LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras online
Tus compras
online en las
mejores tiendas

FNAC
 

  EL CORTE INGLÉS
 

DVDGO
 

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

LAS HERMANAS DE LA MAGDALENA
(The Magdalene sisters)


Dirección y guión: Peter Mullan.
Países:
Reino Unido e Irlanda.
Año: 2002.
Duración: 119 min.
Interpretación: Geraldine McEwan (Hermana Bridget), Anne-Marie Duff (Margaret), Nora-Jane Noone (Bernadette), Dorothy Duffy (Rose/Patricia), Eileen Walsh (Crispina), Mary Murray (Una), Britta Smith (Katy), Frances Healy (Hermana Jude), Chris Simpson (Brendan), Eithne McGuinness (Hermana Clementine), Phyllis McMahon (Hermana Augusta).
Producción: Frances Higson.
Música: Craig Armstrong.
Fotografía:
Nigel Willoughby.
Montaje: Colin Monie.
Dirección artística: Mark Leese.
Vestuario: Trisha Biggar.
Estreno en España: 7 Marzo 2003.

 

CRÍTICA
por Tònia Pallejà
Canalcine.net, Barcelona

El cuerpo del pecado

  Corren tiempos de reivindicación, de denuncia, de crítica. También en la gran pantalla, que no siempre –como en este caso– es sinónimo de ficción, dada su base real. En los últimos me-ses nos han abordado un destacado conjunto de películas protesta –por aquello de la denominada canción protesta– dispuestas a sacar a la luz o a recuperar para la memoria común oscuros episodios de nuestra historia. Algunas de ellas, como "Amén" y la presente "Las Hermanas de la Magdalena", han pues-to en el punto de mira la actitud –por pasiva o por activa– de la Iglesia Católica. Y consecuentemente han encendido sus iras. De-masiados silencios por llenar todavía. La mayoría de ellas han sido premiadas en los certámenes internacionales por donde han pasa-do –"Bloody Sunday" en Sundance y Berlín, el film que nos ocupa en Venecia, con el León de Oro; por no citar todos aquellos recono-cimientos cosechados por "El pianista" de Roman Polanski–. Es-tas condecoraciones oficiales a menudo han respondido más a de-cisiones "políticas" que a razones puramente cinematográficas: se han distinguido sus buenas intenciones, su ánimo recriminatorio; se ha recompensado, en definitiva, su temática, por más que como productos fílmicos todavía naveguen, algunas de ellas, en la medio-cridad, en una justa corrección, presentando carencias técnicas y artísticas, además de debilidades narrativas. Es algo que ya le im-puté en su momento a la cinta de Costa-Gavras y que, por desgra-cia, debo repetir ahora.

  Peter Mullan, más conocido por su faceta como actor (fue el excelente personaje central de "Mi nombre es Joe" o "Miss Julie"), acomete en este nuevo trabajo como guionista y direc-tor otro capítulo vergonzoso protagoni-zado por la Santa Iglesia, más con-cretamente por la orden de las her-manas de la Magdalena, una esparta-na congregación religiosa que "ayuda-ba" a las jóvenes dudosamente indecorosas a expiar sus supues-tos pecados. Muchachas que habían sido violadas, chicas que ha-bían tenido hijos sin estar casadas o adolescentes demasiado atractivas que llamaban la atención de los hombres, eran interna-das allí por sus familias y sometidas a un severo y agotador régi-men de trabajo no remunerado, de maltratos y humillaciones, de despersonalización ("ya hay otra Rose, te llamaremos Patricia"), de castigo físico y moral. Las hermanas de la Magdalena vivían a expensas de estas jóvenes, reconvertidas en forzadas lavanderas, imponiéndoles una dura disciplina penitenciaria, valga la redundan-cia, para alcanzar su penitencia. No en vano tomaban su nombre de la famosa prostituta bíblica que se acercó a Jesucristo. Lavar la ropa equivalía a limpiar el alma, cortar los cabellos significaba eli-minar cualquier atisbo de vanidad, sufrir con el castigo era la única vía para purgar la culpa. Sus métodos –largas y extenuantes jorna-das laborales, alimentación escasa, privación de todo contacto exterior o prohibición de intimar entre ellas para no establecer así un refuerzo animoso– son, de hecho, los que utilizan muchas sec-tas para debilitar psicológica y físicamente al nuevo miembro. Caer, pues, en uno de estos centros, era ser condenada en vida a un in-fierno terrenal, y las secuelas derivadas de todo este proceso mar-caban su devenir: algunas soterraban su rebeldía en espera de al-guna oportunidad para escapar, otras se entregaban de lleno a su nueva condición.

 

A pesar de sus defectos, su mensaje es valioso, más que la película en sí

  Pero la película no es únicamente un ataque a dicha orden eclesiásti-ca, sino a la sociedad. Nos halla-mos en la Irlanda de los años 60, época de la llamada liberación de la mujer. Y es entonces cuando toda-vía muchas mentalidades continua-ban enterradas en el oscurantismo medieval.... ahora también. La demonización del cuerpo femenino –ese cuerpo del pecado–, del acto sexual, la estigmatización de la joven que ha sufrido una violación, la culpabilización –interiorizada como autoculpa– por los actos cometidos, son algunos conceptos aún imperantes en nuestra sociedad, no sólo perpetuados por los hombres –muchas mujeres tejen su propia prisión–, y apoyados desde la religión. Y, por supuesto, el espacio para la doble moral también está servido.

  Con todo lo dicho hasta ahora, lo cierto es que lo mejor de este film son las rigurosas interpretaciones de su reparto, mayoritariamente femenino. Tanto las jóvenes actri-ces, algunas de ellas debutantes, co-mo las veteranas figuras que encar-nan a las monjas, destacan por su convicción y esmero. Mullan adopta para la ocasión ese tono costumbris-ta, pegado a la realidad, del cine social inglés, certero en la repro-ducción de usos y costumbres, en la recreación de un lugar y un momento concretos, y hasta en el manejo de la cámara –algunas composiciones son dignas de elogio, así como esos primeros mo-mentos de la boda, en los que las conversaciones quedan ensor-decidas por una hermosa canción popular y seguimos las distintas reacciones a través de gestos y miradas–. Pero –¡ay, pero!– el ac-tor escocés todavía está lejos de construir un libreto brillante o memorable, de regular convenientemente el ritmo de la narración, de que su discurso se vea libre de maniqueísmos (la superiora –esa soberbia Geraldine McEwan que se emociona viendo "Las campanas de Santa María"–, contando los billetes mientras trata de dar lecciones morales a las nuevas internas, por ejemplo). En este último sentido, el de la exageración, siempre he lamentado que las denuncias acaben malográndose por forzar sus componentes, cuando la simple realidad, por sí misma, ya es ca-paz de conseguir sus objetivos.

  No es ésta una película excep-cional, en ocasiones pesa –sin caer en el aburrimiento, pero ro-zando la indiferencia–, y desafor-tunadamente el impacto de sus duras imágenes no encuentra res-paldo en el conjunto de la obra. No obstante su aportación es va-liosa, muy valiosa –se tenía que de-cir, y Mullan lo ha dicho–, algo que hasta cierto punto puede ayudarla a convertirse en un must to view –las polémicas siempre contribuyen a ello–, que no es lo mismo que ser imprescindible. En conclusión, su mensaje –el mal uso de la religión, como veneno para mentes y sistemas– es altamente recuperable, más que el propio film en sí.

Calificación: 7,5 / 10


CANAL #CINE - Revista de Cine colaboradora


Imágenes de "Las hermanas de la Magdalena" - Copyright © 2002 PFP Films y Temple Films. Distribuidora en España: Alta Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Las hermanas de la Magdalena"
Añade "Las hermanas de la Magdalena" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Top10
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos