LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 

 


Compras online
Tus compras
online en las
mejores tiendas

FNAC
 

  EL CORTE INGLÉS
 

DVDGO
 

EBAY
 

 
 

THE RING (LA SEÑAL)
(The ring)



 
Dirección: Gore Verbinski.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 109 min.
Interpretación: Naomi Watts (Rachel Keller), Martin Henderson (Noah), David Dorfman (Aidan Keller), Brian Cox (Richard Morgan), Lindsay Frost (Ruth), Amber Tamblyn (Katie), Rachael Bella (Becca), Daveigh Chase (Samara Morgan), Shannon Cochran, Sasha Barrese (Sarah), Joe Chrest (Doctor Scott).
Guión: Ehren Kruger; basado en la novela 'Ringu' de Kôji Suzuki y el guión de Hiroshi Takahashi para la película japonesa 'The ring. El círculo' (Ringu; 1998).
Producción: Laurie McDonald y Walter F. Parkes.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía:
Bojan Bazelli.
Montaje: Craig Wood.
Diseño de producción: Tom Duffield.
Dirección artística: Patrick M. Sullivan Jr..
Vestuario: Julie Weiss.
Estreno en USA: 18 Octubre 2002.
Estreno en España: 10 Enero 2003.

 

CÓMO SE HIZO SE HIZO "THE RING (LA SEÑAL)"

Notas de producción
© 2002 UIP

  Leyendas urbanas: son esas historias de crímenes y desastres sufridos por gente normal y corriente, que se cuentan alrededor de una hoguera o en fiestas nocturnas y se esparcen a través de e-mails en cadena. Las más duraderas suelen ser las más terribles. Algunas empiezan como un simple cotilleo, como un rumor o como una broma telefónica... luego se van embelleciendo hasta adquirir los contornos de un mito y van pasando de boca en boca. Sea como sea, lo peor de una leyenda urbana es que... puede ser verdad.

  Dice el director Gore Verbinski: “Una leyenda urbana es como un virus: se cuenta, se repite, va enganchando a la gente. Nadie puede saber el grado de realidad que contiene. El libro de Kôji Suzuki, “Ringu”, se basaba supuestamente en un mito urbano. Pero eso es como lo del huevo y la gallina... Pienso que nunca sabremos la verdad sobre sus orígenes”.

  El autor del libro -en realidad, una serie de novelas- Suzuki era un escritor poco conocido pero ahora se le considera el Stephen King japonés. Hideo Nakata dirigió la adaptación cinematográfica; estrenada en 1998, se convirtió en un fenómeno que generó la franquicia más rentable de la historia del cine japonés y dio lugar a una serie de TV y a un manga o novela gráfica. Ringu propició también el renacimiento de todo un género fantástico (denominado psico-terror o “J-horror”) que abarrotó los multicines de Japón.

  Ringu se acabó convirtiendo en una verdadera leyenda urbana -partiese de una o no...- que cautivó al público de todo el Sudeste asiático. Y pronto llamó la atención de gente que vivía en el otro extremo del mundo. El ejecutivo de DreamWorks Mark Sourian fue el primero del estudio que vió la película. Enseguida llamó a los co-presidentes de la compañía Walter F. Parkes y Laurie Mac Donald, según recuerda Parkes: “Mark nos dijo que venía de ver la película que le había dado más miedo de todas las que había visto en su vida y que teníamos que verla corriendo. Laurie y yo cancelamos todo lo que teníamos entre manos y la vimos en video... lo que pensándolo bien resultaba muy adecuado en este caso. Nos asustó y nos hipnotizó a partes iguales y decidimos inmediatamente hacer el remake”.

  Mac Donald añade: “Nos parecía que la película japonesa se basaba en una idea muy buena y además nos ofrecía una buena base para nuestra versión, no sólo por su premisa de partida sino desde un punto de vista tonal. Otra virtud de la película era esa mezcla maravillosamente incongruente de una historia juvenil pop y un argumento con un concepto fuerte que se revela de una forma sorprendente, un enigma más evocativo y con mayor base emocional de lo que suele ser habitual en el género”.

  Parker añade: “El atractivo de un buen thriller es que te provoca una subida de la adrenalina y te mantiene en el borde del asiento sin que, por supuesto, corras un peligro real. Los mejores thrillers están hechos a partes iguales de ejercicio intelectual, ejercicio emocional y experiencia visceral. Te involucran mentalmente pero lo que te producen es miedo... y ganas de gritar. Por eso a los cineastas nos gusta tanto hacer un thriller como al espectador verlo”.

  Para ocuparse de la dirección los productores pensaron en Gore Verbinski, que había hecho su debut como realizador con la comedia de DreamWorks Un ratoncito duro de roer. Dice Verbinski: “Vi por primera vez Ringu en una cinta de video que debía ser de séptima generación por lo menos. Tenía muy mala calidad. Pero eso jugaba a su favor porque al fin y al cabo la película cuenta la historia de una cinta de video. Hay algo en esa imagen de una cinta aparentemente inocua... sin etiqueta... esperando que la veas... Si conoces la leyenda de la cinta, se convierte en un objeto tan tentador como inquietante”.

  Dice Mac Donald: “En todas las casas hay cintas sin etiquetar. Ya no te acuerdas de lo que hay grabado en ellas. Y el aparato de televisor es otro elemento de nuestra vida cotidiana. La idea de que dos objetos tan vulgares puedan causarte la muerte, es algo realmente turbador”.

  Dice el director Verbinski: “La premisa de THE RING es que si ves el contenido de esa cinta sin etiquetar, recibes una llamada de teléfono que te avisa que vas a morir a los siete días. No es sólo que vayas a morir, es que sabes que vas a morir... La desesperación crece según te vas acercando al final. Ese es un tipo de terror muy especial. La protagonista Rachel entra en contacto con la cinta a través de una tragedia personal, cuando su nieta Katie se convierte en su última víctima. Entonces comienza a hacerse preguntas. ¿Dónde está la cinta? ¿De dónde viene? ¿Quién la ha grabado? ¿Está realmente encantada? Cuando Rachel consigue hacerse con la cinta, la ve... por supuesto”.

  La actriz australiana Naomi Watts, lanzada a la fama hace un año gracias a la película de David Lynch Mulholland Drive, encarna el papel de la protagonista Rachel Keller, cuya curiosidad le conduce a una desesperada carrera contrarreloj para vencer la letal maldición del anillo. Dice Verbinski: “La vi en la película de Lynch y me cautivó su interpretación. El de Rachel es un papel duro pero Naomi tiene las agallas que se necesitan para hacerlo”. Parkes añade: “Naomi es una actriz muy seria y esa seriedad resultaba esencial para el papel que desempeña su personaje dentro de la historia. Rachel Keller lucha por su propia supervivencia y por la de su hijo. La historia tiene momentos muy intensos y Naomi puede ser extraordinariamente intensa, pero de una forma que conecta con el espectador”.

  Watts comenta: “THE RING es, en definitiva, una película de género pero tiene algo especial: una historia muy pulida y directa que va ganando en intensidad. Alguien ve ese video, que ya da bastante miedo de por sí, y luego recibe una llamada de teléfono que le informa de que le quedan siete días de vida. Basta esa sola frase para crear un tipo de suspense que te pone los pelos de punta. Rachel es una persona fuerte y decidida pero también es vulnerable, lo que la hace más interesante. No es una buena madre. Está obsesionada por su carrera hasta que su hermana le pide ayuda para aclarar la causa de la muerte de su hija. Al principio la información que recaba sobre la cassete de video parece algo ridículo e imposible... habladurías de chicos. Pero luego visiona la cinta y suena el teléfono... Las coincidencias se acumulan y ella comienza a asustarse y a revivir sus temores más profundos. ¿Será verdad lo que cuentan?”.

  Cuando Rachel pasa del escepticismo al pánico, recurre a su amigo Noah quien en un principio adopta una actitud cínica. No se lo toma en serio hasta que se ve obligado a hacerlo. El actor neozelandés Martin Henderson interpreta el papel de Noah. Sobre él comenta Parkes: “Martin tiene un carisma y una naturalidad que le hacen “habitar” el personaje sin esfuerzo aparente. Por otra parte su exuberancia personal ofrece un adecuado contraste a la intensidad que proyecta Naomi sobre la pantalla. Los dos hacen una pareja fantástica. Es curioso porque él es de Nueva Zelanda y ella de Australia pero nadie lo diría: tienen un acento americano impecable”. Por supuesto durante el rodaje el equipo de la película bromeó con sus acentos y la rivalidad existente entre sus países respectivos.

  Henderson recuerda que se enganchó enseguida al leer el guión de Ehren Kruger: “Daba mucho miedo y a cada nueva lectura me iba fijando en pequeños detalles subliminales que se te pasan al principio. Creo que esa es la gran baza de la película: no sabes de dónde proviene el mal. La cinta contiene ciertas imágenes y según va avanzando la historia empiezas a establecer conexiones y a entender su origen. Espero que el público también se sienta absorbido en el proceso”.

  Rachel y Noah se embarcan en un mismo viaje, si bien el segundo de ellos se muestra reticente al respecto, según comenta Henderson: “Noah adopta una actitud más bien sarcástica. A ello ayuda que sea un experto en cuestión de cámaras y cintas de video, que es la razón por la que Rachel solicita su ayuda. Noah dice, “Sólo es una cinta, una pieza de plástico, no digas tonterías”. Pero cuando a él también empiezan a ocurrirle cosas, se pregunta si no habrá algo de verdad en la historia. Y cuando comprueba su verdad irrefutable, se asusta pero se apunta a la aventura aunque el riesgo que corren sea cada vez más alto”.

  El riesgo alcanza su punto álgido cuando Rachel descubre horrorizada que su hijo Aidan ha visto la cinta. Dice Verbinski que el actor infantil David Dorfman asumió perfectamente el papel pese a su corta edad: “David es brillante. Entendió muy bien el proceso mental de Aidan y la base emocional del personaje. No se asustaba cuando discutíamos este tipo de cosas con él, lo que supone una gran ventaja a la hora de trabajar con alguien tan joven”.

  El director extiende sus elogios a Daveigh Chase, la actriz que encarna el papel de Samara, la chica que tiene la clave del enigma de THE RING: “Daveigh es estupenda. Tuvimos suerte de encontrar a unos actores jóvenes con talento y dispuestos a discutir abiertamente los mecanismos internos de sus personajes y también el papel que jugaban estos en el contexto de la historia”.

  La desesperada pesquisa de Rachel y Noah les acaba conduciendo a la persona que representa el último vínculo que une a Samara con el mundo, su padre Richard Morgan. Lo interpreta el veterano y galardonado actor Brian Cox, que fue la persona que tuvo en mente el director Verbinski desde un principio: “Como mis compañeros de reparto me quedé cautivado con el guión. Es una gran historia, te pones a leerla y no puedes parar de pasar una página tras otra. Te intriga lo que ocurre, la dirección que tomará el asunto, los giros que da la historia... Y estos son los elementos que hacen que un guión sea bueno. Richard Morgan es un personaje trágico. Es un hombre que lo ha perdido todo en la vida. Vegeta en su rancho, en donde una vez tuvo caballos, pero ya no... por razones que se entienden al ver la película. Vive en un mundo crepuscular, ha dejado la vida atrás a causa de las terribles cosas que le han ocurrido”.

  La clave de esos terribles sucesos está en las obsesivas imágenes que se contienen en la misteriosa cinta que causa la muerte a todo aquel que la visiona. Rachel comprueba que ese video causó la muerte de su sobrina Katie (interpretada por Amber Tamblyn) y llevó a la locura a su mejor amiga, Becca (interpretada por Rachael Bella). Para Gore Verbinski, uno de los mayores retos consistió en crear el contenido de la ominosa cinta de video que juega un papel tan esencial en THE RING: “La cinta tenía que cumplir dos funciones: debía ofrecer la clave sobre su origen y debía hacer que se entendiera por qué había sido creada. La primera vez que se ve parece tener un contenido abstracto pero según avanza la acción se debe comprender que esas imágenes están ahí por alguna razón. Además el video debía ser algo extraño, algo que te produjera un choque aun sin entender bien el motivo. Eso es difícil de conseguir. Empecé utilizando algunas de las imágenes de la versión original japonesa, porque cuando se rehace una película siempre se intentan conservar los mejores momentos de la misma. Y luego me inspiré en cosas que me asustan a mí personalmente y las añadí de forma que resultasen lo más intensas posible pero que también tuvieran sentido desde la perspectiva de la persona que ha creado esa cinta de video”.

  “Soy muy aficionado al cine de terror. Pero hay películas de miedo que simplemente te asustan y otras que tienen un funcionamiento más subversivo: éstas últimas ponen en marcha un peculiar tipo de manipulación psicológica de la que el espectador no es plenamente consciente. Cuando una película de este tipo funciona, produce un poderoso efecto residual: se quedan más tiempo en tu mente porque se te han metido dentro de la piel. Casi todas las películas de terror parten de una premisa muy sencilla, y la nuestra no es una excepción. Es la ejecución, la forma de desarrollarse, lo que hace que una película trascienda el género. Esos son los títulos que me inspiran porque son los que más miedo me producen. En realidad, todo es una cuestión de oficio, de habilidad”.

  El rodaje de THE RING se desarrolló en escenarios y en estudios de Los Angeles, si bien algunos fragmentos se rodaron en escenarios naturales del estado de Washington. El invierno del Pacífico Noroeste proporcionó un clima frío y ominoso que enriqueció la tenebrosa textura de la película. La ausencia de sol también se adecuaba perfectamente al esquema de luz suave y sin sombras que el director Verbinski y el director de fotografía Bojan Bazelli habían diseñado para complementar los momentos más surrealistas del argumento.

  Dice Bazelli: “A la hora de iluminar a los actores y los escenarios, tratamos de eliminar todas las sombras que producían los actores. El efecto que buscábamos era el de alterar de forma inconsciente la percepción del espectador y producir un mayor grado de ambigüedad”.

  El clima frío y húmedo se adecuaba a la historia pero complicó el trabajo del director artístico Tom Duffield: “El reto más difícil para mí fue el de construir escenarios que debían erguirse sobre un fondo de agua y barro. También me costó lograr que la pintura se quedara fijada sobre las superficies: la pintura no se fija cuando llueve y estuvo lloviendo todos los días. Para diseñar la paleta de colores de THE RING nos inspiramos fuertemente en la obra del pintor e ilustrador de Nueva Inglaterra Andrew Wyeth. En sus cuadros los árboles están dormidos; los tonos son de tierra, grises y marrones, colores sombríos; hay tejidos rasgados en las ventanas ... El suyo es un mundo hechizado y me inspiré en él porque pensé que enriquecería mucho la atmósfera y la “mística” de la película”.

  La principal excepción al esquema de tonos apagados de la película es el colorido arce japonés que aparece en la cinta de video y que cumple la función de referencia visual en el desarrollo de la acción. Dice Duffield: “El arce es un punto clave de la película. Sirve para unificar una serie de diferentes elementos: todo parece acabar remitiendo a ese árbol”. El árbol, que recibió el apodo de Lucille en honor de cierta actriz pelirroja, era en realidad artificial: lo construyó el equipo de la película con tubos de acero, escayola y seda pintada para las hojas. Quizá por no ser natural, era especialmente vulnerable a las fuerzas de la naturaleza: “Cada vez que lo plantábamos, una ráfaga de viento lo derribaba. En Washington lo intentamos tres veces consecutivas pero enseguida lo tiraban ráfagas de casi 170 kilómetros por hora. Volvimos a intentarlo en Los Angeles, en donde no hacía nada de viento, pero esa noche se levantó una racha de 100 kilómetros por hora y lo tiró... Fue algo muy extraño”.

  El arce fue uno de los homenajes del diseñador Duffield al origen japonés de la historia; otras “citas niponas” son una versión americana de una puerta corrediza y un colgante japonés que aparece en una pared del rancho de Morgan. Duffield incorporó también un motivo visual de carácter “anillado” en todos los momentos de la película que le fue posible, para traer a la mente el enigmático título de la misma.

  Dice Walter Parkes: “Una de las cosas que me gustaron desde un principio de este proyecto fue el título. Dentro del contexto de la historia puede tener una diferente serie de significados: el “ring” del teléfono, la ominosa imagen de un anillo de luz similar a un eclipse... o quizás se trate de la forma circular de un argumento que acaba volviendo al principio”.

  El director Gore Verbinski concluye: “El viaje comienza con una cinta que trae consigo una advertencia. Pero es esa advertencia lo que despierta nuestro interés. Un tabú siempre va acompañado de una tentación... es algo que forma parte de la propia naturaleza humana: adentrarse en lo prohibido. El conocimiento de este hecho es lo que hace aún más terrorífica la esencia maligna de THE RING”.


Imágenes y notas de cómo se hizo "The ring (La señal)" - Copyright © 2002 DreamWorks SKG, Amblin Entertainment, BenderSpink, Asmik Ace Entertainment y Kuzui Entertainment. Distribuidora en España: UIP. Fotos por Merrick Martin. Todos los derechos reservados.

Página principal de "The ring (La señal)"
Añade "The ring (La señal)" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos