LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras de cine por internet

 
DVD

 
BANDA SONORA

 
LIBRO

 
VIDEOJUEGO

FNAC

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL PLANETA DEL TESORO
(Treasure planet)


Dirección: Ron Clements y John Musker.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 95 min.
Género: Animación.
Guión: Ron Clements, John Musker y Rob Edwards; basado en la novela 'La isla del tesoro' de Robert Louis Stevenson
Producción: Roy Conli, John Musker y Ron Clements.
Música: James Newton Howard.
Montaje:
Michael Kelly.
Dirección artística: Andy Gaskill.
Estreno en USA: 27 Noviembre 2002.
Estreno en España: 5 Diciembre 2002.

 

CRÍTICA
por Diego Vázquez

Tesoro perdido

  Es una lástima tener que comenzar esta crítica con ese titular, pero hay que ser francos; este "Planeta del Tesoro" de John Musker y Ron Clements deja un claro sabor de decepción que ni siquiera su estu-pendo tramo final (sin ninguna du-da lo mejor de la cinta) logra ata-jar. Cierto que el film tiene en su par-te positiva un buen puñado de bazas, gracias a las que, una vez más, un film fallido de la productora del famoso ratón se salva por su calidad en los apartados en los que esta compañía nunca falla. Éstos son como siempre la animación (a pesar de que las mezclas entre dibujos 2D y 3D se resientan en más de una ocasión), la espectacularidad (bien medida en este ca-so), una banda sonora funcional (que no buena, pues contiene de-masiadas similitudes con otras composiciones de su autor y con la música utilizada en este tipo de género) firmada por James New-ton Howard, y el buen hacer en la caracterización de casi todos los personajes (donde se llevan la palma el de John Silver, el villano Scroop y el viejo pirata Billy Bones). Todo esto vuelve a hacer de este nuevo "clásico" Disney un espectáculo gozoso, al que le cuesta bastante arrancar (luego entraremos en detalle en esto), pero que vuelve a destilar profesionalidad y sentido del espectáculo por los cuatro costados.

  Sin duda, cualquiera que sea un se-guidor o un amante de los largometra-jes animados de esta tan denostada como amada compañía norteamerica-na, sabrá que con las pegas expues-tas en el párrafo anterior, evidente-mente no es suficiente para decepcio-narse con el film. ¿Dónde se encuen-tran entonces los principales proble-mas de este film? El más evidente, en su misma concepción. La idea de adaptar el clásico inmortal de las novelas de aventuras, "La Isla del Tesoro" de Robert Louis Steven-son, a la pantalla ya ha tenido varias arremetidas anteriores (recor-demos las más destacadas: "La Isla del Tesoro" clásica de 1934, la versión de la propia Disney de 1950, la de 1972 que contaba con Orson Welles en el papel de John Silver o "Los Teleñecos en la Isla del Tesoro" de 1996) y aquí Disney se propone darle un vuelco y llevarla hacia los terrenos de la fantasía y la ciencia-ficción, lo que podría haber dado lugar a una mezcla sencillamente gloriosa. Pero los responsables de esta cinta dejan escapar esa oportunidad y en su lugar ofrecen una extrema condensación de la novela que da al traste con alguno de los pasajes más elaborados de aquélla (todo el viaje en el barco está enormemente desa-provechado), que además se decanta por un tono en exceso almibarado, más sentimental que aventurero, que rebaja el "target" de público del producto a espectadores infantiles y juve-niles. A esto se le puede llamar una mala lectura del original, que en ningún caso era un libro únicamente infantil y juvenil, simplifi-cando y endulzando en demasía el resultado.

  Este aspecto blando y débil que evi-dencia el film en muchos de sus pa-sajes resulta aun más decepcionante viniendo de quien viene, pues es bue-no recordar que el dúo Musker / Clements es, en buena parte, respon-sable del renacimiento Disney de fina-les de los 80 y principios de los 90, con títulos magníficos como "Basil, el ratón superdetective" (donde, a pesar de algunas críticas adversas, adaptaban magníficamente el mundo literario del Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle), "La Sirenita" (el auténtico renacer de Dis-ney, de nuevo adaptando una obra literaria, aquí el cuento homóni-mo de Hans Christian Andersen) y "Aladdin" (atreviéndose con "Las mil y una noches"). Es cierto que su último trabajo fue el más que fallido "Hércules", donde su inclinación, rayando en la locura, por el gran guiñol, hacía del film un viaje tan agotador como insustancial, además de viejo antes de tiempo (demasiado anclado en chistes de su época). Con este historial se podía esperar lo mejor de este nuevo proyecto, pero parece que como ocurrió con el otro gran dúo Disney, el de Gary Trousdale y Kirk Wise, responsables de otras dos joyas recientes de la casa como "La Bella y la Bestia" y "El jo-robado de Note Dame", con su último film (también absolutamente inmerso en el género de aventuras) "Atlantis: el imperio perdido", este campo se le atasca a la Disney, sencillamente por problemas en el guión.

  Tanto aquella cinta como ésta con-tienen demasiadas debilidades y luga-res comunes en su escritura, además de una necesidad imperiosa por recu-perar el cine de aventuras clásico, sin reactualizarlo o traerlo de alguna ma-nera al presente (muy alejado de los que Spielberg hizo en su día con la saga de Indiana Jones), lo que provo-ca que muchas veces resulte cine vie-jo más que cine de futuro, a pesar de que, gracias a la pasión que los excelentes colaboradores de este estudio ponen en su trabajo (en algunos casos auténticas obras de arte, como la animación que el maestro Glen Keane –supervisor de la animación de perso-najes emblemáticos como Ariel, Aladdin, la Bestia o Tarzán– rea-liza del personaje de John Silver), se consiga colocar el resultado final por encima de la calidad real de su estructura inicial por escri-to. Es justo añadir que "El Planeta del Tesoro" es un film con un re-sultado ligeramente superior a "Atlantis", pues mientras aquél tenía un grave problema de desarrollo de personajes y de exceso de si-tuaciones "emocionantes", aquí los primeros consiguen salvar la papeleta (pese a algunos endebleces como el de la madre de Jim) y la acción no es excesiva, lo que permite algo más de espacio pa-ra el desarrollo de aquéllos y de las situaciones (gracias principal-mente al material de partida de la novela).

  En el arranque de esta película se dan cita todas las debilidades ya ex-puestas del film de la manera más evidente, al no haber comenzado to-davía la aventura y ser el turno de las presentaciones. Este primer acto lle-ga a cojear tanto y a ser tan previsible y pobre, que hace temer por el resto del metraje. Afortunadamente, una vez que la aventura arranca con la lle-gada del viejo pirata que le entrega a Jim el mapa del Planeta del Tesoro, la cosa comienza a cobrar forma y pronto empieza a apa-recer la larga galería de personajes del film (casi todos muy desa-provechados como la banda de John Silver o el primer oficial del barco). A pesar de repetir características siempre presentes en los films Disney y de ser en muchos casos meros compañeros simpá-ticos del héroe, muchos consiguen una vez más tener su encanto (Morph por la propia originalidad de su personaje y B.E.N. por volver a ser el carácter alocado tan habitual en el cine de este dúo, con un referente directo en el genio de Aladdin, con la misma voz en castellano de Josema Yuste –en la versión original es la de Martin Short–, aunque aquí menos histérico).

  Entre todos ellos destacan rápida-mente John Silver, el marinero que ocupará la figura paterna del héroe (éste es casi el único tema que el film ha aprovechado de la novela, el único leit-motiv del film), y el villano Scroop, con un aspecto que recuerda mucho al estilo de otro animador indepen-diente tan conocido como Don Bluth (pensemos en sus videojuegos de ani-mación "Dragon’s Lair" o "Space Ace"), que ya había trabajado en esta compañía, y que curiosamente no resulta ser un malvado muy amenazador, pues el papel de villano se lo reparte con Silver, que juega en teoría en ambos bandos. Los principales forman un buen dúo, encarnados por la Capitana Amelia (con un trazo muy alejado de los films Disney y no muy bien integrado con el resto) y el per-sonaje torpe y estrafalario del Doctor Doppler, que remite a trazos de "Basil". También está, por supuesto, el protagonista Jim Hawkins, que se lleva la peor parte al contener todas las lecciones y bondades que el público infantil y juvenil debe aprender y los adultos debemos recordar, lo que le hace bastante blandito. Afortunadamente, poco a poco el discurso pretendidamente pedagógico se va aligerando.

  Además de las debilidades del dibu-jo de personajes, también aparecen algunos rasgos extraños en un film Disney, nada favorecedores para el re-sultado. El más importante es la ya mencionada diversidad de estilos de animación entre los personajes y en-tre los objetos 2D y 3D, que si bien consiguen en muchos momentos con-vivir en una tensa naturalidad, suelen producir extraños efectos, y a veces un completo desconcierto. También las interpretaciones físicas (en un sentido figurado, eviden-temente) de los personajes son algo más sobreactuadas de lo nor-mal en la línea Disney y esto llega a molestar, especialmente en la primera parte. Pero sobre todo, lo que hace que el film se quede a medias tintas, es lo ya dicho al principio, el poco provecho que se le saca a la historia y lo mal medido de las distintas partes de la trama dentro de su escasa hora y media de duración, habiendo necesitado todo el acto central (el viaje en barco) una ma-yor focalización en los temas importantes (no quedarse únicamente con la relación paterno-filial naciente entre Hawkins y Silver) y ha-ber desarrollado mejor los personajes y las tramas que estaban en la novela para aportar una mayor riqueza al núcleo de este trabajo, que por lo demás vuelve a ser un plato al que merece la pena acer-carse y vuelve a ofrecer niveles de maravillas en el campo de la ani-mación como muy pocas, además de Disney, saben ofrecer. Lasti-ma que en el balance del año "Lilo & Stitch" le vaya a robar, mere-cidamente, todo el protagonismo.

Calificación: 7.5 / 10


Imágenes de "El planeta del tesoro" - Copyright © 2002 Walt Disney Pictures. Distribuidora en España: Buenavista International. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El planeta del tesoro"
Añade "El planeta del tesoro" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

¡A lo grande! (Large)     Matrix reloaded     X-Men 2     Johnny English     Este cuerpo no es el mío (The hot chick)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos