LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras online


NOVELA
(Madame de
La Fayette)

FNAC

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

LA FIDELIDAD
(La fidélité)


Dirección: Andrzej Zulawski.
País:
Francia.
Año: 2000.
Duración: 165 min.
Interpretación: Sophie Marceau (Clélia), Pascal Gréggory (Clève), Guillaume Canet (Némo), Magali Noël (Suegra), Michel Subor (Lucien Mac Roi), Edith Scob (Diane), Guy Tréjan (Julien Clève), Marc François (André), Marina Hands (Julia), Manuel Lelièvre (Jean), Aurélien Recoing (Bernard), Edéa Darcque (Ina).
Guión: Andrzej Zulawski; basado en la novela 'La princesa de Clèves' de Madame de La Fayette.
Producción: Paulo Branco.
Música: Andrzej Korzynski.
Fotografía:
Patrick Blossier.
Montaje: Marie-Sophie Dubus.
Diseño de producción: Jean-Vincent Puzos.
Vestuario: Caroline de Vivaise.
Estreno en España: 14 Febrero 2003.

 

CRÍTICA
por Rubén Corral
Calificación:

Burgués y pedante

  No soy quién para hablar de la obra de Andrzej Zulawski, director del mamotreto “La fidelidad” (La fidélité, 2000), ya que sólo conservo en el re-cuerdo un agradable visionado de una de sus películas más conocidas, la coproducción italofrancoalemana “Lo importante es amar” (L’important c’est d’aimer, 1975), un más que estimable melodrama ribeteado en negro que protagonizaron con brillantez el italiano Fabio Testi, la malograda Romy Schneider y el francés Jac-ques Dutronc. Pero eso parece cine de un pasado muy concreto. Aquel cine europeo de los años setenta, de resaca ideológica, des-vergonzadamente formalista, voluntariamente intelectual.

  Andrzej Zulawski, polaco afincado en Francia, ha vagado desde aquel su mayor éxito por extrañas rutas. Seis años tardó en volver a atreverse a ponerse detrás de la cámaras. Títulos como “Pose-sión” (Palma de oro en Cannes 1981), “Mis noches son más bellas que tus días” o “La mujer pública” jalonan una carrera más o me-nos considerada por ciertos estratos críticos. Con “La fidelidad” se asegura la coartada cultural de la mano de Madame de La Fa-yette. Suya es la novela en la que dice basarse el film.

  La película está a la altura –en cuan-to a pedantería y pretenciosidad– de su título. Dirige Zulawski a Sophie Marceau –madre de uno de sus hi-jos, por cierto–, a la que ya tuvo bajo su mando en “L’amour braque” (1985) y “La note bleue” (1991), una actriz que parece empeñada en elegir pro-yectos cada vez más absurdos (re-cuerden cosas y casos como los de “A la luz del fuego” (Firelight, William Nicholson, 1997) o “El mundo no es suficiente “ (The world is not enough, Michael Apted, 1999), en su más reciente “lucimiento” hollywoodiense) y que en esta oca-sión repite mohines y sobreactúa como ya la habíamos visto en otras ocasiones.

 

Una película larga, pedante y pretenciosa que cae en el ridículo

  “La fidelidad” cuenta una historia tan densa y, sobre todo, tan larga que, aun sin haber pasado por el li-bro que sirve de origen al film, hace pensar en una admiración tal del guionista –el propio director– hacia la novela que le lleva a cometer el pecado número uno de la adaptación: no tomar conciencia de que el tiempo de una novela y el de una película no tie-nen absolutamente nada que ver. Pese a ello, lo cierto es que algunos apartados de las mil y una vicisitudes de la exitosa fotó-grafa Clelia (Sophie Marceau) no resultan vacíos de interés. No en vano, “La princesa de Clèves” ha visto previas adaptaciones a la pantalla grande con resultados que pueden compararse con los del film de Zulawski (la reciente “La carta” [A carta, 1999], del gran Manoel de Oliveira todavía permanece fresca en el recuerdo).

  Pero de “La fidelidad” puede resca-tarse el trabajo del siempre intere-sante Guillaume Canet (visto en “Decreto inocencia”) y alguna secuen-cia lograda (el primer encuentro entre Clève y Clélia, o la visita de Némo y Clélia a un combate clandestino cuyo desenlace resulta emocionante). Sin embargo, el rancio tono altoburgués desde el que Zulawski –que parece incapaz de sacar partido a una historia interesante– juzga a sus personajes, los diálogos pedantes que pone en boca de personajes en supuestas situaciones límite, la sobreactuación de Marceau y la incapacidad para sintetizar su historia (Oliveira contaba, con su ritmo pausado y en bastante me-nos tiempo, bastante más cosas) hacen que el film rebase en demasiadas ocasiones la barrera del ridículo y que donde debería generarse tensión o dramatismo se termine sintiendo vergüenza ajena.


Imágenes de "La fidelidad" - Copyright © 2000 Gemini Films y France 3 Cinéma. Distribuidora en España: Lauren Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La fidelidad"
Añade "La fidelidad" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Top10
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos