McConaughey, que sabe captar la esencia de su atractivo personaje. En todo caso, Chris-tian Bale e Izabella Scorupco muestran cierto respeto hacia sus papeles, así que su corrección está fuera de toda duda.

  Ejemplo de música atmosférica que condensa con atino las excelencias visuales del filme, la banda sonora de Edward Shearmur aporta unas apropiadas tonalidades bélicas a la acción, tal y como se puede comprobar con la llegada de los ame-ricanos, momento en el que la música alcanza una gran calidad. Aunque en "El Imperio del Fuego" hay escasos momentos para el relajo, se aprecian agradables y delicados cortes para los pasajes intimistas de la historia, aunque sin duda su notoriedad es inferior si la comparamos con lo vibrante del resto del relato.


Imágenes de "El imperio del fuego"  - Copyright © 2002 Spyglass Entertainment, Touchstone Pictures, The Zanuck Company, Tripod Entertainment y Barber/Birnbaum. Distribuidora en España: Buena Vista International. Fotos por Jonathan Hession y Patrick Dowling. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El imperio del fuego"
Añade "El imperio del fuego" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Destino final 2 (Final destination 2)     El último golpe (Heist)     Empire     El núcleo (The core)     The hunted (La presa)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos