LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras de cine

DVD
DVD

 
BANDA SONORA

 FNAC

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

MUERE OTRO DÍA
(Die another day)


Dirección: Lee Tamahori.
Países:
Reino Unido y USA.
Año: 2002.
Interpretación: Pierce Brosnan (James Bond), Halle Berry (Jinx), Rosamund Pike (Miranda Frost), Rick Yune (Zao), Will Yun Lee (Coronel Moon), Michael Madsen (Damian Falco), Judi Dench (M), John Cleese (Q), Samantha Bond (Miss Moneypenny), Colin Salmon (Charles Robinson), Toby Stephens (Gustav Graves).
Guión: Neal Purvis y Robert Wade; basado en los personajes creados por Ian Fleming.
Producción: Barbara Broccoli y Michael G. Wilson.
Música: David Arnold.
Fotografía:
David Tattersall.
Montaje: Christian Wagner.
Diseño de producción: Peter Lamont.
Dirección artística: Neil Lamont y Simon Lamont.
Vestuario: Lindy Hemming.
Estreno en USA: 22 Noviembre 2002.
Estreno en España: 22 Noviembre 2002.

 

CRÍTICA
por Mateo Sancho Cardiel
Valoración:

  Cuesta reconocer a la hora de hacer un análisis supuestamente profundo y profesional de una película que el que suscribe, amante del cine de contenido por encima de todo, ha caído rendido a los pies de un entretenimiento de factores netamente comercia-les, de trucos tremendamente efectistas y de poderosa firma hollywoodiense. Pero como por encima de todo, uno vota por la insobornabilidad, por la ausencia total de poses de ningún tipo, me adentro sin pudor en la defensa a ultranza de esta nueva entrega del agente más famoso de la Historia del Cine: James Bond.

  Que nadie se engañe: la saga no ha alcanzado su cumbre, ni ha dado un giro hacia la calidad más excelsa, pe-ro hace un uso tan perfecto de todos sus recursos, sus tópicos y es tan consciente de sus bazas y de sus de-fectos, que la ligereza y el ritmo que respira es un verdadero alivio para el espectador, el descaro de sus inve-rosimilitudes es tolerado con agra-do y, sobre todo, su lujosísima producción, es recibida con regocijo. Porque, aunque pueda parecer que la fórmula está ya gastada, esa sofisticación que transparenta todo el capital invertido sin ningún tipo de complejos, esa precisión en las escenas de acción que, pese a su nula intriga, son todo un prodigio de coreo-grafía, y esa gran expresividad visual que Lee Tamahori sabe ex-primir del trabajo de un equipo técnico de infarto, hacen de “Muere otro día” una cinta apta para el pleno disfrute.

  Es fácil caer en el error de despreciar “Muere otro día” por su calidad de producto de los grandes estudios, pero lo cierto es que esconde en sus movimientos de cámara, en su diseño de escenarios y vestuario, en su montaje o incluso en sus títulos de crédito verdaderos trabajos artísticos que saben transmitir esa esencia de elegancia, de alta alcurnia que caracteriza a Bond y que no sólo se sustenta en un alto presupuesto, sino que exige gran criterio estético y una dosis limitada de talento. A excepción de una última parte en la que la voluntad de encontrar un clímax proporciona un desmelene absoluto de la trama y una vuelta a la acción deshilvanada y demasiado fácil, la película nos mueve con grácil y vigorosa dinámica (no alcanza la categoría de narración) a través de una innecesario prólogo en Corea del Norte, de una improbable pero glamourosa Cuba, en la que la temperatura sexual alcanza con esa aparición de Halle Berry a lo Ursula Andress su cota máxima, para luego trasladarnos al imprescindible Londres, sede del alto espionaje, con despliegue de gadgets y una trepi-dante escena de esgrima moderada por la mismísima Madonna, y más tarde en un abrumador y gélido palacio de hielo en Islandia, sin duda el pasaje más deslumbrante de la película.

  Los avatares tan divertidos como in-trascendentes crean una trama llena de giros tramposos pero muy eficaces y proponen un villano con armas de destrucción tan sugerentes como la limpieza de ADN o un segundo Sol manejado por el maquiavelismo huma-no, sin renunciar por ello a la autopa-rodia. Y es que Bond, o lo que es lo mismo, un Pierce Brosnan convin-cente aunque ya con alarmante necesidad de dobles para las es-cenas de alto riesgo, con su libido desatada con su seducción siempre a punto, con su vestuario siempre de pasarela, sabe reírse de su propia imagen y, con ese as en la manga, con-seguir que el espectador le otorgue todas las licencias, re-duzca sus exigencias y otorgue su beneplácito.


Imágenes de "Muere otro día" - Copyright © 2002 Danjaq Productions y United Artists. Distribuidora en España: Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Muere otro día"
Añade "Muere otro dia" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos