LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras de cine

DVD
DVD
2 discos

BSO
BANDA SONORA
John Williams

Libro
LIBRO
Frank W. Abagnale
y Stand Redding

 Fnac

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

ATRÁPAME SI PUEDES
(Catch me if you can)


Dirección: Steven Spielberg.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 141 min.
Interpretación: Leonardo DiCaprio (Frank Abagnale, Jr.), Tom Hanks (Carl Hanratty), Christopher Walken (Frank Abagnale, Señor), Nathalie Baye (Paula Abagnale), Martin Sheen (Padre de Brenda), Amy Adams (Brenda), Frank John Hughes (Tom Fox), Brian Howe (Earl Amdursky), Shane Edelman (Harris), Mike Baldridge (Terry), Jamie Anderson (Ailene), Jessica Collins (Peggy).
Guión: Jeff Nathanson; basado en el libro de Frank W. Abagnale y Stand Redding.
Producción: Steven Spielberg y Walter F. Parkes.
Música: John Williams.
Fotografía:
Janusz Kaminski.
Montaje: Michael Kahn.
Diseño de producción: Jeannine Claudia Oppewall.
Dirección artística: Sarah Knowles, Michele Laliberte y Peter Rogness.
Vestuario: Mary Zophres.
Estreno en España: 24 Enero 2003.

 

CÓMO SE HIZO SE HIZO "ATRÁPAME SI PUEDES"

Notas de producción
© 2002 UIP

1. Unos personajes pintorescos

  La trama de ATRÁPAME SI PUEDES puede parecer un poco exagerada incluso para Hollywood si no fuera por el hecho de que se basa en una historia verdadera. “Lo que ocurre en la vida real es, a veces, mucho más fascinante que lo que uno pueda inventar”, comenta Leonardo DiCaprio, el actor que interpreta a Frank W. Abagnale Jr., el protagonista de la historia.

  ATRÁPAME SI PUEDES está basada en la autobiografía del mismo título de Abagnale en la que describe cómo, siendo un adolescente que ni siquiera había acabado el instituto, se escapó y se hizo pasar por piloto en una compañía aérea, por médico, abogado, por profesor de universidad mientras cobraba millones falsificando talones.

  Frank Abagnale nos dice: “Todo empezó con el divorcio de mis padres, para mí fue dramático. Me escapé y, de pronto, descubrí que era un adolescente solo en el mundo. No me quedó más remedio que crecer muy deprisa y ser muy creativo si quería sobrevivir. Pero lo que empezó como un modo de supervivencia acabó convirtiéndose en un juego. Era un oportunista, y cuando surgía la ocasión, siempre me preguntaba: “¿Podría colar?”. Y luego, la satisfacción de que hubiese colado. Y cuanto más colaba, más se convirtió en un juego, un juego en el que sabía que acabaría perdiendo, pero un juego en el que me divertía mientras podía seguir jugando”.

  La autobiografía de Abagnale se convirtió en un best-seller y ha fascinado a millones de lectores entre los que se encuentra el director/productor Steven Spielberg. “Fui una de las numerosas personas que cayeron bajo la influencia seductora del verdadero Frank William Abagnale Jr. a través de su libro. Cuando se le conoce, uno entiende inmediatamente cómo pudo engañar a cualquiera y convencer de que era médico o abogado. Me fascinó por su manera tan única de convertirse en adulto. Creo sinceramente que el divorcio de sus padres le afectó profundamente. Los hijos reaccionan de muchas maneras ante un divorcio y dio la casualidad de que la reacción de Frank fue realmente original, tanto que merecía ser descrita en una película. Siempre me han gustado las películas acerca de granujas desvergonzados, como el tándem Newman/Redford en clásicos como Dos hombres y un destino y El golpe. Van contra la ley, pero su descaro hace que se les quiera”.

  Jeff Nathanson, el guionista, no había oído nada acerca de la historia de Abagnale hasta que la coproductora Devorah Moos-Hankin, también presidenta de la compañía del productor ejecutivo Barry Kemp, le mandó una cinta de Abagnale hablando de su vida. Nathanson recuerda que, como Spielberg, la historia le trajo a la mente uno de sus géneros cinematográficos preferidos. “Era la misma sensación que tuve cuando vi Dos hombres y un destino, o Alguien voló sobre el nido del cuco, películas que se centran en personajes que están fuera de la ley y de la sociedad, pero es imposible no estar con ellos, tienen demasiado encanto”.

  Walter F. Parkes, el productor, tampoco pudo resistirse a las aventuras de Abagnale y dice: “Cualquier aspecto de la vida de Frank parece tan extraordinario que daría pie a una película. Pero si, encima, se sabe que es verdad, entonces es irresistible”.

  Muchos son de la misma opinión desde que la novela “Atrápame si puedes” se publicó en 1980. Aunque no era la primera vez que alguien intentaba comprar los derechos cinematográficos, Abagnale reconoce: “Nunca soñé con que se convertiría en una película. ¿Cómo se puede condensar cinco años de una vida muy agitada en una película de dos horas?”

  Parkes dice que la respuesta a esa pregunta comprendía ciertas dificultades. “Lo que más me entusiasmaba y lo más difícil de la novela “Atrápame si puedes” es que pertenece a varios géneros. Hay momentos realmente dramáticos pero, en el fondo, es más una comedia. Tanto al escribir el guión como al realizar la película, el reto estaba en poder reunir todas esas facetas”.

  “Para mí, como escritor, era más interesante”, nos dice Nathanson. “Es un thriller tipo gato y ratón aunque, a la vez, es una historia acerca de cómo crecer, también es el drama de una familia. Me gustan las historias que tocan varios aspectos de la vida, que hagan reír, que hagan llorar. ATRÁPAME SI PUEDES me dio la oportunidad de explorar todo eso mediante un periodo notable de la vida de Frank Abagnale”.

  El periodo en el que Abagnale coló su sarta de engaños fue en los sesenta. Tanto Parkes como Spielberg creen que parte del éxito de Abagnale se debe a la inocencia de esa época. “Creo que la ingenuidad reinante entonces hizo posible que Frank se saliera con la suya durante tanto tiempo”, comenta Parkes. “Era la época previa a la contracultura, una época en la que se creía que la ropa hacía al hombre, que un uniforme implicaba un cierto nivel en el mundo. Frank lo entendió intuitivamente y eso le permitió explotarlo. Descubrió la forma de convertirse en un impostor extraordinario”.

  Spielberg añade: “Fue una época de confianza tremenda, nadie cerraba con llave, todos se sentían seguros”. Es curioso que el director acababa de rodar una película que se desarrolla en un futuro lleno de desconfianza, el thriller de ciencia ficción Minority Report. Uno de los aspectos que atrajo a Spielberg fue justamente ése: “Había terminado de rodar Minority Report, salía de un lugar oscuro. Pensé que esto sería una bocanada de aire fresco. Me gusta el latigazo que produce pasar de una película como Parque Jurásico a La lista de Schindler, y ahora de Minority Report a ATRÁPAME SI PUEDES. Además, desde un punto de vista egoísta, también era una oportunidad para trabajar con un joven actor al que siempre he admirado”.

  El joven actor en cuestión es Leonardo DiCaprio, que ya había sido escogido para hacer el papel de Frank Abagnale. “Soy un gran admirador de Leo, desde películas como Vida de este chico y ¿A quién ama Gilbert Grape?, una actuación estupenda”, nos dice Spielberg. “Leo es un actor con mucha inventiva, tiene muchas ideas. También es su mejor crítico. A veces, yo aceptaba una toma, pero Leo me decía: “No, no, aún no lo he encontrado, déjame intentarlo otra vez”, y siempre acababa sacando algo realmente brillante”.

  DiCaprio agradeció a Spielberg no sólo que aceptara sus contribuciones, sino que le animara a hacerlas. “Ahí está lo maravilloso de trabajar con Steven Spielberg. Tiene una mente muy abierta, no sólo conmigo como actor, sino con todo el mundo en cualquier departamento. Creo que, en parte, es lo que le convierte en un director tan bueno. Sabe sacar lo mejor de cada uno, consigue que todos trabajen como una maquinaria perfectamente engrasada hacia un objetivo común”.

  Mucho antes de ser escogido para hacer el papel de Frank Abagnale, DiCaprio decía ser un “gran admirador” de la novela “Atrápame si puedes”. Años más tarde, cuando recibió el guión de Jeff Nathanson, no dejó pasar la oportunidad de representar al embustero por excelencia. “Para un actor es el arte de dar información errónea. Por ejemplo, la forma en la que Frank hace que alguien se concentre en ser invitado a cenar y no en el talón falso que está a punto de entregar”, comenta DiCaprio.

  El actor tuvo la oportunidad de conocer al auténtico Frank Abagnale. Dice que aún se pueden captar destellos de la calidad innata que tenía el ex embustero para desarmar a cualquiera. “Mirándole, nadie puede imaginar que sea capaz de robar un sello. Pero tiene un modo casi inconsciente de captar a su interlocutor con la mirada, con su energía e inteligencia”.

  DiCaprio reconoce que intentó aportar estos rasgos sutiles a su interpretación, pero también dice que se esforzó en no crear una imitación del auténtico Abagnale. “Llega un punto en que ya se tiene bastante información de la persona y, a partir de entonces, es necesario seguir solo para crear un personaje y que el personaje cobre vida propia. No quería rebajar la espontaneidad con la que el joven Frank se lanza a la conquista del mundo. Quería que el público compartiese el viaje de autodescubrimiento, que viese la chispa en su mirada la primera vez que ve a un piloto con aspecto de estrella de cine al que se trata como a un rey, o que le observase cometiendo sus primeros errores como abogado o piloto... Tampoco quería ser demasiado perfecto porque creo que Frank conseguía mucho más gracias a su personalidad, su encanto y ese don que tiene para hacer que la gente vea otra cosa, y no por ser un imitador perfecto. Creo que tiene mucho que ver con el ego de un chico descarado convencido de que puede retar a cualquiera, incluso al FBI y, de hecho, lo consigue”.

  A pesar del desafío de Frank Abagnale, el FBI no comparte sus ideas y asigna al agente Carl Hanratty para que arreste al “empapelador”. Tom Hanks interpreta el papel protagonista del incansable perseguidor de Abagnale, el agente Carl Hanratty, al que describe como “un agente del FBI que se enorgullece de trabajar en áreas como los fraudes bancarios, las falsificaciones y los cheques sin fondos”.

  “Tom Hanks aporta una gran autenticidad al papel. Hace gala de una calidad burocrática totalmente desconocida para mí hasta ahora”, dice Spielberg con una sonrisa.

  Los dos agentes que le asisten en el caso no comparten su gusto por la burocracia; apenas intentan esconder su aburrimiento y su desdén. Pero, por desgracia para Frank, según Hanks: “Carl Hanratty está feliz, le encanta, lo vive, lo respira. Por eso, cuando se encuentra con ese “empapelador”, así los llaman, un hombre inteligente muy por encima de la media de los timadores, Carl decide que la misión de su vida es atraparle si puede”.

  Pero decirlo y hacerlo son cosas muy diferentes porque, comenta Spielberg: “En cualquier buen relato con un gato y un ratón, el ratón debe ganar durante mucho tiempo y el pobre gato acaba muy frustrado. Es un círculo vicioso en el que el gato persigue a un ratón mucho más listo que él. Pero este agente tiene una paciencia infinita y una gran resolución. Su paciencia y su tenacidad no tienen límites”.

  Pero los productores se dieron cuenta muy pronto de que el papel de Carl Hanratty era mucho más que el gato en este relato de gato y ratón, tal como comenta Walter Parkes: “Cuando se tiene ingredientes geniales pero inconexos, como un chico haciéndose pasar pors pensado en Chris Walken?”, tuve muy claro quién debía hacer el papel del padre de Leonardo DiCaprio”.

  Para DiCaprio fue fácil trasladar la admiración que sentía por Christopher Walken al respeto que su personaje tiene por su padre. “Frank tiene una fe ciega en su padre. Creo que la admiración que siento por Christopher Walken me ayudó a interpretar mi personaje en cuanto a la relación con su padre. Y, como actor, trabajar con Chris fue una experiencia genial, tanto profesional como personalmente”.

  El roda encantadora del mundo, que no sólo ha venido a este mundo para coger a ese chico, sino para percibir el tipo de genio que es. Había algo en la dinámica entre Carl y Frank que capturó la imaginación de Tom”.

  Hanks lo confirma: “El estilo y la brillantez de su presa impresionan a Carl; por eso se queda atónito al descubrir su edad. De pronto, se da cuenta de que no es más que un crío, tiene dones increíbles, pero es un niño en medio de una aventura que le viene muy grande. Carl empieza a tener un sentimiento protector hacia Frank. De acuerdo, le trata como a un delincuente, no dudará en detenerle y mandarle a la cárcel, pero, a la vez, ve a un ser humano frágil al que merece la pena intentar redimir”.

  DiCaprio comenta: “Carl Hanratty acaba por convertirse en la única persona en la que Frank Abagnale confía, algo realmente irónico dado que Frank no se detendrá ante nada para mandarle a la cárcel. Frank acaba reconociendo un elemento paternal en la figura de Carl porque es el único punto de referencia que mi personaje tiene”.

  A pesar de eso, nadie podría ocupar el lugar del verdadero padre de Frank. Frank Abagnale Sr. fue la mayor influencia en la vida de su hijo, y la devoción de Frank por su padre nunca disminuyó, e incluso podía ser lo que le empujó a hacer mucho de lo que hizo. “La persona clave en la vida de Frank fue su padre”, afirma Parkes. “En la película es una especie de Willie Loman moderno. Es un hombre carismático que persigue un evasivo sueño americano que nunca consigue atrapar. El patetismo es palpable”.

  Christopher Walken, que interpreta el papel esencial de Frank Abagnale Sr., comenta: “Ha sido una gran oportunidad para trabajar con Steven Spielberg y Leonardo. Hago el papel de su padre; incluso puede decirse que le animo a llevar ese tipo de vida ya que yo mismo tengo algo de timador”.

  Walter Parkes fue quien mencionó a Christopher Walken para el papel. Spielberg recuerda: “Siempre he admirado a Christopher Walken y siempre he tenido ganas de trabajar con él. Por eso, en cuanto Walter dijo: “¿Has pensado en Chris Walken?”, tuve muy claro quién debía hacer el papel del padre de Leonardo DiCaprio”.

  Para DiCaprio fue fácil trasladar la admiración que sentía por Christopher Walken al respeto que su personaje tiene por su padre. “Frank tiene una fe ciega en su padre. Creo que la admiración que siento por Christopher Walken me ayudó a interpretar mi personaje en cuanto a la relación con su padre. Y, como actor, trabajar con Chris fue una experiencia genial, tanto profesional como personalmente”.

  El rodaje de una escena en particular con Walken emocionó no sólo a DiCaprio, sino a todos los que participaban. Parkes nos la describe: “Estábamos rodando la escena en el restaurante entre Leo y Chris cuando éste le cuenta cómo su mujer, la madre de Frank, le dejó. Ya estamos en los primeros planos y cuando lleva media parrafada, se le llenan los ojos de lágrimas, la voz se le quiebra y se echa a llorar. Steven y yo nos miramos, ¿de dónde había salido eso? Era tan real, tan inmediato, transformó la escena, le dio un toque muy emocional. Esa clase de interpretación, espontánea, auténtica, es la que uno siempre desea y es lo que da Christopher Walken”.

  Cada vez que Frank ve a su padre en la película, es con la esperanza de que, mediante su dinero fraudulento, pueda unir de nuevo a su padre y a su madre. Desde pequeño, ha oído a su padre contarle que, siendo soldado americano en Europa, había conquistado a una francesa preciosa y la había traído a Estados Unidos como su mujer.

  Spielberg estaba empeñado en tener a una actriz francesa para interpretar el papel y así ser fiel a la auténtica madre de Frank Abagnale. Pidió ayuda a un amigo, el director Brian De Palma, que entonces vivía en París. “Le mandé el guión pidiéndole que me ayudara”, recuerda Spielberg. “Hizo varias pruebas con diversas actrices entre las que estaba Natalie Baye. La había visto en la película de Truffaut La noche americana. Era la que quería para el papel”.

  “Steven buscaba algo muy especial”, dice Parkes. “La madre de Frank está llena de contradicciones, adora a su hijo pero, a la vez, es bastante egoísta. El personaje es muy complicado y sólo dispone de unas pocas escenas para transmitirlo”.

  Natalie Baye nos dice: “No me parece una buena esposa, ni tampoco una buena madre. Conoció a su marido a los 18 años, y piensa que se perdió algo de la vida. Fuma mucho, bebe un poco y tiene a otro hombre. No es, como dicen Vds., políticamente correcta”.

  Después de irse de casa, otras mujeres pasan por la vida de Frank. Al imitar a hombres adultos, Frank abre la puerta a relaciones con mujeres mayores que él, incluso tiene una aventura de una noche con una modelo convertida en prostituta de lujo llamada Cheryl Ann. Jennifer Garner hace una breve aparición en el papel de la preciosa mujer que vende sus servicios a Frank o, al menos, eso cree.

  Spielberg había visto a Garner en “Alias”, una serie de gran éxito, en la que hace un papel diferente cada semana. “La primera vez que vi a Jennifer, pensé inmediatamente que se convertiría en una superestrella. Sabía que estaba ocupada con la serie, pero quizá pudiera hacer un papel pequeño. Sólo fue un día de trabajo, pero fue excelente”.

  Garner se ríe al recordar cómo consiguió el papel. “Es tan parecido a un sueño que puede parecer ridículo. Mi agente me llamó y me dijo: “Te han ofrecido un papel muy pequeño en una película, la dirige Spielberg”. Pensé que no era posible, pero sí lo era. Fue una experiencia asombrosa”.

  No todas las relaciones de Frank con mujeres son tan breves. La soledad de su vida ilusoria por fin puede con él cuando conoce a una joven dulce e inocente llamada Brenda. “Por muy fantástica y movida que fuera la vida de Frank, al fin y al cabo, no tenía a nadie”, dice DiCaprio. “Por fin conoce a una chica y le entran ganas de sentar la cabeza, pero pronto descubre que para él no existe la vida familiar ideal”.

  Amy Adams fue escogida entre muchas otras para interpretar a Brenda después de una serie de pruebas que duraron meses, según nos dijo Spielberg. “Tuve mucha suerte porque al trabajar con Debra Zane tenía a una de las directoras de reparto con más recursos. Me trajo a muchas aspirantes a Brenda, pero cuando me enseñó el vídeo de Amy Adams, me di cuenta que le gustaba mucho. Estaba entusiasmada, sujetaba la cinta como si fuera la Piedra Roseta de toda la película”, recuerda. “Me gustó mucho la prueba de Amy. Entonces llegó Leo y le dije: “Leo, voy a enseñarte ocho o nueve actrices”. Cuando llegamos a la prueba de Amy, me dijo: “Rebobina, ¿quién es?”.

  “Hay poca gente tan espontánea y honrada como Amy, y la honestidad es muy importante en ese papel”, nos dice Parkes. “Hay una tremenda ironía en la relación de Frank con Brenda; Frank tiene una vida tejida de mentiras, y en medio de esas mentiras, conoce a la única persona real y honesta en su vida, y se enamora de ella. Pero la relación está basada en el engaño. Era muy importante que la actriz que hiciera el papel de Brenda pudiera comunicar esa simpleza, esa pureza que contrasta con la vida que lleva Frank”.

  Amy Adams está de acuerdo en que Brenda tiene un lado ingenuo, pero añade que hay más de lo que parece en el personaje. “Entiendo por qué Frank se enamora de Brenda. Es muy abierta y honrada con él; imagino que debe ser atrayente para alguien que lleva tanto viviendo en una enorme mentira. Y, claro está, ella está loca por él. ¿Quién no lo estaría? Es un cielo. Brenda es ingenua e inocente pero, al mismo tiempo, está llena de energía y de pasión. Me gustó interpretar esa cualidad de inocencia a punto de perder el control”.

  Frank conoce a Brenda en el hospital donde es voluntaria. En ese momento decide pasar de ser Frank Taylor, copiloto de la Pan Am, para convertirse en el doctor Frank Conners. Después de proponerle matrimonio, la acompaña a Nueva Orleans a conocer a su padre para pedirle su mano. El padre de Brenda, Roger Strong, es el fiscal de Nueva Orleans y, sin dudarlo, Frank añade Derecho a su currículo.

  Spielberg quería que Martin Sheen hiciera el papel de Roger Strong y, por suerte, el trabajo del actor en la serie “The West Wing” no le impidió aceptar. “Martin aportó fuerza y solidez inmediata al papel, quizá también porque le conocemos como presidente de Estados Unidos”, nos dice riendo Walter Parkes. “No, en serio, tiene una presencia intimidante, y contábamos con eso porque Frank debe pasar malos ratos”.

  Los Strong reciben a Frank en su hogar y es lo más cerca que ha estado de una familia en muchos años. Eso permite que su relación con ellos sea, en muchos aspectos, más honrada que cualquier otra, con la excepción de Carl Hanratty. Pero es demasiado tarde para que Frank pueda empezar de nuevo con esta familia, a pesar de lo mucho que lo desea.

  Martin Sheen nos dice: “Frank está realmente enamorado de mi hija, y nos conquista gracias a su encanto, su inteligencia, su carisma. Claro, acaba mal, pero su corazón está donde debe. No hay duda de que es sincero. No podría timar a la gente como lo hace si no tuviera una base de honradez. En el fondo, es un joven bueno y correcto, por eso creo que el público estará de su lado desde la primera imagen”.

1. Unos personajes pintorescos
2. Momentos de locura


Imágenes y notas de cómo se hizo "Atrápame si puedes" - Copyright © 2002 Dreamworks Pictures, Kemp Company y Splendio Pictures. Distribuidora en España: UIP. Fotos por Andrew Cooper. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Atrápame si puedes"
Añade "Atrápame si puedes" a tus películas favoritas
Opina sobre "Atrápame si puedes" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Atrápame si puedes" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

El furgón     Un diploma muy caro (Stealing Harvard)     La verdad sobre Charlie (The truth about Charlie)     Taxi 3     Sin motivo aparente (No good deed)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos