LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras online

Banda sonora original
BANDA SONORA
(Craig Armstrong)

Amazon

............................

Novela
NOVELA
(Graham Greene)

El Corte Inglés  FNAC
 

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL AMERICANO IMPASIBLE
(The quiet american)


Dirección: Phillip Noyce.
Países:
USA, Alemania y Australia.
Año: 2002.
Duración: 118 min.
Interpretación: Michael Caine (Thomas Fowler), Brendan Fraser (Alden Pyle), Do Thi Hai Yen (Phuong), Rade Sherbedzija (Inspector Vigo), Tzi Ma (Hinh), Robert Stanton (Joe Tunney), Holmes Osborne (Bill Granger), Pham Thi Mai Hon (Hermana de Phuong), Quang Hai (El General), Ferdinand Hoang (Señor Muoi), Mathias Mlekuz (Capitán francés).
Guión: Christopher Hampton y Robert Schenkkan; basado en la novela de Graham Greene.
Producción: William Horberg y Staffan Ahrenberg.
Producción ejecutiva: Sydney Pollack, Anthony Minghella, Guy East, Nigel Sinclair, Mortiz Borman y Chris Sievernich
Música: Craig Armstrong.
Fotografía:
Christopher Doyle.
Montaje: John Scott.
Diseño de producción: Roger Ford.
Dirección artística: Ian Gracie y Jeffrey Thorp.
Vestuario: Norma Moriceau.
Estreno en USA: 22 Noviembre 2002.
Estreno en España: 14 Marzo 2003.

 

CRÍTICA
por David Garrido

La lección que no se quiere aprender

  Casi al final de la película, Alden Py-le (Brendan Fraser), el americano impasible del título, se dirige al cínico periodista británico Thomas Fowler (Michael Caine), refiriendose a la mujer cuya posesión (más que su a-mor) se disputan en los siguientes términos: “Es una buena imagen de este país ¿verdad? Una hermosa y jo-ven mujer vietnamita convertida en amante de un envejecido euro-peo que nada puede ofrecerle, mientras que yo puedo darle lo que más desea...” A pesar de que poner en palabras lo que hasta en-tonces quedaba clara y sutilmente sugerido por el devenir de la pe-lícula no es sino un claro síntoma de la falta de fe de Phillip Noy-ce en su propia capacidad de sugerencia a través de la puesta en imágenes, no existe mejor forma de resumir la esencia de esta cuidada adaptación de la muy premonitoria novela publicada por Graham Greene en 1955, en la que a través de un clásico trián-gulo amoroso se filtraba un inquietante aviso sobre las políticas que la administración americana, decidida ya entonces a jugar su au-toimpuesto papel de garante de los valores del mundo occidental, comenzaba a aplicar en los países en los que se proponía frenar el avance del comunismo, no poniendo reparo alguno en desestabili-zar gobiernos, proporcionar recursos y armamento a sus aliados estratégicos y apoyar a siniestros caudillos locales bien dispuestos a obedecer la mano que les alimentaba... la obra de Greene resultó profética por lo que luego sería el fiasco de la intervención nortea-mericana en Vietnam y de ella podía extraerse una lección fá-cilmente resumible en la frase "el fin no justifica los medios" que muchos (demasiados a tenor de lo que está ocurriendo en la ac-tualidad) siguen negándose a aprender.

  Y es que esta segunda adaptación de la novela, a diferencia de la primera rodada por Mankiewicz en 1958, an-tes de la guerra de Vietnam, sí es ple-namente consciente de lo que luego estaría por venir y, en consecuencia, toma suave aunque firmemente parti-do por mantener la postura sumamen-te crítica que ya Greene expresaba y lo hace de forma inteligente y sin alzar nunca la voz más de lo ne-cesario, ni jugar a la fácil demagogia, sino dejándola en un apa-rente segundo plano frente a la historia de amor principal que ver-tebra la película, consiguiendo Phillip Noyce que el interés del es-pectador, centrado en la desgarradora historia de la absoluta pér-dida por parte de un cínico de un atisbo de inocencia que ya creía no poseer por salvar un amor que es más fuerte en él que cualquier otra consideración, no pierda de vista lo que al novelista era más caro, que no es otra cosa que las implicaciones políticas y hasta morales que tienen las injerencias estadounidenses a lo largo de la historia en nombre de un ‘bien mayor’ dificilmente justificable, que suele costar muchas vidas (¿Les suena familiar?).

 

Ofrece una nueva demostración del inmenso talento interpretativo de Michael Caine

  La historia de "El Americano Im-pasible" es en apariencia sencilla y hasta poco original: el triángulo amoroso que se establece entre Thomas Fowler, un viejo periodista británico asentado en Saigon, que ha hecho de la no intervención y la indiferencia ante el caos que le ro-dea su bandera, cuya razón de existir es Phuong, una hermosa vietnamita con la que no puede casarse por ya estarlo él y de la que también se enamora Alden Pyle, un estadounidense joven y aparentemente idealista, que aboga por una mayor intervención de su país para combatir el comunismo, pero dejando de lado a la caduca potencia colonial francesa que ahora les combate, que si puede ofrecerla un futuro lejos de allí a la mujer, arquetipo de la complaciente y sumisa mujer oriental, que se convierte en poco más que una codiciada pieza a retener por parte de ambos.

  La presencia de Michael Caine interpretando el papel principal otorga un enorme grado de credi-bilidad a una historia no excesiva-mente atrayente, consiguiendo en todo momento transmitir sus dudas, su desoladora impotencia para mante-ner a su lado a la mujer que ama de-sesperadamente, seducida por la pro-mesa de un futuro más real al lado del joven pretendiente, con el cual mantiene en todo momento una amistosa relación no exenta de cierta simpatía, lo que no le impide hacer todo lo que esté en su mano para recuperar a su amada. Frente a una nueva demostración del inmenso talento de un Caine que sólo con su majestuosa presencia consigue conferir a su per-sonaje toda una variada gama de matices, resiste bien el envite un muy acertado Brendan Fraser, cuyo aire de inocencia encandilada por la joven y su desconcierto ante el nuevo país en el que está pe-netrando, crean el escenario ideal para la confrontación entre dos formas casi opuestas de ver la vida y el mundo. Es dificil ima-ginarse a otro actor más adecuado que Fraser para el papel, si bien no siempre acierta Noyce con la forma de presentar a este ameri-cano ambiguo de comportamiento un punto infantil en sus relacio-nes con Phuong y, sin embargo, tan distinto en otras actividades más oscuras, por lo que el excelente trabajo de Fraser se resiente de una indefinición forzada que juega al despiste sin conseguirlo y que desconcierta.

  No carga excesivamente las tin-tas "El Americano Impasible" en las lecturas políticas de la pelícu-la, sin que por ello dejen de estar en todo momento presentes, lo cual es bastante de agradecer en una película que cuenta por encima de to-do una hermosa historia de amor há-bilmente entrelazada con aquéllas, y a pesar de que le cuesta encontrar su propio tono, deliberadamente lento al principio (y deudor de otras películas ambientadas en Vietnam de nombe ilustre en sus prime-ros fotogramas) poco a poco consigue, apoyándose en el excelente trabajo interpretativo del reparto, la reconstrucción del hoy desapa-recido Saigón colonial en un esforzado trabajo de diseño de pro-ducción y una hermosa música del siempre fiable Craig Arms-trong, a ratos evocadora y siempre soñadora, introducirnos por los pliegues de una firme exposición de los hechos que llevaron y lle-van aun hoy en día a abusos lamentables. Y a pesar de que son los sentimientos y la evolución de los personajes más que los he-chos históricos en sí los que llevan el hilo de la trama, ésta no se halla exenta de una cierta épica que tiene su mayor exponente en una secuencia, la del atentado, que además de estar exquisita-mente planificada y montada, en un alarde de puesta en escena inteligente y dominio de la narración cinematográfica, supone la imposibilidad de una vuelta atrás en las relaciones entre el británico que nunca se implicaba y el americano que cree firmemente que el fín justifica los medios, dando lugar a una desoladora y triste (aun-que también estupenda) media hora final en la que se asiste a los mejores momentos de una película que debería ser obligatorio visionado para todos aquellos que siguen sin comprender bien los errores del pasado y están, por lo tanto, condenados a repetirlos una y otra vez en el presente.

Calificación:


Imágenes de "El americano impasible" - Copyright © 2002 Miramax Films, Intermedia Films, Mirage Enterprises, Saga Pictures e IMF Production. Distribuidora en España: Filmax. Fotos por Phil Bray. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El americano impasible"
Añade "El americano impasible" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Top10
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos