LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 

 


Compras online
Tus compras
online en las
mejores tiendas

  EL CORTE INGLÉS

FNAC
 

DVDGO
 

EBAY
 

 
 

EL HIJO
(Le fils)


 
Ampliar cartel

 

Dirección y guión: Jean-Pierre y Luc Dardenne.
Países:
Francia y Bélgica.
Año: 2002.
Duración: 103 min.
Interpretación: Olivier Gourmet (Olivier), Morgan Marinne (Francis), Isabella Soupart (Magali), Rémy Renaud (Philippo), Nassim Hassaïni (Omar), Kevin Leroy (Raoul), Félicien Pitsaer (Steve), Fabian Marnette (Rino), Jimmy Deloof (Dany), Anne Gérard (Madre de Dany).
Producción: Jean-Pierre y Luc Dardenne, Denis Freyd.
Fotografía: Alain Marcoen.
Montaje: Marie-Hélène Dozo.
Diseño de producción: Igor Gabriel.
Vestuario: Monic Parelle.
Estreno en España: 5 Diciembre 2002.

 

CRÍTICA
por Diego Vázquez

Apretando las tuercas

  Hay algunas películas en las que hay que advertir de antemano su cru-deza y ésta es una de ellas. Por su-puesto, y esto es algo bien sabido por cualquier conocedor de la filmografía de estos hermanos, no estamos ha-blando de una crudeza física, ni nada cercano al gore, la violencia o a imá-genes que por una razón u otra pudie-ran herir la sensibilidad del espectador. Estoy hablando de una cru-deza casi metafísica, de forma y de fondo, en la que la imagen cor-ta como el filo de una navaja y en donde la tensión, el desconcierto (por más que se siga durante todo el metraje a su personaje princi-pal a escasos centímetros) y el desasosiego permanente, llegan a hacerse verdaderamente cuesta arriba (por no horneadas, por bus-car trasmitir la sensación de estar servidas al natural) para un es-pectador poco habituado a cines extremos. Incluso los ya conoce-dores de los dos últimos largometrajes de sus directores estrena-dos en España se llevarán sin duda una sorpresa, pues si bien se puede ver este film como una mezcla de los dos anteriores (la lo-cura visual de "Rosetta", unida a la mirada casi documental sobre el trabajo que ya existía en "La promesa"), lo que finalmente nos ofrece es algo nuevo, una vuelta de tuerca más a los comple-jos e inexplicables caminos del dolor, al cómo reaccionamos a él y a lo importante que llega a ser en ciertos momentos agarrarse a un clavo ardiendo, simplemente para poder so-brevivir.

 Para ello Jean-Pierre y Luc Dar-denne nos vuelven a situar pegados permanentemente al protagonista de esta historia, un profesor de un taller de carpintería obsesionado con un nuevo alumno, al que primero se nie-ga a aceptar y al que luego seguirá por todas partes por motivos que ha-rán volar la imaginación del especta-dor durante la primera mitad del metraje. El film está compuesto casi en su totalidad por primeros planos en movimiento desde la misma nuca del protagonista, como si estuviéramos aupados a su hombro, descubriendo al mismo tiempo que él los escenarios, las esquinas, los edificios, las miradas. No nos podremos despegar de Olivier en todo el film por mucho que queramos y tampoco logra-mos penetrar, ni siquiera al finalizar el film, en su cabeza, pues los Dardenne siempre nos sitúan como un espectador objetivo y ex-terno, una especie de espectro que puede sentir por los personajes y las acciones que contempla, pero que como el Mr. Scrooge de "Cuento de Navidad" es incapaz de actuar, de echar una mano o de hacer preguntas para calmar sus múltiples dudas.

  Esta situación de inestabilidad y de desconcierto es estirada por el film hasta extremos realmente excesivos y que siendo objetivos no benefician a su resultado. Cuando aún no conoce-mos las claves del misterio, las accio-nes sin explicación y los viajes hacia ninguna parte alargan demasiado la angustia, sacando en varios momen-tos a todo tipo de espectador del rela-to, y cuando ya tenemos las claves de la historia, aunque desco-nozcamos las acciones que el protagonista tomará, de nuevo el guión del film se estira en una única dirección, un único punto de interés, en una apuesta por el más difícil todavía que finalmente se muestra fallida. Es incapaz de comprimir satisfactoriamente toda la tensión en ese único punto durante un metraje tan largo, queriendo el espectador tras su conclusión haber sabido más de algunos per-sonajes como el de la ex-mujer, pero el film no busca la narra-ción sino el ensayo, atrapar una sensación, aunque sólo lo logre en contados momentos. Cuando esto sucede, eso sí, la pantalla se llena de energía, un estremecimiento recorre la es-pina dorsal del espectador y las pulsaciones se aceleran como así lo hacen las de los protagonistas.

  Pero cada vez vuelven las cosas a colocarse en una inestable cal-ma y vuelve a hacerse así, una vez más, presente lo improvisado e insatisfactorio de su guión y de su repetitivo planteamiento estéti-co, añadiéndosele la gran paciencia que exigen sus tiempos muertos en los que se documenta de manera casi enfermiza el trabajo que se realiza en el taller. Su minimalismo excesivo llega incluso a echar a algún es-pectador tan fuera del film, que cuando encara su recta final, su momento más prodigioso, con un viaje en carretera donde por fin esa planificación, esos silencios tensos y esa verdad escondida encuentran el lugar perfecto para desarrollarse en plenitud y alcan-zar su máximo poder de pegada gracias a la claustrofobia de ese vehículo, a las cercanías de los cuerpos, al coche en movimiento y al paisaje alejado de la civilización, algunos ya han renunciado a in-teresarse por el resultado. Mejor suerte corren las primeras se-cuencias en el taller de formación, espacio laberíntico y claustro-fóbico donde poder perderse y enloquecer, pero la ciudad y el resto de espacios abiertos del film invitan a otras miradas, a algunas sa-lidas de tono de su excesivamente rígida apuesta, que de manera desmoralizadora el film no ofrece nunca, aunque quizás estaríamos pidiendo otra película y debamos contentarnos con ésta, que es por otro lado una experiencia difícil de olvidar y todo un duelo interpretativo entre sus dos protagonistas.

Calificación: 7.5 / 10


Imágenes de "El hijo" - Copyright © 2002 Les Films du Fleuve y Archipel 35 RTB. Distribuidora en España: Vértigo Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El hijo"
Añade "El hijo" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos