LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras online

Banda sonora original
BANDA SONORA
(Craig Armstrong)

Amazon

............................

Novela
NOVELA
(Graham Greene)

El Corte Inglés  FNAC
 

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL AMERICANO IMPASIBLE
(The quiet american)


Dirección: Phillip Noyce.
Países:
USA, Alemania y Australia.
Año: 2002.
Duración: 118 min.
Interpretación: Michael Caine (Thomas Fowler), Brendan Fraser (Alden Pyle), Do Thi Hai Yen (Phuong), Rade Sherbedzija (Inspector Vigo), Tzi Ma (Hinh), Robert Stanton (Joe Tunney), Holmes Osborne (Bill Granger), Pham Thi Mai Hon (Hermana de Phuong), Quang Hai (El General), Ferdinand Hoang (Señor Muoi), Mathias Mlekuz (Capitán francés).
Guión: Christopher Hampton y Robert Schenkkan; basado en la novela de Graham Greene.
Producción: William Horberg y Staffan Ahrenberg.
Producción ejecutiva: Sydney Pollack, Anthony Minghella, Guy East, Nigel Sinclair, Mortiz Borman y Chris Sievernich
Música: Craig Armstrong.
Fotografía:
Christopher Doyle.
Montaje: John Scott.
Diseño de producción: Roger Ford.
Dirección artística: Ian Gracie y Jeffrey Thorp.
Vestuario: Norma Moriceau.
Estreno en USA: 22 Noviembre 2002.
Estreno en España: 14 Marzo 2003.

 

CRÍTICA
por Julio Rodríguez Chico

Amor con cinismo o idealismo

  Estamos en Saigón en 1952, en pleno enfrentamiento bélico entre las tropas colonialistas francesas y el ejército comunista que lucha por la independencia. Entre los corresponsales extranjeros, Tho-mas (Michael Caine), un periodista inglés, se ha enamorado de Phuong (Do Thi Hai Yen), una bella y fascinante vietnamita, pero está casado y sólo puede vivir a su lado como amante. Pyle (Bren-dan Fraser), un joven americano, completa el triángulo amoroso y viene a aportar el elemento dinamizador de una guerra que podía haber concluido con la derrota francesa, pero que se prolongó por los intereses comerciales o por el afán estadounidense de extender el espíritu democrático más allá de sus fronteras.

  Se trata de una película ideológi-ca y oportuna en el clima bélico que el mundo está respirando, donde reiteradamente se viene a criticar esos "peligros de la demo-cracia" y ese espíritu americano de querer salvar al mundo de cualquier dominador que no sean ellos mismos. Interesantes reflexio-nes sobre cómo pueden entender unos y otros la libertad, y sobre la legitimidad de una guerra que pueda servir para evitar mayores catástrofes humanas: son varias las alusiones a la dificultad de "mantenerse al margen de todo" en algunos momentos y de "la necesidad de tomar partido” tanto en la guerra como en el amor. Junto a ese panorama histórico y actual, Phillip Noyce también se sirve de la trama romántica, necesaria cara a la taquilla, para trascender el acontecimiento y hablarnos de ese otro sufrimiento interior de quien vive sin amor; de hecho, el único móvil capaz de mover a Thomas para quedarse en Saigón y arriesgar su vida yendo a la vanguardia del combate es el amor de la seductora vietnamita, pues "perderla sería peor que el comienzo de la muerte".

Lo mejor de la película es la interpretación de Michael Caine  

  Se nos presentan dos modelos de actuación, que tienen en común el engaño y la mentira, todo por un ob-jetivo, aunque de distinto orden. Por un lado, Thomas se mueve por su interés personal de conservar el amor de Phuong a costa de familia, trabajo y honor; por otro, Pyle lo hace por el ideal americano ex-portable al mundo. Ambos aman sinceramente a la joven, pero en-tre la falta de ideales de uno y la excesiva implicación política del otro, el director australiano –y el propio Graham Greene– se de-canta por el cínico y en el fondo egoísta británico frente a un ame-ricano que es presentado como más antipático, a la vez que lanza una crítica histórica y actual al intervencionismo americano.

  Adaptación de la novela de Greene –como en su momento ya hi-ciera Mankiewicz–, Noyce recrea con credibilidad tanto el am-biente bélico y de confusión local entre las facciones, con el surgimiento de la llamada tercera vía alentada por Estados Unidos, como la asfixiante situación en que vive la población civil, o el clima amoral aportado por los extranjeros allí asentados: una situación que sólo se sobrelleva con una pipa de opio o una amante a la que engañar con falsas promesas de matrimonio. Para ello la cuidada fotografía de Christopher Doyle capta la nostalgia de una atmósfera sin luz eléctrica, y con ella la seducción de una ciudad que atrapa como si fuera un fantasma y que muestra las contradicciones entre las mentalidades occidental y oriental.

  La historia se desarrolla como un largo flash-back en el que Thomas recuerda cómo conoció al "ameri-cano impasible". Narrativamente, Noyce se ha visto obligado a re-currir a una voz en off, que sin embargo no distrae ni carga al es-pectador; más dudoso es el empleo de la cámara subjetiva en algunos momentos, o el uso del ralentí y del realismo sangriento empleado en el atentado de la plaza vietna-mita, pues en ambos casos rompe con la dinámica intimista en el que se movía. Pero lo que sí resulta innecesario es el subrayado que hace al recordar, al hilo del discurso de Thomas, los momen-tos de dicha explosión descubriendo la clave de la trama: dema-siado explítico, e insultante para la inteligencia del espectador. De la misma manera, sobran los rótulos periodísticos finales en que, vertiginosamente, nos relatan la fallida y nefasta intervención ame-ricana, propio de un manual de historia pero no de una película que sólo debería aspirar a mostrarnos un ambiente y unas actitudes, sin perder el instrumento narrativo del cine, que es la imagen.

  Sin duda, lo mejor de la película –y por lo que merece la pena verla– es la excelente interpretación de Michel Caine: sólo su presencia y su mirada trasmiten todo el cinismo y de-sencanto que la misma guerra lleva consigo, y sostienen la película cuando ésta podía venirse abajo. En definitiva, estamos ante una buena combinación de melodrama romántico y trama po-lítica, con una perfecta ambientación –rodada en el mismo Viet-nam– y unos temas de candente actualidad que dan para hablar de amor y amistad, de lealtad y traición, de ideales y mezquindades, o del crimen y de la disyuntiva moral que encarnan de manera me-morable el dúo protagonista.

Calificación:


Imágenes de "El americano impasible" - Copyright © 2002 Miramax Films, Intermedia Films, Mirage Enterprises, Saga Pictures e IMF Production. Distribuidora en España: Filmax. Fotos por Phil Bray. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El americano impasible"
Añade "El americano impasible" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Top10
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos